Viernes, 22 de marzo de 2019

Religión en Libertad

Blog

Tu matrimonio como Dios lo pensó.

Ante la tentación… Comentario para Matrimonios.

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

Tiene que ser elevado el Hijo del hombre
Lectura del santo Evangelio según san Juan 3, 13-17

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:
«Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre.
Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna.
Porque tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna.
Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.
El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Unigénito de Dios».

Palabra del Señor.

Notas: Próximas misiones.

  • Retiro en Madrid: 14, 15 y 16 de septiembre (Casa de Cristo Rey) Completo.
  • Retiro Málaga y Mallorca en Málaga y campamento para los niños: 05, 06 y 07 de octubre. Casa Diocesana. Infórmate aquí: http://proyectoamorconyugal.es/?p=4926
  • Retiro en Barcelona: 26, 27 y 28 de octubre (Casa de Espiritualidad María Inmaculada. Tiana).
  • Retiro en Valladolid: 23, 24 y 25 de noviembre (Casa de Espiritualidad Sagrado Corazón)
  • Retiro en Pamplona: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier)

Ante la tentación…

Ante la tentación, miro a la Cruz, y las serpientes no me matan. Esto ¡Es real!

Aterrizado a la vida matrimonial:

Testimonio de Álvaro:
Mirar a Cristo en la Cruz me salva, cada vez.
- Le miro cuando me siento abandonado y no me siento querido, y me salva, porque ahí le veo amándome como nadie jamás me ha amado ni me amará. Y mi corazón vuelve a llenarse.
- Le miro cuando sufro, y me salva, porque veo cómo Él se une a mí en el sufrimiento, y me siento unido a Él en Su maravillosa obra redentora.
- Le miro cuando soy despreciado, y me salva, porque Él convirtió el camino de la humillación en camino fecundo, de amor y de salvación.
- Le miro cuando estoy triste, y me salva, porque descubro que no tengo derecho a estarlo. Entonces me lleno de alegría.
- Le miro cuando siento desesperanza, y me salva, porque me deja tan claro que no me va a abandonar nunca, pase lo que pase…
- Le miro como esposo, y me salva, porque me enseña el camino del amor, el del verdadero Esposo.
- Le miro cuando me atrae algo que no debería, y me salva, porque en Sus llagas descubro la belleza mayor del Amor con mayúsculas, que me atrae más.
- Le miro cuando me cuesta perdonar, y me salva, porque descubro lo que entregó Él para instituir el perdón. ¿Cómo voy a rechazarlo?
- Y así… me salva. Siempre me salva.

Madre,

Qué fuerza tan grande tiene la entrega del Unigénito de Dios, que lo puede todo. Qué poco reconocemos el valor del don de la Cruz. Muéstranos Tú la grandeza de este inmenso don de Dios. Alabado sea por siempre. Amén.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA