Miércoles, 29 de septiembre de 2021

Religión en Libertad

Blog

Sto. Domingo de Guzmán. Tres recordatorios

Sto. Domingo de Guzmán. Tres recordatorios

por Duc in altum!

El pasado 6 de enero, comenzó el Jubileo por los 800 años de la muerte de Santo Domingo de Guzmán; mismo que se prolongará hasta el 6 de enero de 2022. Sin duda, una muy buena iniciativa que nos viene como “anillo al dedo” para responder mejor a los nuevos retos. La razón por la que hacemos memoria de figuras como la de Domingo es porque son vidas que inspiran y ponen sobre la mesa una serie de claves o recordatorios sobre aspectos de la realidad de la Iglesia en el mundo que quizá no hemos entendido bien o simplemente han sido olvidados cuando, en realidad, son totalmente necesarios.     

Santo Domingo de Guzmán vivió un contexto que guarda algunas similitudes con nuestro tiempo. Por ejemplo, el alto índice de personas confundidas sobre la fe o la falta de homilías profundas y, al mismo tiempo, aterrizadas; es decir, propias de una espiritualidad encarnada en la realidad de cada día, lo que lo llevó a responder bajo tres claves o principios que hoy constituyen una serie de recordatorios para todos y cada uno de nosotros. ¿Cuál fue el plan que llevó a cabo Domingo? 0, mejor dicho, ¿qué puntos prácticos incluía? Los exponemos a continuación:

1. Formarse para predicar y que la predicación fuera tarea de todos:

Antes de Domingo, solamente podían predicar los obispos y algunos sacerdotes que contaran con una licencia. Quizá la razón de todo esto era la escasa formación y el temor de que estando así las cosas pudieran decirse cosas fuera de lugar o derivadas de la ignorancia; sin embargo, Domingo tuvo claro que, si se mejoraba la vida espiritual y el estudio, era posible que se abriera la predicación a todos los que se sintieran identificados con esta tarea. No en las homilías, porque eso es exclusivo de aquellos que han recibido el orden sacerdotal, pero si en otros espacios como sucede hoy. Actualmente, muchos se alejan de la Iglesia porque no encuentran homilías concisas o talleres de religión que realmente respondan sus dudas y/o expectativas. Algunos catequistas, incluso, confunden o terminan por hacer comentarios al aire que, al no tener fundamentos, resultan contraproducentes. Ante esto, Domingo, trae la clave. Para poder mejorar la pastoral hay que crecer en la relación con Dios, pero también estudiar, valorando el aporte de la ciencia y, por supuesto, comprendiendo la realidad social porque no se puede dar a conocer a Jesús si antes no nos detenemos a reflexionar sobre el perfil de aquellos que recibirán la propuesta. Por eso, Juan XXIII, con el Concilio Vaticano II, quiso preguntarse ¿quién es el ser humano?

2. Ir a las universidades:

Sabemos que Domingo mandó a los frailes a las mejores universidades de Europa quienes, posteriormente, como el genial Sto. Tomás de Aquino, se volvieron catedráticos destacados. Hoy, además de acudir a estudiar a la universidad, toca relanzar la pastoral universitaria. La Iglesia cuenta con un número importante de instituciones de educación superior en el mundo que deben ser, en cierta manera, retomadas y lanzadas en la línea de la nueva evangelización. No se trata de que dejen de enseñar las materias seculares o que solamente entren alumnos católicos, sino que, además del alto nivel académico y de la acogida a los que piensan diferente, propongan, como lo hizo Domingo, con un mensaje sólido, marcado por el trinomio fe, ciencia y justicia social, el planteamiento del Evangelio sin complejos y con un alto grado de espiritualidad y cultura. Esto de ninguna manera significa olvidarse de los vulnerables. Al contrario, estando en los centros de formación de líderes empresariales es posible sensibilizarlos al punto de que ejerzan una visión profesional que retome a los que han sido descartados por un sistema injusto.

3. Buscar la verdad y explicarla correctamente:

La verdad no es algo, sino alguien: Cristo. Desde ella, podemos encontrarle sentido a la vida, a la ciencia, a la tecnología, a lo que somos y queremos ser, pues la capacidad de soñar o crear son un vivo reflejo de Dios en nosotros. Actualmente, la verdad incómoda, molesta, pero es ahí que nos toca impulsarla; es decir, explicarla correctamente a través de los espacios de predicación. Hay que retomar el papel de la apologética, pero no para estar peleándonos o lanzando miradas de condena como si nosotros, por el solo hecho de ser católicos, fuéramos mejores, sino para hablar con argumentos; mismos que nacen de la propia experiencia de fe y, por supuesto, de la historia y un número importante de estudios debidamente articulados.

Conclusión:

Con que cuidemos los tres puntos anteriores, veremos un despertar de la fe; especialmente, en las nuevas generaciones. Son los tres recordatorios que nos dejó Santo Domingo de Guzmán y que resultan actuales frente al mundo secularizado. Respondamos, como él, de forma realista. Toca predicar, fortalecer el vínculo con las universidades y construir proyectos con fe y visión de futuro.

----------------------------------------------------

Les propongo dos libros electrónicos que he escrito y que pueden ser de su interés. 

Proceso de Dios.: Puntos prácticos. de [CARLOS JOSÉ DÍAZ RODRÍGUEZ]

"El proceso de Dios", es un pequeño libro que reflexiona sobre puntos importantes de la fe desde una perspectiva teológica y filosófica. Es concreto y, al mismo tiempo, profundo, capaz de responder las preguntas propias de aquellos que se cuestionan en su relación con Dios.

Clic aquí para comprarlo. 

Líneas escolares. : Comentarios de un maestro en activo. de [CARLOS JOSÉ DÍAZ RODRÍGUEZ]

¿Cómo abordar la emergencia educativa? ¿Cuál es el futuro de los colegios católicos? ¿Qué cambios tienen que darse? Éstas y otras preguntas son las que se abordan en el libro. Lo interesante es que el autor trabaja como maestro y, por lo tanto, los puntos que ha escrito parten de su experiencia en la realidad, en la "cancha de juego". Una interesante reflexión de todos los que de una u otra manera saben lo complejo que es educar en pleno siglo XXI y, al mismo tiempo, lo necesario que resulta seguirlo haciendo.

Clic aquí para comprarlo. 

Nota:

Al comprar alguno de los dos libros contribuyes al apostolado que llevo a cabo en favor de la fe y la cultura. ¡Gracias! 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda