Sábado, 24 de febrero de 2024

Religión en Libertad

Blog

De una Virgen de Luján capaz de congregar a millón y medio de jóvenes

por Luis Antequera

 
            Ni siquiera en la propia Argentina donde ocurrió y donde apenas ocupa la página 11 del importante diario La Nación, -el otro gran diario del país, Clarín, probablemente ni siquiera se haya hecho eco-, se ha dado el alcance mediático que tiene, a la concentración ocurrida el pasado domingo 3 de octubre en el Santuario de la Virgen de Luján, patrona de la Argentina. Una peregrinación que sirvió para que se concentraran en torno a él hasta un millón y medio de jóvenes al decir de las autoridades, llegados de todas partes del país, la mayoría de los cuales, por otro lado, lo hacían después de una larga peregrinación de más de sesenta kilómetros, los que separan el santuario de San Cayetano en Liniers (Buenos Aires) y el de la Virgen patrona de la Argentina, en una tradición que se remonta a 1975 y que cumplía, pues, este año su 36 edición.

 
 
            Así decía con toda satisfacción -y no le faltaban buenas razones para ello- el padre José María Di Paola, vicario para las villas de emergencia de la archidiócesis de Buenos Aires, participante en la romería, que “esto no tiene parangón con ningún otro encuentro; nadie puede reunir en la Argentina (yo añadiría, “y en muy pocos lugares del mundo”) una multitud como ésta, que va en forma totalmente espontánea a reunirse con la Virgen”.
 
            Más allá de la crisis de valores que atenaza también a la Argentina como a la práctica totalidad de los países que conforman la cristiandad, se demuestra que la llama sigue viva, y que la Iglesia Católica mantiene íntegra la capacidad de congregar en torno a sí al pueblo argentino en pos de un gran proyecto común de principios y valores compartidos.
 
            La advocación lujanense de la Virgen es una de las más antiguas de Hispanoamérica. Se cuenta en 1630 que un hacendado local, Antonio Farías Saa, quería colocar en su hacienda de Santiago del Estero una capilla dedicada a la Virgen, para lo cual mandó hacer y traer de Brasil dos imágenes de la misma. En el viaje hacia su lugar de destino, hizo la caravana escala cerca del río Luján, y cuando tocó reanudar la marcha, y aún a pesar de que se añadieran más bueyes a la carroza para ayudar a los originales, todos juntos eran incapaces de mover la carreta, cosa que sólo se consiguió cuando se hizo descender una de las dos imágenes, hecha de terracota y con la formidable estatura de... ¡¡¡38 cms.!!!, la cual quedó para siempre en el lugar, en torno al cual creció toda una villa, corriendo la noticia como la pólvora y alcanzando su culto proporciones inusitadas.
 
            En 1887 y previa autorización del Papa León XIII, la Virgen es coronada. En 1910 se termina la construcción de la bella basílica que hoy conocemos, de estilo neogótico, y en 1975 tiene lugar la primera edición de la peregrinación celebrada este año como desde hace treinta y seis cada primer sábado del mes de octubre. La Virgen de Luján es la patrona de Argentina desde el año 1762.
 
Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda