Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Martes, 27 de junio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / España
Tras 16 años entre rejas

La cómplice del asesino en serie belga Marc Dutroux, de la cárcel al convento

La cómplice del asesino en serie belga Marc Dutroux, de la cárcel al convento
Michelle Martin.

Las religiosas clarisas que la acogerán han puesto dos condiciones: que se respete la justicia y que no haya riesgo de reincidencia.

ReL

31 julio 2012

Michelle Martin fue detenida en 1996 y condenada en 2004 a treinta años de cárcel por complicidad en las muertes, secuestros, torturas y abusos sexuales a seis adolescentes cometidos por su compañero, Marc Dutroux, en un caso que se hizo célebre en todo el mundo por distintos errores en la investigación y durante la celebración del juicio. La sentencia contra el asesino y pederasta fue de cadena perpetua.

Michelle ha cumplido pues más de la mitad de la condena, y las autoridades judiciales belgas han decidido ponerla en libertad. "Mi cliente no es la mujer que entró en prisión en 1996", alegó su abogada, Thierry Moreau: "Ha cambiado, está avergonzada y bajo ningún concepto quiere provocar. Quiere rescatarse a sí misma".

En cuanto a las posibilidades de que vuelva a reincidir en sus delitos, "los expertos son unánimes", alegó la letrada: "El azar le permitió encontrar en prisión personas que le han permitido evolucionar positivamente". Desde hace tiempo se sabe que se ha hecho muy religiosa y según su defensora legal, el dinero que gana en la cárcel por remuneración de su trabajo lo reserva para indemnizar a las víctimas.

Las familias de las víctimas, sin embargo, ya han mostrado su indignación por esta medida, que reverdece en Bélgica una causa que provocó grandes debates y puso en entredicho el sistema judicial del país durante meses.

Lo llamativo del caso es que Michelle Martin pasará su libertad provisional en el convento de las clarisas de Malonne, al sur de Bruselas. Estará allí acogida, "ayudando a la comunidad pero sin formar parte de ella", aclaró Moreau.

Para las religiosas fue una decisión muy difícil, y han puesto sus condiciones. "Es un desafío para nosotras, que estamos angustiadas por el horrible sufrimiento de las víctimas y de sus familias", afirman en un comunicado. Esperaban que las autoridades encontrasen para ella un lugar adecuado al cumplirse el plazo para la libertad condicional: "Pero no ha sido posible encontrar ese lugar. La señora Martin no tiene familiia y no ha encontrado en Bélgica un lugar de reinserción para mujeres. El curso de los acontecimientos nos ha mostrado que no había posibilidad de acogida para ella en países vecinos".

La decisión de acogerla en el convento fue debatida en el seno de la comunidad: "No fue sencillo. Hemos madurado nuestra decisión largo tiempo. Al final hemos llegado a la convicción de que había que decir que sí a la petición que nos hacían, pero con dos condiciones".

La primera, "que se respete íntegramente la justicia". La segunda, que el examen de Michelle en prisión revele que ha evolucionado y que es posible afrontar una reinserción sin riesgo de reincidencia: "A este respecto, confiamos en la investigación judicial, llevada a cabo por profesionales que hacen su trabajo con la competencia y distancia emocional necesarias".

 

ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
2 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

NO ME LO CREO
01/08/2012
NO ME LO CREO.
No me creo que en toda Bélgica no haya una casa de acogida y/o reinserción donde pueda ingresar esa mujer y que hayan tenido que recurrir a las clarisas. Ademas, existen otras órdenes que se dedican a la ayuda al as mujeres con problemas y el carisma de las clarisas no es ése, sino la vida contemplativa.
Vale
31/07/2012
¡Qué papeleta!.
Pobres monjas... por muy reinsertada o conversa o lo que se quiera: ¡Pobres monjas!

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS