Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Martes, 22 de agosto de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Cultura
José María Zavala, autor de «Isabel íntima»

«Juan Pablo II estuvo a punto de beatificar a Isabel, pero Lustiger se opuso decisivamente»

«Juan Pablo II estuvo a punto de beatificar a Isabel, pero Lustiger se opuso decisivamente»
Isabel y Fernando hicieron realidad el ideal de siete siglos de Reconquista.

ReL

14 marzo 2014

Ya está en la calle Isabel íntima (Planeta), el nuevo libro de José María Zavala, centrado esta vez en un personaje clave de la Historia universal, como es Isabel la Católica. Su popularidad reciente, a raíz del éxito de la serie de televisión de RTVE, va pareja con la persistencia de la vieja leyenda negra contra ella, tejida de falsedades y desenfoques a los que el autor no rehúye enfrentarse.

Cuenta para ello, como explica a ReL, con un documento de excepcional importancia que esperaba en los archivos vaticanos el examen de su mirada escrutadora: la Positio o documento de beatificación de la Reina Católica.



-¿Está usted preparado para la polémica?

-Si por polémica se entiende desmontar la falsa “leyenda negra” contra la mujer y reina más célebre de la Historia de España, ya lo creo que estoy preparado. Aunque en el fondo no debiera haberla para quien examine, sin prejuicios, el proceso de beatificación de Isabel la Católica. Puedo asegurar que el arsenal de documentos que respalda las principales decisiones de su reinado es abrumador.

-No sólo la defiende la "leyenda negra", usted es partidario de que la Iglesia reconozca sus virtudes...

-Ojalá que este libro se convierta en un eficaz instrumento para reabrir el proceso de beatificación de Isabel. Recordemos que el cardenal Rouco Varela impulsó ya dicho proceso en diciembre de 2002, durante una conferencia en la Embajada española ante la Santa Sede en la que calificó a la reina de “gran cristiana” y de precursora de la defensa de los derechos humanos.

-¿Ha habido posibilidades reales de esa beatificación?
-Juan Pablo II estuvo a punto de beatificar a Isabel. Creía en la vida de santidad de esta mujer y reina que vivió en grado heroico todas las virtudes, según se desprende de los más de 100.000 documentos examinados, de los que finalmente se escogieron 3.160 documentos repartidos en 27 tomos (el primero de ellos con dos volúmenes) que conforman la Positio a la que he tenido acceso.

-¿Por qué se le dio carpetazo entonces?
-Cuando la beatificación estaba a punto de salir adelante, el cardenal francés Jean Marie Lustiger, amigo del Papa Wojtyla y defensor del diálogo hebreo-católico como judío converso que era, se opuso de forma decisiva.



-¿Quién fue en realidad Isabel la Católica?

-Antes que nada, fue una mujer ejemplar como hija, esposa y madre. Una mujer y reina con un sentido trascendente de la vida. Católica no de boquilla, como tantos otros de hoy, sino convencida de que Dios ocupa siempre el primer lugar en la vida y de que todo lo demás debe subordinarse a la Suprema Voluntad.

-¿Incluso la expulsión de los judíos?
-Una reina católica como ella, en el siglo XV, creía a pies juntillas que la religión cristiana era una verdad absoluta que debía protegerse a toda costa. Incluso, en efecto, prescindiendo de los falsos judíos conversos que ejercían un pernicioso proselitismo para la fe cristiana. ¡Y ojo, porque la Iglesia pensaba como ella! Juzgar por eso la expulsión de los judíos con criterios actuales constituye un craso error.

-¿Qué quiere decir exactamente?
-Pues que en la expulsión, a diferencia de lo que sostienen algunos, no existió motivo alguno racista o antisemita; sencillamente, porque el racismo como tal no existía entonces sino que es un fenómeno actual. Tampoco hubo codicia alguna de riqueza, puesto que para la corona la medida supuso la pérdida de ingresos para sus arcas. Además, la situación legal de los judíos de Castilla era la de “extranjeros tolerados”, de modo que no fue propiamente una expulsión.

-Si no fue una expulsión, ¿qué fue entonces?
-Estrictamente, una suspensión del permiso de permanencia en España, a modo de pasaporte actual, sin que ello representase injuria alguna, tal y como sostiene el postulador de la causa de beatificación, Anastasio Gutiérrez. En el mismo decreto de los reyes se apelaba exclusivamente al “gran daño, detrimento y oprobio de nuestra santa fe católica”. Recordemos que a Isabel, en el momento de su proclamación, se le tomó juramento en presencia del nuncio apostólico para mantener a sus súbditos “como Dios mejor le diese a entender”. Poco después, ella consagró su reino a Dios en la iglesia de San Miguel de Segovia, de modo que con el decreto de expulsión no hizo sino obedecer un deber de Estado y cumplir un juramento. Podríamos estar hablando largo y tendido sobre este controvertido asunto, pero invito al lector a despejar sus incertidumbres en mi libro.

-¿Y qué les puede decir a quienes condenan la Inquisición por considerarla un instrumento represor y cruel para los no cristianos?
-Los historiadores han centrado su atención en los aspectos secundarios e intrascendentes, pasando por alto la verdadera razón que puso en marcha todo el aparato inquisitorial del reino de Castilla: el fenómeno religioso de los “conversos”. Me refiero a los judíos que abandonaban externamente su religión mosaica y recibían incluso el bautismo cristiano, pero seguían siendo en secreto tan judíos como antes, tratando incluso de arrastrar a los demás a sus ritos mosaicos. Por otra parte, el nacimiento del Santo Oficio en Castilla no fue un invento de los Reyes Católicos. El antecedente más importante se remonta a la delegación del Papa Nicolás V al rey Juan II de Castilla, en 1451. Remito al lector de nuevo a mi libro, porque es imposible ventilar este asunto con tanta premura.

-Ahora que algunos pretenden expropiar a la Iglesia nada menos que la catedral de Córdoba, ¿qué puede objetar sobre la tan vituperada reconquista del reino de Granada?

-La reconquista de Granada fue, antes que nada, la culminación de un largo proceso de recuperación del suelo patrio, basada en el ideal renacentista de la unidad nacional bajo un Estado de corte moderno. Con la recuperación de Granada, Isabel y Fernando no hicieron sino coronar una empresa comenzada en el año 718 en Covadonga y continuada durante casi ocho siglos. La Reconquista fue acordada por iniciativa de Isabel ya en las capitulaciones matrimoniales y decretada en las Cortes de Toledo de 1480.

-Y como colofón a la “leyenda negra” contra Isabel no podía faltar el Descubrimiento y evangelización de América. ¿Qué puede alegar ante quienes aseguran que el principal móvil de la expedición de Colón fue la consecución de riquezas para la corona?

-Del arsenal documental de la Positio emerge la principal razón del Descubrimiento: la expansión de la fe de Cristo. Nada, por tanto, de cálculos crematísticos futuros en esta empresa. Es más: la reina llegó a ofrecer sus propias joyas como garantía de un préstamo para financiar la expedición. Podemos afirmar así con el postulador de la causa de beatificación, que a Isabel se debe la incorporación de América a la civilización occidental y la impronta de la cristianización del Nuevo Mundo, sólo comparable a los otros dos hechos misioneros trascendentales: la evangelización de los pueblos del Mediterráneo y la de los pueblos bárbaros de Europa. Casi nada.

 FICHA TÉCNICA  COMPRA ONLINE
Título: Isabel íntima Ocio Hispano
Autor: José María Zavala  
Editorial: Planeta  
Páginas: 352 páginas  
Precio 19,90 €  


Religión en Libertad necesita de tu ayuda para seguir transmitiendo la ternura de Dios
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
12 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Duometri
17/03/2014
¿Las joyas de la reina?.
No discuto las cualidades de la reina. Sólo me hace dudar del rigor el libro el hecho de que el autor cite la leyenda sobre las joyas de la reina y el descubrimiento de América. La reina no pudo vender sus joyas con ese fin, ya que las había empeñado para financiar la conquista de Baza y aún no las había recuperado. El primer viaje de Colón lo financió fundamentalmente, aunque no en exclusiva, Luis de Santángel, a quien Colón destinó el primer mensaje que envió al volver del descubrimiento.
marcos perez
17/03/2014
Santa Isabel la Catolica.
Me gustaria poder llegar a conseguir este libro alguna vez en Argentina ,donde esta prohibida la importacion de libros.
De todos modos ,los Hispano -catolicos ,sabemos que nuestra Reina Isabel ES SANTA . En estos momentos de confusion absoluta ,y donde la nave va sin rumbo ,poco importa la burocracia Vaticana .
ELLA esta en los cielos y su vida y obra fueron colosales para la causa de la ESPAÑA ETERNA, de la que los Argentinos somos hijos,aunque no siempre bien agradecidos.

criollo y andaluz
Lucho
16/03/2014
Sobre el artículo.
Sinceramente, creo que la santidad es algo que merece más respeto, sobre todo en una época donde los creyentes aspiramos a que las personas honestas vean en el catolicismo algo que tengan que respetar. Si van a llamar santas a personas que han actuado inescrupulosamente en política, negocios, religión, o inclusive en las tres cosas juntas (ha habido energúmenos así, por desgracia...), ¿Cuándo empezará a ser nuestra iglesia algo serio?
Lucho
16/03/2014
Sobre el artículo.
¡¡¡ Dios mío !!! si solo fuera por lo que hizo con los judíos, no digo ya entrar al cielo, sino que hasta difícil se le pondría el purgatorio a la reina. Con frecuencia se habla a veces en estas páginas de ReL de autenticidad, de valores, de principios, de coherencia, para luego salir con esto, es terrible, un pésimo ejemplo de despropósito, de contradicción, por no decir algo peor, intentando justificar la conducta fementida basándose en conveniencias políticas y astucias maquiavélicas, ¡¡¡ Por favor !!! un monarca debe tener una moral que pueda ser defendida como por al menos por encima de la de un simple ciudadano mediocre. Eso, o ¿A qué se está jugando con reglas muy tramposas aquí? ¿O sea que los santos pueden traicionar la fe de la amistad? ¿promesas, pactos, votos y juramentos? ¿Sin necesidad y sin parar mientes a toda la desgracia y dolor que causan? Es de avergonzarse de esa perfidia ya. Gran reina sería, como Federico el Grande o Julio César, pero ¿¿¿Santa??? Por favor, no s
JUAN FRANCISCO
15/03/2014
MESOAMERICA.
Ceheginera va a tener que tomar un curso de historia de américa. Primeramente los indígenas mesomamericanos que no son inditos no tuvieron iguales características culturales. Los Aztecas eran una civilización que practicaban los sacrificios humanos más no así los mayas que dieron al mundo - incluyendo españa- aporte científico. En segundo lugar. Hablar que ´´el cristianismo cultivo y mejoro...´´ es hablar como que el catolicismo fuera un producto de salón de belleza o unas vitaminas a vender. Es DIOS Nuestro SEÑOR quien se ha servido de líderes como Isabel para esparcir su gracia santificante. y tercero no se puede negar que de los conquistadores españoles laicos esos ni por asomo eran Santos, muchos de ellos fueron una gran lacra como lo fue Pedro de Alvarado.
Charo
15/03/2014
No tan santa.
Sigo pensando que fué una gran reina, pero como persona dejó bastante que desear. Arrebató el trono por las bravas a su sobrina, legítima heredera por ser hija del rey Enrique IV. Y me contestaban desde éstas páginas que no podía juzgar algo que pasó entonces con la mentalidad de ahora... creo que quitar el trono a alguien es una mala faena, tanto ahora como entonces.
Se casó con su primo sin pedir permiso al Papa, lo que entonces suponía ser un mtrimonio ilegítimo. Y casó a todos sus hijos atendiendo únicamente a lo que convenía a Castilla, haciendo de todos ellos unos desgraciados...
LuisPucela
14/03/2014
Nada nuevo, bajo el sol.
El Sr. Zavala (con ´´v´´, perdón por el error) no dice nada nuevo con su declaración en el titular, ya el periódico el Mundo en el año 2004 dio la noticia, http://www.elmundo.es/cronica/2004/459/1091455989.html

¿su biografía será periodística, más marujeo desfasado e inventado? Quién compre sus libros lo averiguará.
paloma
14/03/2014
ISABEL LA CATÓLICA.
Estamos hablando del libro ´´Isabel íntima´´, del periodista José María Zavala, con ´´V´´, cuya protagonista es una mujer santa que merece subir a los altares.
Para el resto de su obra, que no viene ahora a cuento, remito a las opiniones autorizadas de Stanley G. Payne, Hugh Thomas, José Antonio Primo de Rivera (sobrino nieto de José Antonio), José María Velo de Antelo (embajador de España), Eduardo García Serrano, Luis María Anson, Julia Navarro o Javier Paredes, catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Alcalá de Henares.


LuisPucela
14/03/2014
¿Inventada o real?.
Vaya otra biografía, ¿inventada o real? por Zabala (supuestamente periodista), como sean los mismos datos inventados por el autor, sobre el testículo del Generalísimo Francisco Franco (los cuales debió de mirar), su vida sexual, su hija adoptada (biografía de su hermano Ramón) o la biografía de José Antonio, dónde toma el testimonio de J. Martínez Arboleya (Uruguayo) que se inventó la ejecución de José Antonio, tiros a las rodillas ... nada que ver con las anotaciones del Fiscal de la Causa General y testigos presenciales (documentos de la Causa General) ...
Ceheginera
14/03/2014
El cristianismo cultivó y mejoró a los indios americanos, nuestros hermanos.
Parece que fue la Reina la primera que acogió a los inditos, proclamando que ellos - naturalmente - también tenían alma y era hijos de Dios como los españoles... no veo por ningún lado la base para llamarla racista.

Recordemos que los indios primitivos no eran tan ´´santos´´ como se piensan algunos y sus prácticas feroces hicieron decaer su raza, tanto en número como en salud (incestos, sacrificios humanos, antropofagia, etc.)
Lo digo porque algunos achacan a los españoles la ´´decadencia´´ india, como si los mismos indios no fueran responsables de su historia...
Javier
14/03/2014
La esperan en América... ¿Y AQUÍ?.
Decenas de miles de ´´hijas de Isabel´´ la esperan en Canadá. En los Estados Unidos decenas de estados celebran con fiesta grande estatal el día de su nacimiento. En hispanoamérica se cuentan por miles las iglesias dedicas a la venerable Isabel la Católica. Todos deseando verla ya no beatificada, sino canonizada, reconociendo toda la herencia católica gracias a tan santa reina. En España ¿nos acordamos de ella? ¿alguien se acuerda de ella?. Pues más nos valdría. En los tiempos que se avecinan nos acordaremos y mucho; como cuando uno se acuerda de Sta. Barbara cuando truena... al tiempo.
Alexis
14/03/2014
alexis.
Me alegro de este libro, Es un buen autor cuando no se entretiene en dar vueltas a bulos y cotilleos que crean dudas sobre personajes históricos que han cuidado su intimidad

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS