Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Farmacología del caldo de pies de ternera- Santa Hildegarda de Bingen

Casa Santa Hildegarda

18 julio 2014

 Farmacología de la sopa de pie de ternera.

 

Hoy vamos a hablar de uno de esos remedios caseros  de los que santa Hildegarda explica sus propiedades y de los que solo dice cosas positivas.  Como muchas personas de mi generación (estoy en la sesentena) he tenido un largo periplo vital también en lo culinario. En la infancia fui  alimentado según la tradición  culinaria del Mediterráneo y en la adolescencia empezamos a tener influencias de la cocina aragonesa por mor de un cambio de residencia que nos llevó a las orillas del Ebro cerca de la Virgen del Pilar a toda la familia nuclear de entonces. Así que el cordero entró en la dieta en proporción mucho mayor que cuando vivíamos  al sur de Valencia y las verduras perdieron peso relativo. Más tarde, por motivos de salud, ya en mi nueva familia con mi  esposa y mis hijos fuimos durante 8 años vegetarianos y la carne y los guisos con elementos procedentes de los animales desaparecieron de nuestra dieta.  Ocho años después, cuando los niños ya iban al colegio y tenían que quedarse alguna vez al comedor,  ante la picaresca de que cuando había  jamón  u otras cosas que les gustaban se las comían sin rechistar y, si no era de su agrado el menú, usaban la coletilla: “es que  soy vegetariano”. Cambiamos de alimentación otra vez y decidimos comer “normal”. Ya estaba , resuelto el problema de salud que nos llevó a no comer carne ni pescado una temporada, y  al enterarnos, por el personal del colegio, de lo que hacían los niños en el comedor, por motivos educativos y sociales les dejamos bien claro  a todos que ya no éramos vegetarianos. Traigo esto a colación, que podrá parecer sin interés general, porque creo que  mucha gente de  esta generación puede haber recorrido un itinerario parecido y se puede sentir algo identificado. La cocina y el régimen alimenticio nunca ha sido para nosotros una religión pero en determinados ambientes podría  parecerlo que lo es . Por eso considero tan importante el punto de vista de Santa Hildegarda que siempre pone las cosas en su sitio. El Creador ha puesto toda la creación al servicio de hombre y lo que contamina realmente  al hombre no es lo que entra de  fuera que al final se va a la letrinas como dice la Escritura sino las cosas malas  que salen del corazón.

Con Santa Hildegarda de Bingen se come de casi todo (mucha espelta de maneras diferentes, frutas verduras y también carnes y pescados con una rica panoplia de hierbas y especias). A esto, y es fundamental,  ella da la explicación de las cualidades sutiles de cada alimento sin que esté reñida   una buena presentación de los platos con su  concreto valor nutritivo e incluso curativo.  A veces tenemos  corrientes culinarias modernas muy  asépticas influidas por un cierto esteticismo en el comer  pero que dejan de lado las propiedades sutiles de los alimentos y sus diferentes modos de preparación que no son algo baladí  como muy bien nos explica santa Hildegarda.

Hoy quiero dar a conocer una receta de un coste ínfimo pero de una eficacia enorme para resolver muchísimas situaciones complicadas o evitar que se produzcan. Sus ingredientes pueden chocar la mentalidad “estética” de algunos imbuidos de corrientes culinarias modernas pero su eficacia no necesita ser demostrada.

Dice  Santa Hildegarda  en su libro  Physica (PL 1323 B):

“El que tiene en sus articulaciones y miembros  dolores punzantes  y también dolores intestinales y en el estómago,  que coma a menudo, y en abundancia, pies cocidos de ternera y esto eliminara los pinchazos y los dolores.”

El caldo de huesos, como se ha hecho siempre, de pies de ternera es un gran alimento para  sanos y enfermos. Este caldo es un clásico para las gripes y los enfriamientos por eso (en Alemania N.d.t.) se le conoce también con el nombre de “penicilina judía”.

El caldo de pie de ternera contiene todo  lo que el ser humano necesita para el desarrollo y construcción del tejido conjuntivo, los huesos, los cartílagos y las articulaciones, repara el estómago y el tracto intestinal  que estaban inflamados y doloridos y ,  de acuerdo con el texto de santa Hildegarda,  contiene valiosos elementos que actúan como medicamentos que conservan la salud y protegen de la enfermedad. Con justicia  se puede llamar al caldo de huesos de ternera, remedio universal, del mismo modo que la santa se refiere a la espelta.

El caldo de huesos de ternera es muy fácil de preparar y es muy barato. Se puede usar para la preparación de caldos, sopas u  otros platos y   para cocer espelta o verduras. 

Muchas abuelas han dado  a sus nietos caldo de pies de ternera,  gracias a lo cual los  niños  han crecido  radiantes con huesos robustos.

Está especialmente indicado durante el periodo del  embarazo, para  los lactantes que no soportan la leche  y, después del destete, para la preparación de comidas en la niñez y en la juventud. Contribuye al  fortalecimiento de los huesos y articulaciones en estas épocas tempranas del desarrollo pero también  está indicado  a lo largo de la vida como protección (prevención) contra las roturas de huesos y la osteoporosis  y las espaldas lisiadas, torcidas y dolorosas.

Análisis  de los componentes. El caldo de huesos de ternera contiene las sustancias siguientes con una eficacia comprobada:
1.             El conjunto de 12 minerales y elementos traza con una óptima biodisponibilidad es decir  capacidad de asimilación por el cuerpo: entre otros calcio, magnesio, sodio, potasio, azufre , sales de fosforo y otros materiales en una mezcla de colágeno. Los huesos están compuestos de minerales que, en ausencia de  suficiente colágeno   los hacen duros como piedras,    el aporte de  colágeno  los  flexibiliza y los hace más  capaces  de ser funcionales sin quebrarse. Sin un aporte suficiente de colágeno los huesos se endurecen y se rompen con más facilidad.
2.             El caldo que tiene la consistencia de una gelatina contiene colágeno con azucares con enlaces proteínicos(Glicosaminaglicano) sulfato de condroitina, ácido hialurico… con una óptima disponibilidad. En comparación con ella los complementos alimenticios se absorben muy poco, cuestan una fortuna y  son poco eficaces. 
3.             Además tiene un  alto contenido  de glicina,  el aminoácido mas sencillo. Gracias a la acción de  la glicina se desintoxica el cuerpo de todos los  productos de desecho del intercambio celular, haciéndolos solubles; con lo que se pueden eliminar por la piel a través del sudor, a través de la bilis  y a través de los riñones.

4.            
La gelatina que elaboramos  es como un apósito medicinal que se coloca sobre un estómago y un tracto digestivo  inflamados y que permite curar las inflamaciones de las mucosas.

 RECETA DE CALDO DE PIES DE TERNERA

Ingredientes:
1 ó 2 pies de ternera cortados a rodajas por el carnicero.

3 litros de agua

½ taza de vinagre de vino

2-3 zanahorias

¼  de bulbo (raíz)de apio

un poco de  perejil

1 bulbo de hinojo

3 dientes de ajo

1 cebolla gruesa mechada o aliñada con laurel y con clavo

1 cucharadita de sal, y una buena pizca de cada una de estas especias: pelitre, galanga, hisopo, nuez moscada, mezcla de polvos de fenogreco, levístico (levisticum officinale) y  ajete.

(Continuará) 


Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan Antonio Timor Pineda
Juan Antonio Timor Pineda. Maestro, Licenciado en Pedagogía y en Filología Hispánica y Maître èsLettresModernes. Con dilatada experiencia como maestro y como profesor de lengua española en España y 12 años en el extranjero, en Francia y Suiza. También con larga experiencia como terapeuta de la Pedagogía de la Escucha según el Dr. A. A. Tomatís.

Casado con Mª Pilar, tenemos tres hijos y dos nietos. Hace casi dos años de manera providencial, entró en nuestras vidas Santa Hildegarda de Bingen, Doctora de la Iglesia. Desde entonces las cosas han ido muy deprisa con muchos libros sobre ella y sobre su Arte de Curar. Sin saberlo hice caso de lo que el Dr. Wingard Strehlow dice : “ Las obras de medicina de Santa Hildegarda son, para el hombre moderno, la mejor puerta de entrada para conocer el maravilloso legado que, a través de ella, nos ha dejado la providencia”. He traducido el libro “Handbuch der Hildegard-Medizin” de los Dres. Hertzka y Strehlow que se publica en español con el título “Manual de medicina de santa Hildegarda” por la editorial Libros Libres.

Este Blog pretende ayudar a divulgar en lengua española la obra de Santa Hildegarda de Bingen comenzando por sus obras dedicadas a la salud del cuerpo y del alma y a la alimentación . Así pues, humildemente, con cierto temor y temblor, confiando en la Providencia y en la intercesión y ayuda de Santa Hildegarda de Bingen, iniciamos esta tarea.

Juan Antonio Timor Pineda, santahildegardadebingen@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Casa Santa Hildegarda , alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
JULIO 2017

Santa Hildegarda, consejos alimenticios (parte 4)

Santa Hildegarda, consejos alimenticios (parte 3)

Santa Hildegarda, consejos alimenticios (parte 2)

Ver posts de otros meses

JUNIO 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (2 artículos)

ENERO 2017 (3 artículos)

DICIEMBRE 2016 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (1 artículos)

OCTUBRE 2016 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (2 artículos)

FEBRERO 2016 (2 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2015 (1 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

FEBRERO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2014 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (1 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (3 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS