Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Viernes, 21 de julio de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Noticias
MARtÍNEZ CAMINO, SOBRE EL DERECHO A LA VIDA

«El Estado no puede imponer una moral a todos, ni aunque fuese la católica»

En la primera cita de los Desayunos Informativos del CEU, monseñor Martínez Camino ha abordado la cuestión del derecho a la vida recordando que «todos tenemos derecho» a ella, que no existe «conflicto» entre la de la madre y el hijo y que el Estado «debe proteger el más fundamental de los derechos» ya que «abortar no es curar, porque el embarazo no es una enfermedad».

Nicolás de Cárdenas/ReL

11 noviembre 2009

«El Estado no puede imponer una moral a todos, ni aunque fuese la católica»
Monseñor Martínez Camino
El secretario general de la Conferencia Episcopal Española y obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, ha inaugurado los Desayunos Informativos de CEU, centrando su información en el derecho a la vida, del que ha repetido hasta la saciedad que es «uno de los pocos principios éticos absolutos» por ser la vida «un bien público de primer orden» y que «el Estado no puede imponer una moral a todos, ni aunque fuese la católica».

La fundamentación de este deber de preservar la vida estriba, según ha explicado el prelado, en la «dignidad inviolable de todo ser». Dignidad que se sustenta en que «el ser humano es un fin en sí mismo» y nunca «un objeto o un medio», ya que «no está cerrado sobre sí y es querido por el absoluto». En concreto, desde la perspectiva cristiana, Martínez Camino ha recordado que el ser humano «participa de la naturaleza divina del Hijo de Dios».

Del mismo modo, el prelado ha destacado que no se pueden poner plazos para determinar la naturaleza humana del nuevo seer, puesto que «la concepción es el momento de aparición de un cuerpo humano distinto de los padres que se desarrolla, pero dentro de una continuidad fundamental», por lo que no cabe enunciar términos como «prehumano». Esta concepción, más allá de teorías filosóficas y teológicas, tiene su sustento legal, ha subrayado, en la propia Constitución Española y en los tribunales, que han reiterado la obligación del Estado de proteger la vida porque «es el más fundamental de los derechos fundamentales».

No hay conflicto entre la madre y el hijo
Monseñor Martínez Camino, también ha señalado con fuerza que «no se puede hablar de conflicto» entre el derecho de la madre y el hijo a la vida. Se puede hablar, eso sí, de situaciones de gran dificultad, como a menudo ocurre por presiones familiares, falta de recursos, pero, en todo caso, «debe protegerse mejor el derecho a la vida de los más débiles» porque «no es ético que el más fuerte haga prevalecer injustamente su vida sobre la del más débil», lo que llevaría a un «contrasentido ético» que está reflejado en la nueva ley sobre aborto que se tramita en el Parlamento español.

El prelado ha recordado que los antecedentes de derecho opsitivo que apoyan la matanza de seres humanos en el seno materno se remonta a una ley de 1920 promulghada en la rusia comunista dirigida por Lenin. También , desde 1933, en la Alemania nazional-socialista se apoyó el aborto para los no arios y fue castigado entre ellos. 

Una aclaración sobre la excomunión 
Monseñor Martínez Camino, aclaró, a preguntas de los presentes en el acto, que «los católicos no pueden aprobar ni dar su voto» a leyes que vayan contra el derecho a la vida y que, si lo hacen, «quedan objetivamente en posición de pecado público», lo que implica, sin enjuiciar su conciencia, que quedan separados de la comunión. Pero, apuntó el obispo, «¿están excomulgados? No. La excomunión se prevé en el Código de Derecho Canónico para los cooperadores directos y necesarios para el aborto realizado».

Del mismo modo, el prelado recordó taxativamente, que «desde el punto de vista de su ser católico -en referencia a los políticos- lo que diga el partido no cuenta».

Objeción de concicencia
El secretario general de la Conferencia Episcopla Española tuvo palabras de agradecimiento para los profesionales sanitarios que ejercen la objeción de conciencia «en un entorno cada vez más difícil» porque el aborto «es contrario a las obligaciones morales y deontológicas médicas» y recordó que «no es válido decir que no está experesamente regulada» en el ordenamiento jurídico, porque «la Constitución Española es directamente aplicable» en este campo.
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
11 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

José María Permuy Rey
18/11/2009
POR EL AMOR DE DIOS, MONSEÑOR, RECTIFIQUE SUS GRAVES ERRORES DOCTRINALES.
¡Tremenda contradicción! El derecho a la vida es un derecho absoluto pero el Estado no puede imponer a todos el precepto moral de respetar ese derecho.
Si el Estado no puede imponer a todos ninguna moral, necesariamente ha de ser relativista. Todo lo contrario de lo que predica constantemente el Santo Padre.
La doctrina católica tradicional e inmutable acerca de los deberes de las sociedades para con Cristo y Su Iglesia enseña que el Estado debe imponer la ley moral natural -de obligado cumplimiento para todas las personas humanas, cualquiera que sea su religión- y debe inspirarse en la moral católica cuando el pueblo profesa la religión católica.
Por otra parte, no es verdad que todos los seres humanos participan de la naturaleza divina. Precisamente los no nacidos no pueden participar de la naturaleza divina, puesto que la participación en la naturaleza divina la recibimos con el bautismo. Eso no quiere decir que esos niños (criaturas de Dios) no deban ser respetados, pero ello no justifica que Monseñor exponga un error doctrinal.
Alguno
18/11/2009
Una cosa más.
Sólo una aclaración extra: los católicos tenemos todo el derecho de impedir la ejecución de abortos, por la sencilla razón de que son un atentado contra la naturaleza humana, sean estos legales o no.
Alguno
18/11/2009
¿y cómo es eso?.
Una aclaración para Monseñor Camino: El Estado no sólo puede, sino que DEBE promover la enseñanza de la Verdad, porque de lo contrario está contra Dios. Lo políticamente correcto, lo que se puede aplaudir a los ojos de los hombre es decir lo contrario. Y le aseguro que es mejor el aplauso de Dios.
¡Cuántas ambigedades, Monseñor Camino!
participa de la naturaleza divina del Hijo de Dios.
¿Qué quiere decir eso, estimado Monseñor?´´el ser humano es un fin en sí mismo
Saludos, y hablemos claro, sin miedos, con valentía.
Benito
16/11/2009
Gracias.
Muchas gracias Monseñor Martínez Camino, los católicos necesitamos Buenos Pastores que con valentía, claridad y amor a la verdad nos confirman en la fe y van por delante. Ante tanto ataque que recibe, que recibimos (yo me siento oveja del redil de Jesucristo), rezo. Hoy día 16 fui a Misa a Jesuítas en A Coruña, y pedí especialmente por usted y le encomendé a los tres mártires jesuítas que se celebra en el día de hoy. Al enemigo hay que plantarle cara dice J.P.II en ¡Levantaos, vamos!.
Luis
13/11/2009
¿Excomulqué...?.
Nadie en su sano juicio puede estar a favor del aborto; lo que se pretende es que la mujer que decida abortar por razones que a los demás no nos incumben y que supondrán para ella no sólo un grave dilema ético sino una de las decisiones más duras que tendrá que llevar a cabo en su vida, pueda hacerlo sin ser quemada en ninguna hoguera, sea ésta eclesiástica o jurídica.

Dejemos para la iglesia las controversias sobre el sexo de los ángeles, la excomunión, las genuflexiones y otras cuestiones de tan marcada impronta intelectual y legislemos con la razón en favor del ser humano. Los que vengan detrás nos lo agradecerán y de paso tendrán menos motivos para llamarnos bárbaros.

Por último, y para aquellos que llaman chavalote a un feto de tres semanas, un consejo: pregunten a un médico o un biólogo (leer es pedir mucho, por eso no les voy a aconsejar aprender biología).
gurpi
12/11/2009
ratifico.
De verdad tienes razón ´´ Con pastores así, sobran los lobos´´
Con media docena de pastores de esta talla quedábamos todos en nuestro lugar adecuado. Los lobos en su espacio y los pastores haciendo uso de la prudencia y de la valentía que el presente exige.
museros
12/11/2009
Con pastores así, sobran los lobos..
Pues sí, tiene razón monseñor, y es una barbaridad que el estado imponga ninguna moral, así que se acabó el ´´no matarás´´, el ´´no robarás´´, y demás sandeces cristianofascistas. Que cada uno haga lo que le dé la gana y sálvese quien pueda.
MARIBE
12/11/2009
EL DON DE LA VIDA- SOLO CORRESPONDE A DIOS, DARLA Ó QUITARLA..
LA VERDAD, ES DURA, PERO NO TIENE VUELTA. LA VIDA , ES UN DON DE DIOS, Y EL ABORTO - UN ASESINATO- PECADO MORTAL.
DEBEMOS AYUDAR A LA IGNORANCIA RELIGIOSA, Y A VIVIR LA LEY DE DIOS, POR ENCIMA DE TODO.
CONFESAR LOS PECADOS, Y CAMBIAR DE VIDA- RECONOCER
LOS ERRORES Y PECADOS, PARA PODER IR AL CIELO.
Trinidad
12/11/2009
¿Y el libre arbitrio?.
El católico NO abortará, pero TAMPOCO lo impedirá legalmente, aún más: es obligación de todo cristiano FAVORECER un contexto sociocomunitario que permita a las personas el EJERCICIO DEL LIBRE ARBITRIO ESPIRITUAL; sin él no hay libertad de conciencia. Lamentablemente, Monseñor Martínez Camino está tratando de hacer prevalecer la potestad feudal que provocó los cismas protestantes.
españolsincomplejos
11/11/2009
HIPPOCRITA.
¿Y a los que están a favor de la actual ley del aborto, LA DE LOS 100.000 ABORTOS AL AÑO (ALGUNOS SUBVENCIONADOS COMO LOS DE LA COMUNIDAD DE MADRID -ESPERANZA AGUIRRE- O VALENCIA -CAMPS-), a esos no se les excomulga?.

¡¡hiPPócrita!!
Nemoroso
11/11/2009
Flaca memoria.
Lleva razón el moseñor en que el Estado no puede imponer ninguna moral a los ciudadanos. Y me alegro de que la Iglesia haya cambiado de parecer, porque no hace mucho le parecía normal que las leyes civiles estuvieran de acuerdo con la moral católica.
Nunca es tarde para mejorar..

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS