Lunes, 30 de noviembre de 2020

Religión en Libertad

Vídeos

Cruz para una ermita víctima del odio
Miércoles, 02 de septiembre de 2020

Cada año se producen en Francia mil actos anticristianos. La capilla de Saint-Pilon, situada en el macizo Sainte-Baume, al este de Marsella, ha sido uno de los últimos objetivos de los bárbaros. Allí destrozaron una imagen de Santa María Magdalena. Los Camisas Blancas se preguntaron: ¿qué podemos hacer? «O lamentarnos o arremangarnos», se dijeron. Y se pusieron manos a la obra para fabricar una cruz y llevarla hasta el lugar. La peregrinación tuvo lugar el 30 de agosto. Llevaron carteles denunciando el «silencio cómplice» de los medios sistémicos ante la destrucción del patrimonio católico francés y manifestando su voluntad de resistir y reconstruir. En la base de la cruz, una inscripción: «Santa María Magdalena, ruega por la Francia de ayer y de hoy».