Sábado, 10 de abril de 2021

Religión en Libertad

Vídeos

Se emociona y llora en misa con el salmo 21
Sábado, 03 de abril de 2021

Domingo de Ramos de 2020 en una misa en Brasil de la comunidad católica carismática Cançao Nova. La salmista sale a salmodiar el salmo 21: «Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado». Al avanzar el tema, triste y meditativo, se va emocionando, hasta el punto de que ya no puede cantar. Salmo 21: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Al verme, se burlan de mí, / hacen visajes, menean la cabeza: / «Acudió al Señor, que lo ponga a salvo; / que lo libre si tanto lo quiere». / Tú eres quien me sacó del vientre, / me tenías confiado en los pechos de mi madre; / desde el seno pasé a tus manos, / desde el vientre materno tú eres mi Dios. / No te quedes lejos, que el peligro está cerca y nadie me socorre. / Me acorrala una jauría de mastines, / me cerca una banda de malhechores; / me taladran las manos y los pies, / puedo contar mis huesos. / Ellos me miran triunfantes, se reparten mi ropa, / echan a suerte mi túnica. / Pero tú, Señor, no te quedes lejos; / fuerza mía, ven corriendo a ayudarme. / Líbrame a mí de la espada, / y a mi única vida de la garra del mastín; / «Los que teméis al Señor, alabadlo; / linaje de Jacob, glorificadlo; / temedlo, linaje de Israel; / porque no ha sentido desprecio ni repugnancia / hacia el pobre desgraciado; / no le ha escondido su rostro: / cuando pidió auxilio, lo escuchó».