Lunes, 25 de marzo de 2019

Religión en Libertad

5 razones por las que el aborto legal dañaría la salud pública en Argentina: las explica un experto

ReL

TAGS:
El doctor Lenin de Janon explica que el aborto legal no ayudará a las mujeres y perjudicará la salud pública por 5 causas
El doctor Lenin de Janon explica que el aborto legal no ayudará a las mujeres y perjudicará la salud pública por 5 causas

El 8 de agosto el Senado argentino votará acerca de un proyecto de ley que permitiría el aborto libre y sin alegar causa alguna de bebés de hasta 14 semanas de gestación y hasta el momento del parto si se alega violación, riesgo para la salud de la madre (un coladero en el que cabe todo) o inviabilidad fetal. Además, la norma impediría la objeción de conciencia de entidades de ideario cristiano, religioso o provida (por ejemplo, hospitales católicos).

Uno de los temas que se debaten es el efecto de esta ley en la sanidad pública argentina, que aunque ha mejorado a lo largo del siglo XXI es muy precaria en muchos aspectos y no ofrece a las madres los servicios que debería.

Lenin de Janon Quevedo, médico y magíster en ética biomédica, especialista en Medicina Crítica y profesor de la Universidad Católica de Argentina, ha señalado 5 razones por las que legalizar el aborto no ayudaría a las madres y embarazadas ni a su atención en el servicio de salud pública del país.

1. Lo que ayuda a las embarazadas no es el aborto, sino controlar otras variables

Las cifras sobre "muerte materna por aborto" que se ha dado son exageradas y absurdas. De hecho, incluso las que da el Ministerio de Salud sobre aborto no distinguen entre aborto legal, ilegal o natural, no provocado.

Según el doctor Lenin de Janon la evidencia científica y la OMS “no encuentran asociación causal entre legalidad y descenso de mortalidad”. En cambio, demuestra que la mortalidad materna desciende “con el acceso y la profesionalización de los cuidados del embarazo, el parto y el puerperio; la inversión en educación de la mujer; el acceso al agua potable y el alcantarillado; el control de la fecundidad y la disminución de la violencia contra la mujer”.

¿Qué es lo que mata a las mujeres en Argentina? En una lista de causas, el aborto provocado ocupa la causa ¡número 70!  En Argentina “dos de cada cinco mujeres fallecen por una enfermedad cardiovascular, y una por algún tumor”.

“La responsabilidad de administrar recursos públicos exige prioridades. Estas deben establecerse de forma transparente, justa y abierta a la revisión. Seremos injustos con el resto de causas, hoy eclipsadas por la altisonancia del aborto”, sostuvo el médico.

2. El aborto aumentará los riesgos de salud de los más vulnerables

De Janon indicó que las personas más vulnerables (poblaciones rurales, adolescentes, y personas por debajo de la línea de la pobreza) se acercan al sistema de salud muy poco. “El hospital público los incorpora y retiene a través del seguimiento posparto. Pero, al desaparecer el motivo de consulta, estas personas volverán a la exclusión”, advirtió.

Agregó que “claro que no hay que estar embarazada para tener controles, pero las cifras anuales identifican a más de cuarenta mil mujeres que viven alejadas del sistema y se acercan solo momentos antes de dar a luz”.

3. Se ocultan las contraindicaciones del aborto: daña a la mujer

El experto señaló que “los supuestos del proyecto desconocen indicaciones y contraindicaciones”.

“El aborto farmacológico no es inocuo. En países desarrollados mueren de 7 a 30 personas cada cien mil eventos. Los supuestos también permiten abortar después de la semana 14, cuando el riesgo aumenta 40% por semana; en tanto que luego de la 20 las posibilidades de perder el útero son muy altas y la mortalidad excede los 52 casos en cien mil”, advirtió.

4. Con esa ley, ya no habría consentimiento informado

El médico lamentó que en este proyecto de ley “el consentimiento informado deja de ser un proceso”. El consentimiento, explicó, se toma luego de que la información sea “completa, pues quien recibe la práctica debe conocer bien su estado de salud, qué se hará, qué se espera, los riesgos, las alternativas y qué pasaría de no hacerse la práctica”. “El consentimiento es, con garantía de la ley, un proceso sin premura y omisión de recaudos”, precisó.

5. Plazos para abortar que no encajan con el funcionamiento de un hospital público

De Janon constató contradicciones en los plazos y señaló que el aborto no puede realizarse cuando hay anemias, enfermedades hematológicas, hepáticas y renales, insuficiencia suprarrenal y más situaciones “que para descartarlas se necesitan estudios que demoran más de los cinco días de plazo”.

“Basta mencionar que en la Maternidad Sardá un tercio de las embarazadas no acuden a controlarse por falta de turnos; y en los hospitales públicos del Conurbano, el 25% de los usuarios debe esperar más de dos meses para conseguir un turno”, indicó.

Al constatar que el aborto menoscaba la calidad de los cuidados de los más vulnerables, de Janon subrayó que “de nada sirve sustituir profesionales y abaratar costos, sin reconocer que el verdadero problema es que tres de cada cinco embarazadas no tienen otra opción más que el medio público”.

En el intento de imitar “al norte civilizado”, el médico cuestionó, “¿para qué país está pensada esta ley? Temo que no esté pensada para donde tres de cada cinco no pueden elegir, ante el imperio de la opción única”.

El caso de España y la patronal abortista internacional

Estos datos que muestran la debilidad del sistema público argentino nos llevan a recordar lo que ha sucedido en España desde hace más de 30 años.

Aunque en España se puede abortar en hospitales públicos, en realidad casi todos los abortos se realizan en clínicas abortistas privadas, especializadas y muy opacas (también a la hacienda pública), a cargo de ginecólogos que prácticamente no saben hacer nada más, que cobran un buen dinero por la práctica y que buscan abaratar costes, aumentar beneficios y siempre que pueden sacar dinero con conciertos públicos.

El aborto en Argentina sería, como en España, un gran negocio a partir de la desgracia de las mujeres y de la muerte de bebés, un negocio en el que, sin duda, participarían cadenas internacionales como Mary Stopes o International Planned Parenthood, que son los lobbies que financian a los grupos pro-aborto del país.

(Lea también, aquí, por el ginecólogo Edgardo Varela: Argentina no necesita aborto, sino la obstetricia mínima que marca la OMS

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA