Sábado, 23 de octubre de 2021

Religión en Libertad

Hablar vale la pena... pero no de cualquier manera, hay «trucos»

¿A veces piensas que hablar las cosas solo las empeora? 5 aspectos a los que debes prestar atención

¿A veces piensas que hablar las cosas solo las empeora? 5 aspectos a los que debes prestar atención
El fotógrafo Daniel Fazio, en Unsplash, ha capturado a su padre y su tío hablando... no siempre es fácil entenderse hablando, incluso con parientes cercanos

ReL

Con o sin confinamientos, en persona, por teléfono o por videoconferencia, las familias a menudo intentamos "hablar las cosas", es decir, tomar decisiones y soluciones hablando con nuestros seres queridos y parientes. Y sin embargo, a pesar de que nos conocemos, muchas veces parece que "hablar no sirve de nada", que todo se queda en gritos, discusiones y malas caras, y una escalada de mal humor y rencores entre todos. Necesitamos aprender de los que saben dar buenos consejos para familias.

Puede suceder también -con otros síntomas- en el trabajo, o en el trato en la parroquia o con compañeros (trato peculiar, porque no va ligado a un sueldo, pero tampoco es con parientes).

José María Ferro Llaryora, psicólogo y psicoterapeuta de familia en Psicólogos Pozuelo, recomienda en un artículo en Hacer Familia, "hablar sobre cómo se habla". O mejor, pensar en cómo hablar mejor. Repasa 5 claves de la comunicación humana que ya enunció Paul Watzlawick y debemos tener en cuenta.

1. Primera clave: Todo comunica, también el callarse

Vemos que alguien ha leído nuestro mensaje de texto o whatsapp pero no nos responde. Ese silencio puede decir mucho. Un adolescente o un cónyuge puede encerrarse en el silencio o dar respuestas brevísimas ("sí", "no"). ¿Qué significa cuando eres tú el que calla así? Pero, ¿significa lo mismo cuando el que calla es otro? Siempre podemos sentarnos juntos y preguntarle.

2. Segunda clave: no sólo importan los datos que se transmiten, sino la relación que tenemos

"No es lo mismo recibir una frase de idéntico contenido si nos la dice un amigo que nuestra jefa, ya que la relación que mantienen los interlocutores marcará su interpretación", señala Ferro. Los padres tienen autoridad sobre los hijos, los jefes sobre los trabajadores, pero los cónyuges son iguales. La relación es importante.

Dos chicas hablan en profundidad

Hablar en profundidad es bueno, pero hay que tener varias cosas en cuenta (foto de Sam Farallon en Unsplash)

3. Tercera clave: cortar la lista de agravios, quién empezó

La comunicación se atasca con un repaso de los hechos (o supuestos hechos) que no ayuda a resolver nada:

- ¿Por qué has cogido mi estuche?
- Porque tú me perdiste la semana pasada mi portaminas
- Por mucho que lo digas es mentira, como lo de ayer con las galletas

Los hermanos pueden cortar esta escalada inútil diciendo: "No mezclemos las cosas que, si no, nos iríamos hasta la prehistoria".

Los padres pueden cortarla a los hijos diciendo: "Resolvedlo entre vosotros porque yo no sé qué ha pasado antes - o quién empezó". No se trata de hacer historia de agravios, sino de solucionar el problema actual.

4. Cuarta clave: hay palabras, y también gestos y otras señales a vigilar

No sólo importan las palabras exactas, hay otros elementos que comunican. ¿Con qué gestos acompañas tus palabras? ¿Habláis desde cerca, muy juntos, o mantenéis una larga distancia? ¿Hablas rápido? ¿Gritas... o el otro piensa que gritas?

"¿Con qué mensaje se queda un hijo mientras su padre le dice: "¡que no!" mientras sonríe? Habréis leído muchas veces que el 85% aproximadamente de la información con la que nos quedamos al comunicarnos es no verbal. Así que parece que le damos mucha importancia y por tanto es imprescindible cuidarla a nivel familiar si queremos que la comunicación sea efectiva, congruente y mucho más si queremos que sea afectiva", explica Ferro. El afecto muchas veces se comunica con gestos, tonos, ritmos... no con las palabras en sí.

5. Quinta clave: Complementariedad o simetría

""Sal ahora mismo" no tiene el mismo significado si nos lo dice nuestro hermano (simetría) que si nos lo dice un progenitor (complementariedad). Y si es interpretado del mismo modo sería algo a trabajar a nivel familiar; como en cualquier organización humana. Imaginad el funcionamiento de un colegio si los alumnos confunden a los profesores con sus iguales".

La comunicación es algo complicado, incluso entre personas que se quieren y viven juntas desde hace muchos años, mucho más entre personas que se conocen poco. Es importante tener paciencia, pensar bien del otro y prestar atención a estas 5 claves. 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda