Martes, 28 de junio de 2022

Religión en Libertad

«Catecismo laico», «ecofeminismo» o «matemáticas socioafectivas»: nuevo plan educativo para la ESO

Alumnos en clase.
Entre las reformas educativas aprobadas este martes por el Consejo de Ministros, se ha acordado que desaparezca la filosofía, el currículo se enfoque al aprendizaje de los derechos LGTBI o se implante un "catecismo laico".

José María Carrera

Catecismo laico, seres sintientes -en lugar de animales-, ecofeminismo o matemáticas socioafectivas: son solo algunas de las propuestas que tendrán que estudiar los alumnos de la ESO (Educación Secundaria Obligatoria) en España tras la reciente aprobación por el Consejo de Ministros del real decreto que establece las enseñanzas mínimas de esta etapa educativa. 

Este nuevo real decreto incluye una gran reforma de las principales materias educativas que se imparten en la Enseñanza Secundaria Obligatoria.

Adiós a la Filosofía

Una de las más afectadas es la Filosofía, que desaparece por completo de esta etapa, a pesar de que su principal impulsor, el Partido Socialista, firmase un acuerdo para reforzar la Ética en 4º de la ESO. De este modo, los alumnos pasarán toda la ESO sin mencionar a Aristóteles, Platón, Santo Tomás y ningún otro contenido filosófico.

El mismo Pedro Sánchez, actual presidente del gobierno, afirmó en 2015: "En cuanto lleguemos al gobierno, recuperaremos enseñanzas como filosofía, música, ética y artes plásticas".

Siete años después, la primera de ellas no solo no ha sido recuperada, sino que ha sido eliminada con esta reforma.

Ecofeminismo y catecismo laico en Ética

Otras de las materias mencionadas por Sánchez incluirán una mayor carga ideológica como "romper los roles de género", según incluyen las propuestas de música y plástica.

Respecto a la Ética, la asignatura de Valores Cívicos y Éticos será la nueva Educación para la Ciudadanía de José Luis Rodríguez Zapatero, donde los alumnos deberán aprender contenidos de memoria democrática, "ecofeminismo" o "derechos LGTBIQ+". Otra de las grandes novedades en este aspecto será la inclusión de un "catecismo laico".

Misión de esta asignatura será que el alumno "tome consciencia de la lucha por una efectiva igualdad de género, y del problema de la violencia y explotación sobre las mujeres, a través del análisis de las diversas olas y corrientes del feminismo y de las medidas de prevención de la desigualdad, la violencia y la discriminación por razón de género y orientación sexual, mostrando igualmente conocimiento de los derechos LGTBIQ+".

La Historia será otra de las grandes disciplinas afectadas por la reforma. Desde el momento de la aplicación de estas medidas, la enseñanza cronológica será sustituida por bloques temáticos que no mencionarán la Revolución Francesa o la Conquista de América, en beneficio de la "desigualdad social y la disputa por el poder" o la "marginación, segregación, control y sumisión en la historia de la Humanidad".

El motivo que esgrime el Ministerio de Educación es que el enfoque cronológico "es muy academicista" y anuncia que dejará un margen de actuación a los profesores para que sean ellos los que decidan que tienen que estudiar los alumnos.

Religión, papel mojado en el nuevo currículo

La enseñanza de Religión será, según el borrador, ofertada por los centros pero de carácter voluntario, y las calificaciones obtenidas no contarán para la nota media ni para las convocatorias que la pidan, como en la solicitud de becas.

En Inglés tomarán protagonismo los "valores ecosociales", mientras que en Física y Química se enseñará a construir una sociedad "más justa, equitativa e igualitaria". Según el proyecto, las matemáticas tendrán un contenido "inclusivo" con "sentido socioafectivo", en detrimento de los logaritmos o el manejo de expresiones radicales, que desaparecen del currículo.

De forma semejante a lo sucedido en Historia, en Lengua Castellana y Literatura desaparecerán gran parte de la historia de la literatura. En esta materia también se buscará "favorecer un uso ético del lenguaje que ponga las palabras al servicio de la convivencia democrática y la construcción de vínculos personales y sociales basados en el respeto a la igualdad de derechos de todas las personas".

En la versión final del documento se añadió,  además, el estudio de los animales como "seres sintientes".

En cuanto a Tecnología y Digitalización, que deberá cursarse en los tres primeros cursos, tendrá por objeto "el uso crítico, responsable y sostenible de la tecnología, la valoración de las aportaciones y el impacto de la tecnología en la sociedad, en la sostenibilidad ambiental y en la salud, el respeto por las normas y los protocolos establecidos para la participación en la red".

Promoción de curso sin límite de suspensos

Al margen de las asignaturas presentes hasta ahora en el currículo educativo, el nuevo proyecto incluirá otras como Trabajo Mononográfico, Servicios a la Comunidad, Formación y Orientación Personal y ProfesionalDigitalización o Economía y Emprendimiento. También se estudiará, por primera vez, la cultura del pueblo gitano. 

En cuanto a la promoción de curso, el real decreto, regido por "principios de inclusión educativa y atención a la diversidad", contempla que los alumnos podrán graduarse de la ESO y pasar de curso sin límite de suspensos. Serán los mismos profesores los que conjuntamente decidirán si el alumno dispone de las competencias mínimas exigidas.

Otra de las grandes reformas será la eliminación de los exámenes de recuperación, las calificaciones numéricas y la supresión de los itinerarios que permitían a los alumnos escoger la modalidad académica o profesional.

División en la comunidad educativa

La nueva norma ha suscitado una fuerte división en la comunidad educativa.

Si bien la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (CCOO) y el sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) la valoran positivamente, el responsable educativo de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Mario Gutiérrez, critica que esta medida "en ningún caso mejora el sistema educativo". Asimismo, rechaza que el currículo sea "más competencial" por hacerlo "a costa de los contenidos". También rechaza la promoción "automática" del alumnado al margen de los suspensos así como la eliminación de los exámenes extraordinarios, ya que "va en contra de la igualdad de oportunidades al minusvalorar la titulación que se da en los centros públicos".

La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), también valora "negativamente" el nuevo currículo. Su presidente, Pedro Caballero, alega que "sigue sin apostar por la cultura del esfuerzo y del trabajo", posibilitando que los alumnos pasen de curso sin aprobar.

La medida también ha suscitado la oposición en el entorno educativo concertado. "En principio, consideramos que el nuevo currículo de ESO supone un descenso del nivel académico y de la exigencia respecto al nivel actual, y esto no es bueno para el sistema educativo", asegura Luis Centeno, secretario general adjunto de Escuelas Católicas.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda