Lunes, 30 de noviembre de 2020

Religión en Libertad

¿Te hiciste un aborto y sufres por ello? En Proyecto Raquel te escuchan y ayudan con discreción

ReL

Haberse provocado un aborto causa un daño psíquico y emocional que puede durar toda la vida
Haberse provocado un aborto causa un daño psíquico y emocional que puede durar toda la vida

El aborto daña a las mujeres y hasta las entidades pro-aborto lo reconocen. Un estudio en Cataluña de 2006 de la asociación Salud y Familia (que es una entidad favorable incluso al aborto de adolescentes sin permiso de sus padres) reconocía que de las mujeres que abortan un 30% sufrieron malestar psíquico o psíquico después, un 22% tomaron la decisión sintiéndose confusas y al menos un 6% se arrepentían de haber abortado. Las cifras reales probablemente son más altas y muchas mujeres lo sufren en silencio.

En España ya son más de 30 las diócesis (la mitad de las del país) que han puesto en marcha un Proyecto Raquel (www.proyecto-raquel.com) de acompañamiento, escucha y sanación de la mujer que ha abortado. Los equipos de Proyecto Raquel también trabajan con otras personas que han estado implicadas en abortos: padres que colaboraron en la decisión, o profesionales que la practicaron.

Heridos por esta práctica (llanto, pesadillas, sufrimientos al ver otros niños o bebés, temor a nuevos hijos, relaciones rotas, etc...) muchos necesitan poder contar lo que han hecho, reconocerlo, ponerle nombre y ser acompañados a nivel espiritual, humano y psicológico.

300 personas ayudadas cada año
A nivel de toda España, unas 300 personas recurren cada año a la ayuda de Proyecto Raquel, una iniciativa que llegó a España en 2010.

La mayor parte de las personas encuentran un alivio y sanación importantes en unas 10 sesiones, durante un periodo de 3 meses. Pero cada persona y cada caso es distinto y Proyecto Raquel atiende a cada uno según su circunstancia y sus ritmos.



Nuevos equipos en Granada
Una de las últimas diócesis que ha puesto en marcha el Proyecto Raquel es la de Granada, con una treintena de profesionales y voluntarios. 

Trabajan en siete equipos: Consejeros (hay una docena), Difusión-Esperanza, Formación, Acogida, Psicóloga, Sacerdotes y un Representante del Proyecto. Los sacerdotes estarán disponibles para cualquier momento en el que se les pida consulta o cercanía: pueden confesar el pecado del aborto, pueden celebrar misa por los niños fallecidos, hacer oración pidiendo la sanación de las mujeres dañadas, etc... 

Los equipos de Proyecto Raquel en Granada están dispuestos a desplazarse donde lo que requiera la persona. Colaboran con las parroquias, movimientos e instituciones para ayudar a las víctimas del aborto. 

"Proyecto Raquel es una respuesta al drama del aborto y camino de sanación de esa herida interior tanto de mujeres como de hombres que lo han sufrido. Es un ministerio de misericordia en la Iglesia", explica el sacerdote Antonio Luis Martín, consiliario de Proyecto Raquel Granada.

Tras el periodo de capacitación, las personas que integran Proyecto Raquel "están dispuestas a acompañar, a donarse, a entregar su tiempo y su oración por quien lo necesite".

El teléfono de contacto de Proyecto Raquel Granada, que atiende con absoluta confidencialidad, es 618-532-998. Su e-mail es proyectoraquelgranada@gmail.com y la página web www.proyecto-raquel.com.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA