Domingo, 01 de noviembre de 2020

Religión en Libertad

Fernando y Luján son padres de 8 hijos

La educación diferenciada, en la diana: la familia Llorente explica por qué elige este modelo

Fernando y Luján tienen 8 hijos, y han elegido para ellos colegios concertados de educación diferenciada. / Fotos- El Español
Fernando y Luján tienen 8 hijos, y han elegido para ellos colegios concertados de educación diferenciada. / Fotos- El Español

ReL

La educación diferenciada lleva ya tiempo en el punto de mira de distintas administraciones y partidos políticos. No es la primera vez que intentan acabar con este modelo educativo, ya sea con el cierre de estos centros o mediante la asfixia económica con la supresión de los conciertos educativos. Sin embargo, la Justicia hasta ahora ha dado la razón a los padres y colegios que libremente han optado por esta educación para sus hijos.

Sin embargo, una vez más la educación diferenciada vuelve a estar en la diana, en este caso del Gobierno central comandado por PSOE y Podemos. Públicamente ya han dicho que este modelo no tiene cabida para ellos y quieren legislar para acabar con él. Para ello, en las enmiendas a la Ley Celaá han incluido eliminar las ayudas a colegios concertados de educación diferenciada.

Un problema para muchas familias

En total hay 87 colegios concertados en España que tienen aulas diferenciadas. Y desde la Confederación Española de Centros  de Enseñanza aseguran que si retiran las ayudas “a los centros que diferencian por sexo, la supervivencia de éstos sería muy complicado, es muy difícil que subsistan”.

familia-llorente

Pero son muchas las familias las que eligen estos colegios y el modelo pedagógico que ofrecen. Una de ellas es la familia Llorente Santiago, conformada por Fernando y Luján, y sus ocho hijos. Estos padres que viven en la localidad madrileña de Las Rozas han elegido colegios de educación diferenciada, y los motivos los tienen muy claros.

En un reportaje en El Español, esta familia explica en boca del padre de familia que “no creo que la educación diferenciada sea mejor o peor que la educación mixta, pero en nuestro caso los colegios que escogimos responden a las necesidades que considerábamos imprescindibles en la educación de nuestros hijos, tanto a nivel académico como en valores”.

La libre elección de los padres

“No sólo diría que los colegios que diferencian por sexo aportan los mismos valores inclusivos que los colegios mixtos, sino que considero que los colegios femeninos apuestan más por la igualdad de la mujer y el empoderamiento para llegar a altos puestos”, nos cuenta Lujan de Santiago, madre de esta familia, respondiendo a las acusaciones que acusan de discriminatorio a este modelo.

“La finalidad de separar durante la etapa escolar por sexo es fomentar un desarrollo de acuerdo a las distintas velocidades de maduración y aprendizaje”, recalca Luján de Santiago.

En esta misma línea se manifiesta Natalia Gago, madre de cinco hijos que también asisten a colegios concertados de educación diferenciada. Este ataque del Gobierno contra estos centros tendría consecuencia para su familia. “Yo no podría pagar un colegio privado”, señala y argumenta que eligió este modelo porque “el rendimiento de niños y niñas es mejor por separado”.

Para ella, los colegios concertados son un “intermedio entre un público, en el que no puedes decidir nada, y un colegio privado que, como en nuestro caso, no todo el mundo se puede permitir”.

Precisamente, este es uno de los problemas a los que se pueden enfrentar estos colegios si les retiran el concierto. María Ruiz, directora del colegio femenino Fuenllana de Madrid,  denuncia que el modelo que quiere imponer el gobierno veta la pluralidad, privando a las familias de su derecho a decidir. “Las familias de Fuenllana cuentan con unos ingresos medios, no es un colegio para privatizarlo. Este es un tema para dialogar, no para imponer”, afirma.

familia-llorente2

Echando abajo los estereotipos

Para acabar con los estereotipos que se tienen sobre la educación diferenciada sirven los testimonios de los hijos de la familia Llorente que ahora se enfrentan al mundo de la universidad. Ni son inadaptados ni han tenido problemas para socializar.

Almudena, de 20 años, estudia Derecho y ADE, en la Universidad Complutense de Madrid y asegura que “no tuve ninguna dificultad ni me resultó extraño compartir clase con chicos”. Por su parte, Rocío, la segunda de los ocho hermanos estudia el doble grado de Fisioterapia y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (INEF) y tiene claro que “los valores como el liderazgo y la valentía son virtudes que me inculcaron en un colegio femenino”.

María es la cuarta de la familia Llorente. Estudia Enfermería en la Universidad de Alcalá de Henares y en su experiencia recalca que “a mí me han educado en que no es cuestión de ser hombre o mujer, sino que la base de todo es el esfuerzo”.

Mientras tanto, Luján, la mayor de las hermanas, estudia sexto de Medicina en la Universidad Complutense de Madrid. “La base de la educación es el respeto y la libertad. Son imprescindibles para hablar de una buena educación por eso creo que también se debe respetar la decisión de unos padres de elegir la educación diferenciada para sus hijos”.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA