Miércoles, 19 de junio de 2019

Religión en Libertad

Scelo Mncube, sudafricano, ha escrito tres libros sobre su experiencia

Es orador motivacional, fue concebido en violación y quisieron abortarlo: «No saben lo que hacen»

Scelo se vio en la calle siendo niño y padece una deformación producto de su intento de aborto, pero nunca le han faltado el espíritu de lucha y las ganas de vivir.
Scelo se vio en la calle siendo niño y padece una deformación producto de su intento de aborto, pero nunca le han faltado el espíritu de lucha y las ganas de vivir.

ReL

Scelo Mncube siempre quiso saber quién era su padre, pero nunca obtenía respuesta. Solo conoció la verdad cuando llegaron las peores circunstancias posibles, como cuenta él mismo en el blog provida Salvar el 1:

Crecí en el municipio de Ntuzuma, en la ciudad de Durban, en Sudáfrica, con mi madre y dos hermanas menores. Tuve una infancia feliz, jugando fútbol y críquet con mis amigos en el patio y comiendo caña de azúcar. Pero, sobre todo, mi madre era mi vida. Mis dos hermanas sabían quiénes eran sus padres, pero yo no conocía al mío. Le preguntaba a mi madre de manera juguetona: "¿Quién es mi padre?", Y ella siempre me contestaba: "Tu padre es Jesús". Dejé de preguntarle porque no me daba la respuesta genuina que yo necesitaba.

En la calle

El 16 de enero, al entrar a la preparatoria a los 14 años, la vida cambió rotundamente para mí.  Regresábamos de una visita a una amiga de nuestra madre y encontramos a mamá muerta en su cama, murió mientras dormía, debido a una enfermedad prolongada. Fue muy doloroso porque ésta era la primera vez que experimenté la muerte y fue a través de mi madre que fue todo para mí. Mis hermanas menores tenían 13 y 4 años.

Al principio, nos fuimos a vivir con una tía, pero tuvimos dificultades para ajustarnos, sin saber cómo comenzar una nueva vida en un lugar nuevo. Entonces nuestra tía se casó con un hombre que vivía lejos y vendió la casa en la que vivíamos, sin avisarnos ni darnos tiempo de prepararnos. Mis hermanas fueron enviadas a vivir con sus padres. Pero yo no tenía un padre al que ir y me encontré abandonado viviendo en la calle.

Uno de los barrios de Ntuzuma, ciudad de más de cien mil habitantes al norte de Durban.

Pensé que de alguna manera encontraría una manera de solucionar todo esto, pero no tenía celular, no podía contactar a nadie en busca de ayuda, ni siquiera tenía con quien hablar. Dormía en la calle, me despertaba e iba a la escuela sin compartir esta situación con nadie. El tiempo después de la escuela era lo más difícil. De las 6 p.m. a las 9 p.m. sentía como si fueran varios días. Es un recuerdo muy doloroso, pero me hizo aprender a ponerme de pie.

Finalmente, encontré un garaje donde conocí a un taxista. Me preguntó dónde vivía y me dijo que me veía por ahí y que se notaba que no era un vagabundo y que no era como todos los demás niños de la calle porque iba a la escuela. Me dijo que me vio colgar la ropa de la escuela en la cerca y le conté que estaba estudiando y me encantaba ir a la escuela, pero que estaba en desventaja porque no tenía a nadie que cuidara de mí. Me ofreció que podía dormir en su taxi todas las noches desde las 9 p.m. hasta las 5 o 6 de la madrugada, y me dio dinero para comida por cuidar su taxi. Finalmente, conocí a otras personas que me ayudaron después de contarles mi dolorosa historia, así que tuve un refugio en el que vivir y comida, y me capacitaron para cantar y actuar.

El descubrimiento de la verdad

Sin embargo, cuando mi escuela dijo que debía pagar las cuotas escolares, les conté mi situación y me pidieron que presentara documentos que demuestren que no tengo padres. Revisé una carpeta que tenía desde la muerte de mi madre, pero nunca la había visto antes. Mientras revisaba los archivos, cayó un sobre marrón. Cuando lo recogí, en letras grandes estaba escrito: "Me violaron y tú naciste". Lloré. Conozco la letra de mi madre y sabía que era de ella. Pero luego me pregunté: “¿Por qué lloras? No has abierto el sobre y leído la carta ". En ese momento, lo que me vino a la mente es que obtendría la respuesta a la pregunta que siempre le hice a mi madre. Y caí en la cuenta: "Tal vez ésta es la razón por la que mi madre nunca me dio una respuesta. Debo de abrir la carta".

Así que me sequé las lágrimas y abrí la carta, y obtuve lo que esperaba dentro. La carta estaba escrita: "Hijo mío, si estás leyendo esta carta, espero que no sea tarde ni temprano, pero quiero contarte que la razón por la que no te di una respuesta sobre tu padre es porque fui violada y tú fuiste concebido. No tenía una manera de decirte esto y por eso elegí escribir esta carta, porque me he dado cuenta de que moriré pronto. Así que necesito dejar esto para tu libertad emocional". Pero la parte más dolorosa de la carta fue la que decía: "Mi apellido Mncube no es mi apellido, sino el apellido de mi padrastro, así como no conozco mi apellido, tampoco conozco el tuyo". Eso me partió el alma de alguna forma y no hable con nadie al respecto, incluso me perdí de algunas actuaciones. Me encontré solo y pensé que nadie me creería.

Otra cosa que ella dijo en la carta es que: “En el octavo mes, traté de abortarte”. Afortunadamente, la sorprendieron y pudieron evitar que continuara con el proceso. La llevaron a un hospital donde nací prematuramente. Esta carta respondió muchas preguntas y explicaba cómo mis pies se deformaron. Me pregunté toda mi vida por qué mis pies son así, ¿por qué camino con una cojera?

El proceso de sanación

Traté de olvidarme de la carta, aunque no fue fácil, me convencí a mí mismo de que podía olvidarme de esto. La música jugó un papel muy importante en mi vida. La música que estaba cantando también solía curarme porque el problema era que no tenía a nadie que me diera respuestas. Traté de obtenerlas del pastor de mi iglesia, pero no saqué nada.

La sanación no es algo de la noche a la mañana. Es un proceso.  Primero que todo, tuve que exponerme a la realidad de mi vida y aceptar las cosas que no puedo cambiar y tuve que cambiar lo que no puedo aceptar. Fue un proceso lento. Tuve que enseñarme a mí mismo todos los días que no puedo cambiar el hecho de que fui concebido en una violación y tuve que aceptarlo. Pero tenía que centrarme en lo que no podía aceptar, pero podía cambiar, eso era el que crecí pobre. Yo podría cambiar ese destino. No puedes cambiar tu pasado, pero puedes cambiar tu futuro.

En 2013, una estación de radio nacional estaba buscando un orador motivacional, así que hicieron una audición a 900 participantes, con dos minutos para cada uno. Compartí la parábola de la mosca, que nace en la inmundicia, pero a esa mosca no le importa de dónde vino, y si muere, morirá en el más delicioso y costoso plato. Me elevaré a lugares más altos. Yo era el más joven de los 900, y llegué a la final de tres. Desafortunadamente, el concurso terminó cuando el anfitrión fue despedido de la estación de radio. Sin embargo, un músico de renombre que escuchó mi historia me contactó y me dio mi primer compromiso de orador pagado. Comencé a hablar como orador motivacional acerca de haber estado sin hogar y sin familia, pero sin contar toda la historia hasta 2017.

A través de una conexión divina, me encontré con una dama, Thandazile Gumede, que me tomó bajo su ala e incluso me animó a contar mi historia completa escribiendo un libro. Hoy, ella es como una madre para mí.

Mi primer libro, Now, I Understand, se publicó en 2016, pero en ese momento no tenía el dinero para imprimir más de 50 copias. Sin embargo, mi segundo libro, I Was Raped and You Were Born [Me violaron y tú naciste], se publicó en 2017 y hasta el momento se han vendido cerca de 14.000 copias. Mi tercer libro, Mi padre siempre ha estado allí, acaba de publicarse y, por supuesto, se trata de que Dios es mi verdadero Padre. Hoy hablo más de cien veces al año.

Algunas personas han sugerido que mi madre ha mentido acerca de ser violada, porque "¿cómo podría una madre estar orgullosa de un niño concebido en una violación?". Pero mi madre estaba muy orgullosa de mí. Ella me decía: "Tienes la mente de un líder" y me inspiraba diciendo que algún día ayudaría a los desfavorecidos y a los huérfanos. Sé que ella aún hoy está muy orgullosa de mí. Ella todavía me inspira.

"No saben lo que están haciendo al terminar con una vida incipiente"

A veces, hay personas que me escuchan hablar y que provienen de familias totalmente estructuradas con dos padres que me dicen: "Desearíamos ser como usted porque está motivado y tiene un propósito en la vida". Sienten que debido a sus propias comodidades no pueden tener un impacto en la cultura y no tienen un sentido ni un propósito. Mi intención nunca fue ser una celebridad o que otros sintieran envidia de mi iniciativa, sino cambiar la cultura y cambiar el mundo a través de mi historia. Tan doloroso como ha sido para mi madre y para mí, hay otra buena parte de la vida más allá de lo malo.

Una vez me contrataron para un evento sobre la defensa de las víctimas de violación, y escuché a alguien decir que en el hospital aconsejan abortar a las víctimas de violación embarazadas. En ese momento, me di cuenta de que Dios me protegía. Estoy agradecido de que mi madre, finalmente, eligió la vida y su amor por mí. Yo era un ser humano antes de nacer y todavía lo soy. Las personas piensan que tienen un gran conocimiento hoy, pero no saben lo que están haciendo al terminar con una vida incipiente llena de posibilidades. Al igual que la mosca, podemos nacer en circunstancias horribles, pero podemos volar alto y ¿quién sabe dónde terminaremos?

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda, seguramente mañana no podremos hacer noticias como esta

DONA AHORA