Martes, 07 de julio de 2020

Religión en Libertad

Los provida no se rendirán

No habrá referéndum provida en Uruguay: sólo lo pidió un 9% del padrón, y se requería un 25%

Los sondeos muestran que entre el 38 y el 46 por ciento de uruguayos se oponen al aborto, pero sólo el 9 por ciento fue a demostrarlo en la consulta del domingo.

P. J. G / ReL

TAGS:
La movilización por la vida no fue suficiente
La movilización por la vida no fue suficiente
No habrá referéndum sobre el aborto en Uruguay: sólo lo pidió un 9% del padrón, y se requería un 25%

Era una ocasión única de participación democrática. 68.000 uruguayos presentaron firmas pidiendo una consulta que lleve a un referéndum sobre el aborto, impuesto por el Parlamento en 2012, hasta las semana 12 de gestación. El siguiente paso para lograr el referéndum era que un 25% del censo electoral del país lo reclamase en una consulta en las urnas: sobre 2,6 millones de uruguayos con derecho a voto, se requería que el domingo 23 de junio 655.000 acudiesen a los colegios electorales a solicitarlo. Apenas lo hicieron 240.000, sin llegar a ser el 9% del electorado.

Un país descristianizado

No era nada fácil mover a la población en el país más descristianizado y laicista de Hispanoamérica (después de Cuba, se entiende). Los defensores del aborto sólo tenían que animar a la gente a quedarse en casa, a dejar "que decidan los diputados", "que decida el gobierno" o "que decida cada mujer". En definitiva, el discurso era "a usted no le afecta".

Los obispos uruguayos animaron a la población a participar en la consulta, especificando, eso sí, que el derecho a la vida no depende de lo que digan urnas ni referendos y que se animaba a participar sólo como una forma de llegar a eliminar la ley abortista.

El arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno, acudió también a votar y subrayó la importancia de respetar “el valor supremo de la vida”. Sin embargo, Uruguay es un país con una iglesia mucho más débil que en los países vecinos y su movilización fue, como se ha comprobado en la práctica, limitada. Uruguay es un país donde la Semana Santa se llama oficialmente "Semana del Turismo" desde 1919, un ejemplo de la debilidad del discurso cristiano allí.

El pueblo ¿ha hablado o ha callado?

Lo cierto es que ahora la propaganda abortista en Hispanoamérica hablará de que "el pueblo está a favor del aborto". Así, por ejemplo, el diario de izquierda anticlerical argentino Página 12 titulaba: "Fuerte respaldo al aborto", cuando en realidad la población, simplemente, se quedó en casa.

El diputado del Partido Nacional Pablo Abdala, uno de los impulsores de la oposición a la ley del aborto, tomó con “serenidad” y “respeto” el resultado. “Creo que el mérito estuvo en haber llegado a convocar la consulta y haber generado una reflexión colectiva sobre este asunto complejo como es el aborto”, agregó.

El socialista que votó contra el aborto
Tabaré Vázquez, doctor en medicina, socialista y antiguo presidente de Uruguay que ya vetó una ley abortista durante su mandato, acudió a votar en la consulta, declarando que "mi postura es ampliamente conocida". De hecho, incluso la ha explicado en un libro 
El expresidente socialista de Uruguay, Tabaré Vázquez, médico, vota aquí a favor de un referéndum para derogar el aborto


reciente, en el que explica que la ciencia muestra claramente que el individuo en la especie humana empieza a vivir desde la concepción, y que el aborto es eliminar un ser humano, algo a lo que se opone.

Así, Vázquez se ha opuesto públicamente en varias ocasiones al Frente Amplio, la coalición de izquierdas que gobierna... y a la que él pertenece.

Los sondeos: un país dividido
El tema ha suscitado un amplio debate y ha dividido a la opinión pública en el país, que se convirtió en uno de los pioneros en tener una ley de este tipo en Latinoamérica. Los sondeos de opinión eran variados: la consultora CIFRA a principios de junio mostraban que el 46% de uruguayos está a favor de la ley y el 38% en contra, mientras que dos meses atrás era del 44 % frente al 46 %. Una encuesta de Equipos Mori en mayo registraba un 53 por ciento de la población rechazando la despenalización del aborto, y un 44 por ciento apoyándola.

Pero una cosa es decir que se está en contra de la ley... y otra es levantarse y acudir a las urnas.

El tema nunca queda zanjado
A los defensores del aborto y a algunos políticos de la oposición les gusta hablar de que "ahora el tema queda zanjado"... pero la realidad observable en España y en Estados Unidos, después de 30 años de aborto legal, es que el tema nunca queda zanjado y sigue dividiendo a la población década tras década.

En España, por ejemplo, el debate está más vivo que nunca, con una reforma anunciada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que los provida consideran "insuficiente aunque en la buena dirección" y los socialistas "un paso atrás"... aunque se basa en la ley socialista de aborto de 1985.

El diputado Abdala considera que en Uruguay "no debe tomarse esta convocatoria de hoy [domingo 23 de junio] como un pronunciamiento definitivo de la ciudadanía" aunque "está claro que por lo que resta de este período de Gobierno (2010-2015)" va a ser "difícil que este tema se pueda replantear".

Las cifras inventadas de los abortistas
Un tema que se debatió, aunque de forma insuficiente, fueron los absurdos números de aborto que manejaban los lobbies abortistas y el Ministro de Salud, el ginecólogo abortista Leonel Briozzo.

En 2003, Leonel Briozzo, entonces un simple médico activista pro-aborto, acudió a una comisión del Senado a hablar de 150.000 abortos clandestinos anuales en el país.

Era una cifra absurda, imposible, de la que Briozzo nunca se ha retractado. Uruguay es un país pequeño, moderno, y con buenas estadísticas. Como señaló el doctor Omar França-Tarragó, profesor de Bioética, en todo Uruguay hay 707.000 mujeres en edad fértil (datos de 2007), de las que 70.000 son estériles, 53.000 han dado a luz ese año, unas 100.000 no tienen relaciones sexuales, unas 250.000 usan establemente el preservativo, hay 100.000 dius implantados en el país y se consumen 200.000 ciclos de anticonceptivos cada mes. ¿Cuántas mujeres quedan, pues, como candidatas a un posible aborto? Unas 27.000 mujeres, concluye el doctor França Tarragó. ¿Cómo pensar entonces que se produzcan 150.000 abortos al año?

Rebajando el engaño
La mentira era tan exagerada e insultante que el lobby abortista la rebajó y en 2004 el diputado pro-aborto Rafael Sanseviero ya hablaba de 33.000 abortos clandestinos, otra cifra absurda y exagerada, pero no tanto. Otros estudios citados por lobbies como Agendadelasmujeres.com.ar hablaban en 2006 de 52.000 abortos clandestinos. Y el lobby abortistaIniciativas Sanitarias en 2010 en Paginas12.com.ar insistía en los 33.000.

La cifra mágica de los 33.000 abortos anuales (¿más de uno por mujer y año?) gustó a Leonel Briozzo, que ha medrado y hoy es subsecretario de Salud Pública con el gobierno del ex-guerrillero tupamaro Enrique Mújica.

Cuando en diciembre de 2012 se legalizó el aborto en Uruguay, empezaron a llegar las cifras de la demanda real de aborto en el país: en el primer mes, 200 abortos. En los otros cuatro meses de aborto legal, "entre 300 y 400", según admitía el mismo Leonel Briozzo. Nada que ver con los 33.000 anuales... El activista abortista reconvertido en ministro respondió a las críticas: "la avidez por conocer números es agitar fuera de lo sanitario", dijo.

En España, el mismo truco
En España, el truco de hinchar las cifras se mantiene. Hace pocos meses, Santiago Barambio, uno de los doctores abortistas de la patronal española ACAI, volvía a repetir la fantasiosa cifra de 300.000 abortos clandestinos anuales en la España de 1974. Son cifras absurdas: la realidad es que en cuanto se despenalizó se conoció la demanda real: menos de 18.000 abortos en 1987; y al año siguiente, 26.000.

Lo cierto es que legalizar el aborto crea una cultura que lleva a más y más aborto.

Las cifras españolas del siglo XXI son claras. Incluso si tomamos sólo los últimos 10 años, cuando se ha extendido la píldora del día después, con 700.000 píldoras anuales repartidas gratis, con anticoncepción generalizada en España... en 2011 se practicaron 118.000 abortos, casi el doble que en el año 2000, último año sin píldora poscoital. Y, más aún, entre las más jóvenes el aborto creció más: del 7,5 por mil al 13,6 por mil. Pero desde luego, muy lejos de los fantasiosos 300.000 abortos clandestinos que decían los abortistas españoles en 1974.

¿Mujeres que mueren?
Otra técnica del lobby abortista es decir que mueren mujeres a causa del aborto clandestino, pero como los cadáveres deberían poder estar ahí para contarlos (y sin embargo no están), los abortistas argumentas que se camuflan bajo otras causas de muerte.

En Uruguay, el lobby abortista FUS en 1985 hablaba de 100 uruguayas muertas por aborto clandestino cada año, y Leonel Briozzo repetía ese bulo con toda facilidad en 2003 al Senado, cuando la "avidez por los números" le parecía cosa buena. La realidad, como señala el doctor Omar França-Tarragó, está en las estadísticas oficiales de Uruguay. En 2004, por ejemplo, ¿de qué morían las uruguayas en edad fértil, mujeres jóvenes, de 10 a 44 años? Está bien medido:

42 se suicidaron
29 por sida
23 asesinadas
7 por causas obstétricas
1 por aborto provocado

De una mujer (dato real) a 100 muejres (dato inventado que usan los abortistas) hay una evidente manipulación.

Los abortistas suelen responder que las mujeres que se desangran por abortos ilegales chapuceros entran en los hospitales y se registran como muertas por septicemia, por infección, camuflando el aborto, pero en toda Uruguay, a lo largo de los años 90, por ejemplo, apenas había anualmente entre 7 y 10 mujeres en edad fértil (hasta 44 años) que muriesen por septisemia en el país. Muertes tristes, como todas, pero poco camuflaje es ese. Lo mismo podría decirse de las cifras de Argentina, México y otros países. De nuevo, se ve la mentira evidente de las cifras abortistas.

Los países sin aborto, los más sanos
De hecho, los datos de la Organización Mundial de la Salud muestran que los países que prohíben el aborto tienen menos mortandad materna (por todo tipo de complicaciones ligadas a la maternidad) que los países abortistas, como se demuestra en esta tabla

Tasa de Mortalidad Materna por 100.000 nacidos vivos (datos OMS 2011)
Uruguay (cuando había aborto restringido) 27 muertes maternas cada 100.000 nacidos vivos
Estados Unidos (aborto a petición) 24
China (aborto a petición e impuesto) 38
Rusia (aborto a petición) 39
Cuba (aborto a petición, buena sanidad) 53
Inglaterra (aborto a petición)12
Canadá (aborto a petición) 12
Rumania (aborto a petición) 27
Irlanda (no permite el aborto) tan sólo 3
Polonia (no permite aborto) tan sólo 6
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA