Jueves, 18 de julio de 2019

Religión en Libertad

Aprobar la eutanasia destruye la libertad del médico con ética provida: el caso reciente de Canadá

ReL

Hay médicos que piensan que legalizar la eutanasia no les afectaría... se equivocan, es un sistema que transforma la relación médico-paciente y cuidar-matar
Hay médicos que piensan que legalizar la eutanasia no les afectaría... se equivocan, es un sistema que transforma la relación médico-paciente y cuidar-matar

El debate sobre la eutanasia se da en varios países dodne los políticos debaten si hay que permitir a los médicos matar a enfermos que (supuestamente) lo piden, y en qué circunstancias.

En España, el doctor Jacinto Batiz, experto en deontología, quiere desengañar a los médicos que, sin ser muy amigos de la eutanasia, tampoco se sienten afectados, piensan que aunque se apruebe, de eso "se encargarán otros" médicos, los oncólogos o los de cuidados paliativos o los de anestesia, que "a mí no me afectará".

La eutanasia -matar enfermos- implicará a todos los sanitarios

Batiz, en un artículo de 2018 en Diario Médico, explica que quien aplique la eutanasia "no serán quienes la aprueben en el Congreso de Diputados, sino los médicos que estamos a pie de cama del enfermo junto a sus familias. ¿No lo sabían?"

La propuesta del Partido Socialista en España pide aplicar la eutanasia "también en domicilios particulares cuando así se solicite”. Como eso casi no da dinero, en cuanto se extienda un poco la práctica se encargarán de eso "los médicos y médicas de Atención Primaria, sin duda". O sea, los médicos de familia, los que visitan a los enfermos en sus casas.

La eutanasia, una vez aprobada, tiende a salpicar e involucrar a todo el mundo sanitario: enfermeros, gerontólogos, anestesistas, oncólogos, psicólogos, farmacéuticos, médicos en general.. y tiene una fuerte tendencia a impedir, dificultar y castigar la objeción de conciencia de los profesionales éticos que defienden el "cuidar sí, matar no".

El caso reciente de Canadá: 3 años y ya combaten la objeción

Esta semana se ha podido comprobar en Canadá, donde hace tan solo 3 años que se ha legalizado el suicidio asistido y ya las leyes buscan castigar a los objetores de conciencia.

La Corte de Apelación de la provincia de Ontario, en Canadá, dictaminó que los médicos que se oponen a procedimientos inmorales como el aborto y el suicidio asistido tienen la obligación de "derivar" a sus pacientes a un sanitario dispuesto a realizar estas prácticas inmorales, aunque legales en este país.

En una decisión unánime emitida el miércoles 15 de mayo, la Corte de Apelación ratificó una política de 2016 establecida por el Colegio de Médicos y Cirujanos de Ontario (CPSO) –que otorga licencias a los médicos y regula la práctica de la medicina–, que exige a los médicos de la provincia que proporcionen una “derivación efectiva” si se oponen a prácticas como el aborto, anticoncepción, cirugía de transexualidad o suicidio asistido.

Ya un tribunal de primera instancia en enero de 2018 dictaminó que obligar a los médicos a colaborar así en esas prácticas es cierto que violaba su libertad religiosa... pero establecía que violar esa libertad era necesario para que los "pacientes" lograran sus servicios.

Los colegios de médicos abandonan a los médicos con ética

Canadian Physicians for Life (Médicos por la Vida de Canadá) probablemente seguirá presentando apelaciones legales. También lo hará Canadians for Conscience, una plataforma que defiende en todo Canadá la libertad de conciencia del personal sanitario, farmacéuticos, enfermeras y médicos.

Estas asociaciones denuncian que los colegios profesionales de médicos en distintas regiones, como Ontario, hayan abandonado la defensa de la objeción de conciencia de los médicos y sanitarios.

Ryan Wilson, presidente de Médicos por la Vida de Canadá declaraba ya en 2018 que obligar a los sanitarios a colaborar en el proceso “coloca a nuestros médicos, los médicos que ingresaron en el campo de la medicina para brindar atención de calidad, compasiva y centrada en el paciente, en una posición imposible. No creen que terminar con la vida de un paciente sea una medicina, y no creen que puedan ofrecer esperanza y curación en una habitación mientras ayudan a matar a un paciente en otra”. Además, muchos médicos verán que “sus derechos religiosos y de conciencia están siendo violados y no podrán practicar la medicina en Ontario”.

Canadá legalizó el suicidio asistido en 2016. Por ahora, solo las personas mayores de 18 años, consideradas “mentalmente competentes” y diagnosticadas con una enfermedad física terminal por dos médicos o dos enfermeras practicantes pueden someterse a esta práctica.

Pero la experiencia de la eutanasia en Bélgica y Holanda es que enseguida los parientes o médicos empiezan a decidir por personas en coma, ancianas, bebés y niños, etc... 

Lea también AQUÍ 5 razones por las que los médicos no pueden ser 'neutrales' ante la eutanasia

Lea más en ReL en nuestra sección Eutanasia

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA