Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

"Velar", una palabra clave

Luces en mi agenda

14 noviembre 2017

TAGS Evangelización

    Hay palabras que son claves para nuestra vida cristiana. Una de ellas, sin duda, la palabra "velar", que se desdobla en otras expresiones, "estad en vela", "vigilad", "estad alerta". Noviembre sigue invitándonos a la reflexión y a la esperanza. Y las parábolas de los evangelios de los últimos domingos del Tiempo Ordinario constituyen una llamada a contemplar el final de nuestra singladura, sabiendo que hay una palabra de Dios sobre el mundo que es la definitiva y que la última palabra sobre la vida humana no es la palabra de la muerte, sino la palabra del encuentro de Vida con Dios. De ahí, la necesidad de "velar". Y ¿qué significa "velar"? ¿Acaso vivir pensando continuamente en la muerte? Todo lo contrario: vivir pensando en la Vida, la vida eterna. San Agustín, en su sermón 93, nos lo explica admirablemente.
    -"Velar es vivir de acuerdo con la fe, convertida en antorcha, a través de las buenas obras.
    -Velar es procurar que arda nuestra esperanza, nuestros deseos de servir al Señor, de amarle y de estar con Él.
    -Velar es mantener activa en nosotros la conversión, el arrepentimiento, la vuelta a Dios.
    -Velar es abrazarnos a Cristo, con los lazos incorpóreos del amor, para que Él nos introduzca en el banquete del Reino de los cielos.
    -Velar es abrir de par en par la puerta de nuestro corazón a la presencia del Señor en nuestras vidas. 
     -Velar es arriesgar, haciendo fructificar nuestros talentos; cuando no arriesgamos, perdemos, "se nos quitará hasta lo que tenemos"  
    -Velar es cuidar nuestra luz. No podemos comulgar con la vida ni con su Señor si estamos dormidos; no sabremos lo que es vivir, -y habremos vivido en vano-, si no estamos atentos a incrementar nuestras lámparas".
    Ahora que vamos a terminar, en la liturgia de la Iglesia, los domingos del Tiempo Ordinario, bueno será escuchar y recoger el mensaje de Jesús: "Velad...No os quedéis dormidos". Chesterton nos ofreció, con otras palabras, este mismo consejo: "La vulgaridad es estar cerca de la grande y no darse cuenta". Puede pasarnos que estemos cerca de tantas cosas maravillosas, y sin embargo, no nos demos cuenta. Sería la más terrible de las vulgaridades. 
 
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Antonio Gil Moreno
Antonio Gil Moreno, sacerdote y periodista, Licenciado en Teología, miembro de la Real Academia de Córdoba, y profesor del Instituto Superior de Ciencias Religiosas “Victoria Díez”, de la Diócesis de Córdoba, ha dedicado su vida a sus dos principales vocaciones: la del sacerdocio y la del periodismo. Como periodista ha sido durante treinta y tres años, delegado diocesano de Medios de Comunicación Social;director del primer periódico de información religiosa en la comunidad autónoma, "Iglesia en Andalucía"; Subdirector del diario "Córdoba" y corresponsal de Ecclesia. Asimismo, en su dimensión de escritor, ha publicado numerosos libros, entre otros,Meditaciones en el AVE (San Pablo), Meditaciones para buscadores de Dios (San Pablo), Meditaciones para periodistas y poetas (Almuzara), y en la Editorial Paulinas: Páginas para encontrarte con Dios, Susurros de Dios, El perfume de la fe, El Evangelio de las pequeñas noticias y Besos de Dios a medianoche. Actualmente, es canónigo de la Santa Iglesia Catedral, de Córdoba.

Antonio Gil Moreno, es autor, editor y responsable del Blog Luces en mi agenda, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2017

"Velar", una palabra clave

Pensar, creer, amar
OCTUBRE 2017

La visita a los cementerios

Decálogo del Domund

Postal desde el monasterio de Silos

Ver posts de otros meses

FEBRERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (2 artículos)

OCTUBRE 2014 (1 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (1 artículos)

ABRIL 2014 (3 artículos)

MARZO 2014 (1 artículos)

FEBRERO 2014 (1 artículos)

ENERO 2014 (2 artículos)

DICIEMBRE 2013 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (2 artículos)

OCTUBRE 2013 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (1 artículos)

JULIO 2013 (3 artículos)

JUNIO 2013 (2 artículos)

MAYO 2013 (3 artículos)

ABRIL 2013 (5 artículos)

MARZO 2013 (3 artículos)

FEBRERO 2013 (3 artículos)

ENERO 2013 (3 artículos)

DICIEMBRE 2012 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (2 artículos)

OCTUBRE 2012 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (3 artículos)

AGOSTO 2012 (2 artículos)

JULIO 2012 (3 artículos)

JUNIO 2012 (2 artículos)

MAYO 2012 (3 artículos)

ABRIL 2012 (2 artículos)

MARZO 2012 (2 artículos)

FEBRERO 2012 (3 artículos)

ENERO 2012 (2 artículos)

DICIEMBRE 2011 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (4 artículos)

OCTUBRE 2011 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (3 artículos)

AGOSTO 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (2 artículos)

JUNIO 2011 (2 artículos)

MAYO 2011 (3 artículos)

ENERO 2011 (2 artículos)

DICIEMBRE 2010 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (1 artículos)

AGOSTO 2010 (1 artículos)

JULIO 2010 (1 artículos)

JUNIO 2010 (2 artículos)

MAYO 2010 (1 artículos)

ABRIL 2010 (3 artículos)

MARZO 2010 (3 artículos)

FEBRERO 2010 (3 artículos)

ENERO 2010 (3 artículos)

DICIEMBRE 2009 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (5 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS