Miércoles, 23 de octubre de 2019

Religión en Libertad

Laicos indígenas que ya son ministros de la Palabra y, pronto, «del bautismo y el matrimonio»

ReL

La hermana Gloria Liliana, el obispo Medardo, de Colombia, y el obispo Wilmar, de Brasil, en el encuentro con la prensa vaticana el jueves
La hermana Gloria Liliana, el obispo Medardo, de Colombia, y el obispo Wilmar, de Brasil, en el encuentro con la prensa vaticana el jueves

En el briefing con los periodistas que cubren el Sínodo de la Amazonía en Roma, este jueves por la mañana hablaron el carmelita Wilmar Santin, obispo de Itaituba, en Brasil (200.000 habitantes) y el obispo Medardo de Jesús Henao Del Río, Vicario Apostólico de Mitú, en Colombia (40.000 habitantes, son católicos el 40%).

¿Un sacerdote en cada pueblo? ¿Al menos, un diácono?

El carmelita Wilmar Santin desde diciembre de 2010 sirve entre los indígenas Wuy Jugu o Mundurukú, que son unos 11.000 que hablan una lengua de la familia tupí, parecida al guaraní.

Santin citó una frase del cardenal Hummes: "El Papa Francisco tiene un sueño: ver a un sacerdote indígena en cada pueblo amazónico". Ante las dificultades (tampoco hay un sacerdote español en cada pueblo español) el Santo Padre pidió, según Santin, "comenzar con lo que la Iglesia ya te permite: el diaconado permanente".

Y antes de eso, "crear ministros". "Nos dimos cuenta de que era mejor empezar a crear ministros de la Palabra, antes que los de la Eucaristía. Porque en nuestro clima ecuatorial húmedo la hostia consagrada no puede ser guardada por mucho tiempo", explicó.

"Debemos llegar a tiempo donde está la gente", dijo el obispo, hablando del caso concreto en el que un hombre católico se hizo evangélico en un pueblo donde la Iglesia no había llegado. "Debemos cambiar la estructura de la Iglesia, para que sea más ágil, ya no sea tan lenta en la toma de decisiones, y no dependa sólo del sacerdote, para lograr llevar la Palabra de Dios a todos los lugares".

Ministros de la Palabra, hombres y mujeres

En 2017 en Itaituba se instituyeron los primeros 24 ministros de la Palabra de etnia Mundurukú, 20 hombres y 4 mujeres, "que comenzaron a celebrar en sus propias lenguas y a predicar la Palabra de Dios".

Este año, dijo Santin, "hemos instituido otros 24: 19 hombres y 5 mujeres, para que hoy haya 48 ministros de la Palabra mundurukú que pueden decir, como el pueblo que escuchó a los discípulos después de Pentecostés: "Los oímos hablar de las grandes cosas de Dios en nuestras lenguas".

Pronto, concluyó el obispo brasileño, "instituiremos ministros de Bautismo y Matrimonio, porque los munduruku, que son en su mayoría bautizados, están deseosos de bautizar a sus hijos y casarse en la Iglesia, y trataremos de tenerlos en cada pueblo". Veremos entonces cuándo será posible ordenar diáconos indígenas".

(La expresión "ministros de matrimonio" es confusa, como mínimo: según el Catecismo, los "ministros del matrimonio" son los esposos, que "manifestando su consentimiento ante la Iglesia, se confieren mutuamente el sacramento del matrimonio").

Para ordenar un diácono: intervienen jefes locales

Medardo de Jesús Henao Del Rio, Vicario Apostólico de Mitú, en Colombia, explicó que ha ordenado un diácono indígena, de uno de los 27 grupos étnicos presentes en su diócesis.

"Lo ordené en el rito romano y en el rito indígena. Entramos en el contexto de la cosmogonía de los nativos. ¿Qué es lo que he hecho? Celebré el rito de la ordenación diaconal hasta el momento de la entrega del Evangelio. Luego los líderes indígenas colocaron una corona en la cabeza del diácono, señal de un hombre que adquiere sabiduría dentro de la comunidad y que dirigirá a la comunidad. No se ha recitado ninguna oración, es sólo un signo distintivo. Luego el diácono fue recibido por la comunidad: cruzó toda la iglesia llevando el Libro de los Evangelios, que es la mayor sabiduría, y bailando. La comunidad lo aplaudió y el rito de ordenación terminó con el abrazo de la paz".

"No aceptamos todo lo indígena para asimilarlo a lo que es cristiano, sino elementos, situaciones y celebraciones que tienen 'semillas de la Palabra, semillas de Dios', como diría San Ireneo", matizó el obispo de Mitú.

Gloria Liniana Franco Echeverri denuncia la trata

"En el Sínodo somos 40 mujeres, pero detrás de cada mujer hay muchas otras mujeres, como las que participaron en el proceso de escucha pre-sinodal", explicó la religiosa Gloria Liiana Franco Echeverri, la Compañía de María Nuestra Señora, presidenta de la Confederación Latinoamericana de Religiosas.

Preguntada por la violencia en la región, explicó que las formas de violencia más extendida son "trata de personas, estrechamente vinculada a la cuestión de la migración y la explotación sexual de las mujeres; violencia doméstica, por ejemplo vinculada al alcoholismo; la denegación de la ley, de poder estudiar y acceder a una asistencia sanitaria eficaz”. Por último, hay religiosas y otras personas asesinadas "porque han abrazado la causa de la defensa de los pobres y los pueblos indígenas. Son mujeres, religiosas, mártires".

A partir de ahora, trabajo en 12 grupos de idiomas

En los próximos días, los padres sinodales, expertos y auditores se organizarán en los llamados "círculos pequeños", grupos del mismo idioma. Habrá doce: 5 en español, 4 en portugués, 2 en italiano y 1 en inglés y francés. El sábado 12 de octubre (aniversario de la llegada de la fe católica al continente americano) se reanudarán las congregaciones generales, que continuarán hasta el martes 15.

En la tarde del jueves 17 los oradores presentarán los 12 informes, que se recogerán en un solo texto que será publicado por "L'Osservatore Romano" y en el sitio web www.vatican.va. La siguiente semana, se decidirá el texto final.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA