Martes, 25 de enero de 2022

Religión en Libertad

Lo de «las periferias» va muy en serio: «El Señor dice con palabras claras que nos juzgará de esto»

ACI Prensa

Allí donde alguien sufre, ahí está Jesús: Él mismo nos lo dijo, insistió el Papa.
Allí donde alguien sufre, ahí está Jesús: Él mismo nos lo dijo, insistió el Papa.
En su visita a los enfermos y ancianos acogidos en la Casa de la Caridad en Nalukolongo, Kampala (Uganda), el Papa Francisco alentó a las parroquias y a las familias a atender con misericordia las personas que pasan sufrimiento y necesidad, pues ahí está Jesús.

El Santo Padre señaló que deseaba mucho visitar la Casa de la Caridad, que “siempre ha estado ligado al compromiso de la Iglesia en favor de los pobres, los discapacitados y los enfermos”.

Un lugar de rescate y educación
“Aquí, en los primeros tiempos, se rescató a niños de la esclavitud y las mujeres recibieron una educación religiosa”, recordó, al tiempo que agradeció a las Hermanas del Buen Samaritano, “que llevan adelante esta excelente obra”.

El Santo Padre aseguró que “Jesús está presente aquí, Jesús está presente donde están los pobres, los enfermos, encarcelados y en los que sufren. Jesús está presente”.

En la Casa de la Caridad, destacó, las personas enfermas y con discapacidad “pueden sentir la presencia de Jesús nuestro hermano, que nos ama a cada uno con ese amor que es propio de Dios”.

“Hoy, desde esta Casa, quisiera hacer un llamamiento a todas las parroquias y comunidades de Uganda –y del resto de África– para que no se olviden de los pobres”, exhortó.

Seremos juzgados por nuestro comportamiento con quienes sufren
Francisco subrayó que “el Evangelio nos impulsa a salir hacia las periferias de la sociedad y encontrar a Cristo en el que sufre y pasa necesidad. El Señor nos dice con palabras claras que nos juzgará de esto”.

El Santo Padre lamentó que en el mundo actual “da la impresión de que el egoísmo y la indiferencia se va extendiendo por muchas partes”.

“Cuántos hermanos y hermanas nuestros son víctimas de la cultura actual del ‘usar y tirar’, que lleva a despreciar sobre todo a los niños no nacidos, a los jóvenes y a los ancianos”, criticó. Ante esto, alentó, “como cristianos, no podemos permanecer impasibles. Algo tiene que cambiar”.

“Nuestras familias han de ser signos cada vez más evidentes del amor paciente y misericordioso de Dios, no solo hacia nuestros hijos y ancianos, sino hacia todos los que pasan necesidad”, dijo, al tiempo que señaló que “nuestras parroquias no han de cerrar sus puertas y sus oídos al grito de los pobres”.

“Cristo, precisamente en aquellos que servimos, se revela cada día y prepara la acogida que esperamos recibir un día en su Reino eterno”, aseguró. El Papa explicó que “a través de gestos sencillos, a través de acciones sencillas y generosas, que honran a Cristo en sus hermanos y hermanas más pequeños, conseguimos que la fuerza de su amor entre en el mundo y lo cambie realmente”.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda