Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Jueves, 23 de noviembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Ciencia y Fe
Los datos son abrumadores

Una exposición demuestra que el origen de la ciencia moderna es medieval y cristiano

Fue en el siglo XII, y no en el XVI, cuando se descubrió el valor de la experimentación y se formularon teorías que luego sólo se retomaron.

Pablo J. Ginés/La Razón

3 abril 2011

Una exposición demuestra que el origen de la ciencia moderna es medieval y cristiano
Guiomar Ruiz, comisaria de la exposición.
¿Por qué la ciencia moderna se desarrolló en el Occidente cristiano y no en China, la India, Grecia o el Islam? Estas culturas tuvieron sus genios, lenguaje matemático, clases ociosas educadas, recursos estatales... Y, sin embargo, «nada en absoluto comparado a la ciencia moderna», escribió el físico atómico Peter E.Hodgson en El origen cristiano de la ciencia.

Guiomar Ruiz, doctora en física y titular de Matemática Aplicada en la Escuela de Ingeniería Aeronáutica de la Politécnica de Madrid, es la comisaria de una completa exposición que muestra en el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo, en el marco gratuito de Encuentromadrid, los últimos descubrimientos sobre la ciencia medieval.

La muestra documenta las tesis de Hodgson, que afirman que el método científico moderno no nació en el siglo XVI con Galileo, sino en la Edad Media cristiana, con un boom de creatividad técnica y teórica en el siglo XII y XIII, que sólo la peste negra consiguió frenar y luego se relanzaría.

«Para hacer ciencia has de valorar lo humano, apreciar a los que te antecedieron, acoger y desarrollar lo recibido del pasado. Eso lo hacían los medievales», explica Guiomar Ruiz.

«Además, el Génesis explica que el mundo es bueno, así que vale la pena conocerlo. No es un mundo absurdo o caótico: es inteligible, así que vale la pena estudiarlo. Dios además encargó en Génesis al hombre dominar el mundo, por lo que es accesible a la mente. No es el único mundo posible, como decía Aristóteles, sino algo que Dios creó con libertad, que no depende de un silogismo matemático, previsible, sino que puede deparar sorpresas, así que es necesario experimentarlo: eso anima a la ciencia experimental. Y el tiempo judeocristiano es lineal, no es cíclico como en Oriente: por lo tanto, es posible progresar, mejorar. Los medievales querían cambiar el mundo», afirma la comisaria de la exposición.

Las universidades y escuelas catedralicias del siglo XII eran auténticos laboratorios de ideas, donde todo se debatía, al contrario que en las aduladoras cortes orientales. En esos siglos se difunde, por ejemplo, el molino de batán, que podía mover martillos mecánicos y fuelles de forja, lo que permitía fundir hierro con calidad industrial.
 
«Los chicos no deberían salir de Secundaria sin conocer al obispo Nicolás de Oresme, precursor de las funciones y el cálculo infinitesimal, o a fray Roberto Grossatesta, con sus leyes ópticas, o la ley de máxima economía de la naturaleza, que hoy llamamos ley de mínima acción: en la universidad me dijeron que era del siglo XVII, pero Grossatesta ya lo usa en los siglos XII-XIII. Hay que conocer también las leyes de la estática de Jordano Nemorario, o cómo Jean Buridan ya explicaba que si el Sol estuviese quieto y la Tierra se moviese nos daría la sensación de que es el Sol lo que se mueve. Buridan le plantó cara a Aristóteles, durante siglos intocable, incluso respecto al movimiento de los planetas».

¿Qué decir entonces de la idea del Medioevo como era oscura, sometida por una religión contra la ciencia? «Eso se contrarresta con los hechos», dice la comisaria mostrando su exposición.

¿Y Stephen Hawking con sus universos múltiples? «¿Dónde están esos universos? Son ciencia ficción, no son constatables, y los medievales querían experimentar las cosas», responde la profesora de matemática aplicada.

«En 1277, cuando el obispo Tempier de París condena las tesis averroístas que limitaban el poder de Dios, en realidad abrió el camino a la ciencia moderna, liberándola del aristotelismo», señala.
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
17 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

RMZ
13/05/2011
Cuidado con la new age.
@Rodolfo Plata
Cuidado amigo, que eso de andar mezclando cosas puede ser explosivo y nocivo para la salud, en primer lugar Cristo no es trasceencia humana si no DIOS, segundo la sociedad perfecta solo se dara en la instauración del reino de Cristo y no, como la nueva era quiere que pensemos, en una evolución magica del ser humano.
Rodolfo Plata
19/04/2011
LA PAIDEIA GRIEGA DE CRISTO: .
La paideia griega tenía como propósito educar a la juventud en la virtud (desarrollo de la espiritualidad) y la sabiduría (cuidado de la verdad), mediante la práctica continua de ejercicios espirituales (cultivo de sí), a fin de prevenir y curar las enfermedades del alma. El educador, utilizando el discurso filosófico y la discusión de casos y ejemplos prácticos, más que informar trataba de inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad, motivando a los jóvenes a practicar las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma, a efecto de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos) __La vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo coincide cien por ciento con el currículo y objetivo de la filosofía griega. Y por su autentico valor pedagógico, el apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo (posteriormente enriquecida por San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría, con el currículo y la metodología de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,), a fin de alcanzar la trascendencia humana (patente en Cristo) y la sociedad perfecta (Reino de Dios). Meta que no se ha logrado debido que el Antiguo Testamento, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores. Ejercicios espirituales y Filosofía Antigua: Pirre Hadot. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO style=position:absolute;top:-9999px;>
Marcelino Serna Ponce
04/04/2011
Una exposición demuestra.
En el presente artículo se olvidan de Aristarco de Samos (siglo II a.C), con su teoría heioléntrica, la que echó por tierra Tolomeo y recogió, siglos más tarde, Galileo. También que, gracias a las informaciones que trajo Marco Polo, se pudo acceder a la imprenta, a la tinta; la seda y un sinfín de cosas más. Pero ya no tenemos espacio para más.
¿Por qué China se quedó atrás?
03/04/2011
Javier.
Uno de las cuestiones fundamentales del Cristianismo es que el universo fue construido según un diseño racional e inteligente. Lejos de estar reñido con la ciencia, la fe cristiana tiene un perfecto sentido científico.
Hace algunos años, el científico Joseph Needham hizo un estudio épico sobre el desarrollo tecnológico en China. Quería averiguar porqué China, a pesar de todos sus deseos anticipados de innovación, se había quedado tan por detrás de Europa en el progreso científico.
A regañadientes llegó a la conclusión de que la ciencia europea había sido estimulada por la creencia generalizada en una fuerza racional creativa, conocida como Dios, la cual hacía comprensible todas las leyes científicas.
Jorge
03/04/2011
Incluso Dios es física, siendo el arquitecto de las leyes (físicas).
Bueno, teóricamente, cualquiera de esos campos se podría reducir a la física.
La psiquiatría es parte de la medicina, y también la psicología... si se hiciera formalmente. Desgraciadamente, la psicología está llena de vividores, porque la experimentación casi nunca es concluyente.
Pero, volviendo a la física: nuestro cerebro funciona a base de los impulsos eléctricos que circulan por las neuronas (física). Llegado el momento, podremos ´´simular´´ un cerebro humano a base de calcular como se comporta una red enorme de neuronas interconectadas. Y eso nos permitirá entender de verdad como funciona nuestra mente, nuestra conciencia: será verdadera psicología. Entendiendo como funciona la mente de un indivíduo, se puede estudiar como interactúan varias mentes, lo cual implica que se podrá estudiar como funciona la dinámica de sociedades entre humanos (antropología y economía, e incluso política).

La arqueología por otro lado es una ciencia ya perfectamente establecida. Los arqueólogos son gente muy formal en sus estudios y publicaciones, y no se dedican a lanzar teorías a tontas y a locas, son muy reduccionistas (bueno, excepto los que salen en la prensa, diciendo que Tartessos es la Atlántida, y tonterías así).

No digo que no pueda estar equivocado. Seguro que estoy equivocado en la mayoría de cosas. Y tampoco es para tanto. Tengo amigos de letras, y nos lanzamos este tipo de puyas amistosas, y no pasa nada.
María de Betania
03/04/2011
Pues oyéndote a ti es difícil no entender que todo es física y nada más que física.
Pues acabas de mandar a la basura a otro tipo de ciencias-al menos ellas se denominan así-como la pedagogía, la psicología, la psiquiatría, la antropología (bueno, ésta tiene muchas ramas), la arqueología, etc... Te vas a crear muchos enemigos con ese sobredimensionamiento de la física. La verdad. Jorge, eres un exagerado.
Jorge
03/04/2011
yo corazon física.
María, como dijo aquel famoso nobel de Química, Ernst Rutherford ´´toda la ciencia es física, y lo demás es coleccionismo de sellos´´. No es que la física sea una ciencia superior en dignidad, o una tontería por el estilo. Es que la física es el estudio de la materia y de la energía, y de las interacciones que suceden entre ambas. Y eso, es, obviamente, todo: mecánica, termodinámica, química, biología, medicina... excepto la matemática. De algún modo, la matemática se escapa a ese encuadre, por no ser una ciencia natural, sino lógica.

ACST, no te diré mucho del aristotelismo teológico durante la edad media (excepto que las discusiones eran realmente bizantinas, con eso de la esencia y la existencia), pero en lo que respecta a la física, el aristotelismo era un auténtico callejón sin salida, ya fuera por la vía tomista, la averroísta o cualquier otra. Léete el inicio de la Physica de Aristóteles, es de traca, y verás por qué la ciencia estuvo bloqueada durante casi 2000 años.

Averroes defendía la verdad única, habiendo 2 caminos para alcanzarla: ciencia y teología. Es el averroísmo latino (creación cristiana a partir de traducciones de Averroes) la que dice que hay dos verdades. Esta creencia no sería realmente un inconveniente para la ciencia, al contrario: pondría a los científicos a hacer ciencia, y a los religiosos a hacer teología, sin que las verdades científicas pudiesen ser contradichas por las religiosas, ni viceversa.
de Woods
03/04/2011
Sin la Iglesia no habría Ciencia, mal que les pese a algunos.
en el libro de Thomas E. Woods ´´Cómo la Iglesia construyó la civilización occidental´´ (Ed.Ciudadela) pueden encontrar más detalladamente las explicaciones al respecto. No es una tesis novedosa ni particular de Hodgson, precisamente, aunque es buebo que más autores vayan asumiéndola.
En un ensayo sobre este libro que publicó Libertad Digital se explicaba muy bien la tesis: sin el monacato y sin la fe en un Dios Creador que es Logos y razón, y que crea por tanto un mundo inteligible, ordenado y racional, no habría podido desarrollarse la Ciencia . El link directo del ensayo está roto pero se puede ver en la caché de google buscando ´´eppur si muove y victoria llopis´´. El libro de Woods merece la pena, desde luego.
ACST
03/04/2011
¿Por que la Europa cristiana y no el califato?....
La Europa cristiana supo asumir el pensamiento racional basado en la experiencia porque logró integrar armónicamente el conocimiento de las causas, principio de toda ciencia, con la Fe cristiana. Durante buena parte del Medievo, en Medicina, en Astronomía, etc. los árabes fueron muy superiores a los europeos: ellos ya tenían hospitales y observatorios astronómicos. Pero Averroes, con su doctrina de la doble verdad -refutada por Tomás de Aquino entre otros- asestó un golpe mortal al pensamiento árabe y a su espíritu científico: entre el Coran y la filosofía, los árabes escogieron el libro de Mahoma y, por principio, sospecharon del conocimiento racional. Averroes condujo al aristotelismo árabe a un callejón sin salida que a punto estuvo de introducirse en Europa de no ser corregido por los teólogos dominicos, que no rechazaron el conocimiento que aporta la experiencia ni vieron en él nada contrario a lo que enseñó Jesucristo.
ACST
03/04/2011
¿Yugo aristotélico?.
No tiene mucho sentido hablar de una ´´escolástica británica´´, toda vez que en la Edad Media es la Universidad extendida por Europa el humus en el que se desarrolla la escolástica; por otro lado, Ockham es incomprensible sin Escoto, quien, al igual que Ockham, no arremetió contra el aristotelismo por un compromiso con la ciencia experimental, sino por el que tenían los franciscanos con la teología agustiniana. Tanto Escoto como Ockham ven en la metafísica aristotélica una limitación de la omnipotencia divina. Según Ockham, matar es malo porque así lo ha dispuesto la voluntad divina, que igual podría haber dispuesto que fuera bueno. La razón humana y la experiencia nada pueden decir al respecto: solo acatar la voluntad divina ciegamente. Si con Lutero se da luego el divorcio definitivo entre fe y razón, ello se debe a Ockham.
En cambio, Tomás de Aquino logra una síntesis genial entre el agustinismo y el aristotelismo, muy superior a todo el platonismo que emergería luego en el Renacimiento. Los dominicos, que no rechazaron el aristotelismo ni distanciaron la fe de la razón, introdujeron en Europa un realismo metódico que abonó el terreno para que germinara la ciencia experimental. Y ello gracias al aristotelismo tal y como lo asumió el Aquinate.
María de Betania
03/04/2011
Este es el tema de Jorge, nos alegra que nos ilustres.
Jorge: Lo tuyo con la física es un verdadero amor, los pueblos que desarrollaron las matemáticas también merecen una cierta consideración, digo yo. Los conocimientos matemáticos de árabes y mayas, por ejemplo, aunque no fueran luego vertidos en ciencias aplicadas, merecen alguna mención.
ANTONIO
03/04/2011
FELICITACIONES.
CAda vez pongo más en tela de juicio el SANBENITO, que el Renacimiento, echó sobre la EDAD MEDIA. Creo que fue una época muy luminosa, donde el hombre se elevaba al infinito. Desde el Renacimiento, el hombre se empequeñece, porque solo se mira al ombligo y a su limitada percepción de lo real.
Limitadisima. Es más que asumido por toda la comunidad ciéntifica que, por ejemplo, lo que el hombre puede ver y escuchar es una mínima parte de todo el espectro de longitudes de ondas posibles. Y en los documentales se nos cuenta, que hay animales que pueden oir sonidos que el ser humano no puede, o ver cosas que el hombre, que el hombre es incapaz.
Foix
03/04/2011
Buena exposición.
La tesis de esta exposición parece estar corroborada en el importantísimo libro de Jacques Le Goff, ´´Los intelectuales en la Edad Media´´.
agustin
03/04/2011
Hay que dar a conocer, difundir y publicitar.
La Iglesia ha permitido que sus buenas acciones se desconocieran en el mundo moderno por un falso optimismo en lo estrictamente testimonial. Las oposiciones a la Iglesia han sido eficaces en presentar sólo los hechos controversiales dejando de lado la construcción moderna sobre bases católicas. Por ejemplo, la difusión de las universidades en Europa. La extensión de los hospitales por todos lados que favorecían a los pobres. Ciertamente el pensamiento cristiano por adhesión o por oposición también impulsó lo que es Europa hoy y América. Vale la pena difundir este pensamiento ya que los jóvenes sólo tienen en su historia la Inquisición y las Cruzadas y éstas, en versión manipulada
Jorge
03/04/2011
Por qué no otros? II.
La ciencia, para desarrollarse, necesita la certeza de que hay una verdad absoluta que se puede conocer (lo cual abunda en las religiones occidentales), necesita un ánimo experimental, y ganas de trabajar con las manos, de hacer las cosas uno mismo. Un monasterio es un buen sitio para que las ideas pre-científicas empiecen a cocerse. Pero el ámbito religioso tiene un importante freno a la ciencia, que es el respeto (que raya en la devoción) a las figuras de autoridad. Así que hace falta, además, un método de revisión y corrección de errores, que dependa de mediciones y no de un tribunal de doctores. Si bien en la Europa cristiana esto era difícil de hacer, era mucho más difícil en el mundo musulmán tras la caída de Córdoba: justo cuando la filosofía islámica podía empezar a hacer algo, las derrotas militares hicieron que retornaran al integrismo religioso, de la mano de pueblos bárbaros de reciente islamización (almohades y almorávides en el norte de áfrica, turcos en oriente próximo).
Jorge
03/04/2011
Por qué no otros?.
Por qué la Europa cristiana y no el Califato, la India o China (o Grecia, o incluso Egipto). Mi opinión es que fue una cuestión de escoger el tema adecuado: En la Europa medieval, la física recibió suficiente atención como para llegar a la conclusión de que el aristotelismo era una tontería. Y la física es la disciplina más fácilmente (y más necesariamente) matematizable. El mundo islámico se enfocó en la matemática, la medicina y la alquimia, de modo semejante a la India. Los chinos estaban enfocados en la ingeniería, lo cual promete, pero tenían un problema filosófico aún mayor que nosotros: si bien los occidentales muchas veces nos pasamos en nuestras divisiones maniqueas bueno/malo, verdad/mentira, etc... la filosofía china renuncia por completo a la concepción de una verdad absoluta cognoscible. ´´Todo tiene su propia verdad´´... y así no se puede hacer ciencia. Los griegos? Estaban embarrados en su filosofismo, detestaban el trabajo manual. Sólo gente aislada como Arquímedes estuvo muy cerca de llegar a una concepción científica, pero fueron los romanos a tocarle los círculos.
Jorge
03/04/2011
La escolástica británica, más bien..
Esto está bastante equivocado. Sí, el embrión de la ciencia está en la iglesia, pero no en cualquiera. Está en la escolástica británica. Hace falta algo más que experimentación para emprender el largo camino que lleva a la ciencia... Aristóteles también era un experimental, y dijo las mayores tonterías que se le puedan a uno ocurrir, yendo incluso en contra de lo que se podía observar.
La escolástica medieval hizo grandes progresos, sí, pero se circunscribían aún a una concepción aristotélica, no-matemática, y esencialista. Sólo la escolástica británica consigue deshacerse del yugo teórico aristotélico, con Ockham. Y es precisamente a partir de ella que en Inglaterra aparece el empirismo filosófico (que consiste precisamente en una severa limitación de la especulación filosófica y un énfasis en la disciplina a la hora de experimentar) contrapuesto al racionalismo continental.
Por qué decimos que cambia con Galileo? Porque Galileo cristaliza el cambio de paradigma. Si vamos a cambiar el centro del universo tal como lo estableció Aristóteles, ya puestos, podemos tirar el resto del Aristotelismo a la basura, y empezar otra vez. Pero aún así, Galileo no es tampoco el comienzo de la ciencia (a pesar de estar muy cerca, siendo un empirista continental). La ciencia sólo empieza con Newton, que es quien produce el primer formalismo matemático para la descripción de la realidad.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS