Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Domingo, 19 de noviembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Vida y familia
Estremecedor testimonio

Un hombre asiste impotente al aborto de sus dos gemelos aun a pesar de que «Dios había hablado»

Un hombre asiste impotente al aborto de sus dos gemelos aun a pesar de que «Dios había hablado»
Algunos padres inducen a la madre a abortar, otros intentan impedirlo: también son sus hijos.

C.L. / ReL

18 agosto 2013

"Entiendo que haya personas con una opinión diferente sobre este asunto. Pero no porque tengas una opinión diferente eso significa que tengas razón".

El hombre que dejó su testimonio en Facebook (acreditado por distintas organizaciones provida norteamericanas) no se anda por las ramas: "Esto no va de los derechos de la mujer. Esto va de asesinato. Lo he vivido a través del aborto". Muchas mujeres abortan inducidas, incluso coaccionadas, por los padres del niño, ante la indiferencia de feministas y abortistas teóricamente pro choice [pro elección]. Pero también muchos padres varones asisten impotentes a la muerte de hijos que querrían tener. La ley no les pide su opinión.

Y el caso que nos ocupa es uno de los más estremecedores: "Perdí dos gemelos en aras del ´derecho de la mujer´ a abortar. No tuve nada que decir. Sentí a mis hijos en el momento en el que murieron. Fueron asesinados. La que entonces era mi novia lloró durante meses. Ella también los sintió morir. No se dio cuenta de que había ´asesinado´ a dos niños hasta que estaba hecho. Su dolor fue horrendo. Se convirtió en suicida".

"No estaba preparada"
La mujer había acudido a Planned Parenthood porque era "demasiado joven" y no estaba preparada para tener hijos. ¡Tenía 24 años! No había planificado ser madre. "Es irónico", dice el hombre, "que una persona que no había planificado ser madre acuda a un lugar llamado Paternidad Planificada para que sus hijos sean troceados dentro de su seno y aspirados luego a cachos. A mí eso no me parece ´planificar´".

Le reprocha con acritud a su novia que estuviera ciega a cualquier otra posibilidad. Cuando acudió al abortorio había personas fuera ofreciendo alternativas, mostrando los resultados de un aborto... "Ella ignoró al pequeño grupo de manifestantes. Estaba ejerciendo sus ´derechos´. Era una ´mujer moderna´. Su vida era de ella y nadie más. Nada que ver con unos ´huevos fertilizados´ dentro de sí". Estaba de poco menos de 20 semanas, y la ecografía mostró que eran gemelos.

La noche en la que Dios habló

La noche anterior, hablaron de alternativas. "Yo lloré. Ella lloró. Era una cristiana tibia, creía en Dios en un sentido espiritual, pero no en el Dios de la Biblia. Puse mi mano sobre la suya y luego sobre su vientre, recé y dije: ´Dios mío, guíanos en esta hora negra y confusa. Indícanos la dirección que sólo Tú conoces como la correcta...".

Y justo entonces sentimos una patadita. Y luego otra. Y otra. Lloré. Ella lloró. ´Dios nos está hablando, ha respondido a nuestras oraciones´. ´Pero ya tengo cita´, dijo ella. Yo le contesté que eso no significaba nada, que Dios nos había hablado. Yo lo sentía así. Ella lo sentía así también. Por primera vez en su vida... sintió a Dios hablándole a ella".

Charlaron hasta la madrugada sobre planes de futuro. "No estoy preparada para ser madre", decía ella. "Nadie lo está", respondía él. "Estoy asustada", insistía. "Como cualquier madre", era la contestación.

Ambos trabajaban y estudiaban, y discutieron sobre cómo harían en adelante para criar a los niños: "El miedo, la ansiedad, la incertidumbre nos llevaron a un desacuerdo y a acostarnos sin hablar, cada uno mirando hacia un lado de la cama".

La suerte estaba echada
A la mañana siguiente él se levantó para ir a trabajar pensando que las cosas, al final, saldrían bien. Pero entonces ella bajó las escaleras diciendo que iba a hacerlo, y le pidió que la llevase al abortorio. "Intenté razonar con ella y me negué a llevarla. Ella llamó a un taxi. Entonces pensé que si iba en un taxi, lo más probable es que abortara", cuenta el hombre.

Así que la llevó a Planned Parenthood, para intentar por el camino convencerla. "Ella callaba. Ni una palabra. Miraba por la ventanilla. Era muy terca. Era una ´mujer moderna´, nadie iba a decirle lo que tenía que hacer. Ni yo, ni Dios, ni nadie".

Aparcó ante la clínica lo más cerca que pudo de los manifestantes, cogió un folleto y se lo dio. Ella se encaminó "impávida y rauda" al centro, fingiendo no escuchar los últimos argumentos de su novio.

Llegaron al control de Planned Parenthood y entraron. "Cogí sus manos y le pedí: Por favor, no lo hagas, piénsalo bien. Luego me dirigí a la persona que nos acompañaba: ´Por favor, no queremos seguir con esto, no maten a nuestros hijos´". Pero su novia se soltó la mano y se metió en el ascensor con la trabajadora del abortorio.

Hace entrada la desesperación
"Me sentí derrotado. Abandoné la clínica, me metí en mi coche y me puse a conducir a demasiada velocidad. Me salté un par de semáforos en rojo. Estaba asustado, enfadado, herido, perdido, todas las emociones me atravesaban. Quería gritar. ¡No podía proteger a mis hijos! ¡Era incapaz de hacer una sola cosa para protegerlos! ¿Dónde estaban mis derechos? ¿Dónde los derechos de esas dos preciosas criaturas? ¿Qué demonios tienen que ver los derechos con el asesinato?".

Cuenta que, de repente, sintió como si explotara la caldera a presión que tenía en la cabeza, y se hizo en ella el silencio: "En el momento en el que mis hijos fueron asesinados, fue como sin un rayo atravesase mi cuerpo. Lo sentí. Supe que algo horrible había sucedido en ese momento. Y ella lo sintió también".

Frenó, dio media vuelta y a toda prisa volvió al abortorio. Aparcó donde pudo, llamó a la puerta, le abrieron, corrió subiendo las escaleras y preguntó por su novia. "Se está recuperando", le dijeron. Pidió verla, y tras unos minutos "de agonía" le permitieron pasar.

"Estaba llorando. Decía: ´Me equivoqué. Les sentí cuando murieron. Junto con nuestros niños, arrancaron mi corazón´. Ambos lloramos. Ella dijo: ´¡Dios mío, ¿qué he hecho?! Me siento horrible, vacía, como un desierto, como una flor muerta´. Seguí con ella unos minutos, pero necesitábamos aire".

Él bajó a estacionar bien, volvió, y cuando a la joven le dieron el alta, se fueron. "Ella apenas podía sostenerse. ´¿Por qué no escuché? ¿En qué pensaba?´, decía. El dolor emocional era insoportable".

Una reflexión
"Pasó un tiempo entrando y saliendo de hospitales mentales", cuenta el hombre: "Empezó a tomar ansiolíticos y antidepresivos. Aquello arruinó su vida".

Y plantea una reflexión final: "Cuando tus derechos arruinan tu vida... es que algo mal hay en la ley".

Pincha aquí para leer el testimonio completo en Facebook (en inglés).

Si crees que la lectura de Religión en Libertad te ayuda… ayúdanos a seguir ayudándote
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
9 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Gilda maría carranza palacios de seminario
23/08/2013
CRÍMEN LEGAL!!!.
QUE TERRIBLE,NUNCA SE PIENSA EN LOS BEBES,Y MENOS EN LOS PADRES,LO PEOR ES QUE LOS QUE SOMOS CARÓLICOS NOS SENTIMOS ASÍ,PERO QUE HAY DE AQUELLOS QUE NO TIENEN A DIOS EN SUS VIDAS,CÓMO CREEN QUE PODRÁN VIVIR LUEGO DEL ASESINATO,DIOS,!!!! QUE EL MUNDO DESPIERTE YA!!..OREMOS POR TODOS AQUELLOS QUE ESTÁN PENSANDO EN ABORTAR ,PARA QUE SE CONVIERTAN.
DLB
calvo avila
21/08/2013
aborto involuntario y pastilla del dia despues.
Un familiar cercano perdió dos embarazos por un problema genético. En su juventud tomó 2 veces la pastilla del día después como medio anticonceptivo. Hoy por hoy no hay día que piense en aquellas pastillas y en la posibilidad de que hubieran impedido un embarazo, y en que tales hechos estén relacionados con sus dos abortos involuntarios. Parece irracional considerarlo pero lo considera. En una misa pidió perdón por aquellos hechos que ya confesó en su día y eligió 4 nombres para poner a sus hijos no nacidos, a los abortados involuntariamente y a la posibilidad de que con esas pastillas impidiera la vida de otros dos. Después sintió mucha paz.
Lisardo PA
20/08/2013
Confesión.
Ninguna mujer que haya decidio tener a su hijo se ha arrepentido. La mayoria de las mujeres que abortan se arrepienten y quedan destrozadas toda su vida,
Hace poco en Religion en libertad una estrella del pop de los 70, Suzi Quatro, con mas de 60 años estaba arrepentida y arrastraba las secuelas de un aborto a los 19 años.
¿ Quien engaña a las mujeres prometiendoles libertad y llevandolas a la depresión y ruina moral y espiritual?.
Las queda restaurarse con la Confesión.
jose alberto
19/08/2013
EL ABORTO Y LOS HOMBRES.
Un tema silenciado adrede por la ideología de la muerte: el sufrimiento del hombre ante el aborto.
El siguiente enlace está en ingles, pro se puede traducir online. Se entiende bien. Recomendable.

http://www.theunchoice.com/men.htmresources

EL ABORTO Y LOS HOMBRES: CÓMO AFECTA EL ABORTO A LOS PADRES Y A LAS FAMILIAS.
Fran Mor
19/08/2013
Derecho a la vida sobre todo.
Osea que tenia 24 años y no estaba preparada para tener hijos y si estaba para hacerlos. Curiosa circunstancia. Hasta esa edad ¿A que se habia dedicado? Iba a decir un taco, pero me callo. Por esto y por muchas otras cosas hay que eliminar las leyes que amparan el aborto y castigar a todo aquel que lo practique y lo consienta. Hay que definir de una vez por todas los derechos que tenemos todos desde el mismo instante de la concepción, tiene que primar sobre todos el derecho a la vida y en lo que no se implante así, esto va a ser el ´´cuento de nunca acabar´´.
JImena navarro
19/08/2013
EL ABORTO Y SUS CONSECUENCIAS EXORCISMO MEXICO.
http://www.youtube.com/watch?v=I4Svtm7yRms
Carla Maria
18/08/2013
Buscad en internet Blood money el valor de una vida.
Lo que buscan los que nos gobiernan y que favorecen esta perversion es precisamente esto: Primero matar, segundo torturar metalmente a las chicas, tercero favorecer la lujuria pues muchas de esas chicas para hacer callar a su conciencia se lanzan den una busqueda desenfrenada del ´´amor´´, de alcohol, drogas y suicidio, pues los remordimientos las matan. Y con todo ello, esos perversos consiguen que nuestro Dios sea gravemente ofendido llenandose al mismo tiempo los bolsillos.

Buscad en internet Blood money el valor de una vida. Os quedareis de piedra.

maria
18/08/2013
¿En que hemos convertido el mundo ?.
Dios mio ¿ en que mundo vivimos ?, ¿ que hemos hecho con tu creación ?, !!!!!!! Que horror !!!!!!
Xusto Otero
18/08/2013
EL PROBLEMA DEL ABORTO SE LLAMA ...
TIBIEZA ....

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS