Sábado, 11 de julio de 2020

Religión en Libertad

Creo en la Santa Iglesia católica

ReL

121 ¿Qué significa «Iglesia» ?

Iglesia viene del griego ekklesia = los convocados. Todos nosotros, quienes hemos sido bautizados y creemos en Dios, somos convocados por el Señor. Y juntos somos la Iglesia. Como dice san Pablo, Cristo es la Cabeza de la Iglesia. Nosotros somos su Cuerpo. [748-757]

Cuando recibimos los SACRAMENTOS y escuchamos la Palabra de Dios, Cristo está en nosotros y nosotros estamos en él: esto es La IGLESIA. La estrecha comunión de vida de todos los bautizados con Cristo es descrita en la Sagrada Escritura con una gran riqueza de imágenes. A veces se habla del Pueblo de Dios, otras de la esposa de Cristo; unas veces se llama madre a la Iglesia, otras, la familia de Dios o se la compara con Los invitados a una boda. Nunca es la Iglesia una mera institución, nunca sólo la «Iglesia oficial», que uno podría rechazar. Nos irritarán las faltas y los defectos que se dan en La Iglesia, pero no nos podemos distanciar nunca de ella, porque Dios ha optado por ella de forma irrevocable y no se aleja de ella a pesar de todos sus pecados. La Iglesia es la presencia de Dios entre nosotros los hombres. Por eso debemos amarla.

 

Nuestra capacidad de entendimiento es limitada; por eso la misión del Espíritu consiste en introducir a La Iglesia siempre de nuevo, degeneración en generación, en la grandeza de los misterios de Dios. BENEDICTO XVI, 07.05.2005

IGLESIA (del griego ex + kaleo, ekklesia = los convocados): Son Los convocados de todos los pueblos, que pertenecen a Cristo por el bautismo.

Él es también La cabeza del cuerpo: de la Iglesia. Col 1,18a

Nadie puede tener a Dios por Padre si no tiene a la Iglesia por madre. SAN CIPRIANO DE CARTAGO (200-258, Padre de la Iglesia)

El Señor dijo a Caín: «¿Dónde está Abel, tu hermano?». Respondió Caín: «No sé; ¿soy yo el guardián de mi hermano?». Gen 4,9

Tenemos que ser bienaventurados juntos, unos con otros. Tenemos que acceder juntos a Dios, entrar juntos a su presencia. No tenemos que encontrar a Dios uno sin el otro. ¿Qué nos diría él si retornáramos uno sin el otro? CHARLESPÉGUY (1873-1914, poeta francés)

Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. Jn 20,21b

122 ¿Para qué quiere Dios la Iglesia ?

Dios quiere la Iglesia porque no nos quiere salvar individualmente, sino juntos. Quiere convertir a toda la humanidad en su pueblo. [758-781, 802-804]

Nadie alcanza el cielo de forma asocial. Quien sólo se preocupa de sí mismo y de la salvación de su alma, vive de forma asocial. Esto es imposible, tanto en el cielo como en la tierra. El mismo Dios no es asocial; no es un ser solitario, que se baste a sí mismo. El Dios trinitario es en sí «social», una comunión, un eterno intercambio de amor. Según el modelo de Dios, el hombre está hecho para la relación, el intercambio, el compartir y el amor. Somos responsables unos de otros.

123 ¿Cuál es la misión de la Iglesia?

La misión de la Iglesia es hacer brotar y crecer en todos los pueblos el reino de Dios, que ha comenzado ya con Jesús. [763-769, 774-776, 780]

Allí donde estuvo Jesús, el cielo tocó la tierra: Comenzaba el reino de Dios, un reino de paz y justicia. La Iglesia sirve a este reino de Dios. No es un fin en sí misma. Tiene que continuar lo que ha comenzado con Cristo. Debe actuar como lo haría Jesús. Continúa realizando los signos sagrados de Jesús ( SACRAMENTOS). Transmite las palabras de Jesús. Por eso la Iglesia, con todas sus debilidades, es realmente un fragmento de cielo en la tierra.

124 ¿Por qué la Iglesia es más que una institución?

La Iglesia es más que una institución porque es un ( MISTERIO) que es a la vez humano y divino. [770-773,779]

El amor verdadero no es ciego, sino que hace ver. Lo mismo ocurre cuando miramos a la Iglesia: vista desde fuera la Iglesia es únicamente una institución histórica, con logros históricos, pero también con errores e incluso crímenes: una Iglesia de pecadores. Pero esta mirada no es suficientemente profunda. Porque Cristo se ha comprometido de tal modo con nosotros pecadores que no abandona nunca a la Iglesia, incluso si le traicionáramos a diario. Esta unión inseparable de lo humano y lo divino, de pecado y de gracia, forma parte del misterio de la Iglesia. Por eso, vista con los ojos de la fe, la Iglesia es indestructiblemente santa. 

125 ¿Qué es lo que hace único al Pueblo de Dios?

El fundador de este pueblo es Dios Padre. Su líder es Jesucristo. Su fuente de energía es el Espíritu Santo. La puerta de entrada al Pueblo de Dios es el bautismo. Su dignidad es la libertad de los hijos de Dios. Su ley es el amor. Si este pueblo permanece fiel a Dios y busca ante todo el reino de Dios, transforma el mundo. [781-786]

En medio de todos los pueblos de la tierra existe un pueblo que no es como ningún otro. No se somete a nadie, sólo a Dios. Debe ser como la sal, que da sabor; como la levadura, que lo penetra todo; como la luz, que aleja las oscuridades. Quien pertenece al Pueblo de Dios debe contar con entrar en contradicción abierta con las personas que niegan la existencia de Dios y desprecian sus mandamientos. Pero en la libertad de los hijos de Dios no hay que tener miedo a nada, ni siquiera a la muerte.

Id, pues, y haced discípulos, a todos los pueblos bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el final de los tiempos. (Mt 28, 19)

La Iglesia no tiene la misión de cambiar el mundo. Pero si lleva a cabo su misión, el mundo cambia. BARÓN CARLFRIEDRICH V0NWEIZSÁCKER(1912- 2007, físico atómico y filósofo)

Cualquier cosa que hagáis sea sin protestas ni discusiones, así seréis irreprochables y sencillos, hijos de Dios sin tacha, en medio de una generación perversa y depravada, entre la cual brilláis como lumbreras del mundo. Flp 2,14-15

Sólo por oírte decirme una vez que me quieres, crearía de nuevo el universo. Jesús en una visión a SANTA TERESA DE JESÚS

Amara Cristo y amara la Iglesia es una misma cosa. HERMANO ROGER SCHUTZ (1915-2005, fundador y prior de la comunidad ecuménica deTaizé)

¿Opinas entonces que las debilidades de la Iglesia llevarán a Cristo a abandonarla? Dejar a la Iglesia sería como dejar el propio cuerpo. HELDER CÁMARA (1909- 1999, obispo brasileño)

La Iglesia es también este barco que «con su velamen que es la cruz de Cristo, empujado por el Espíritu Santo, navega seguro en este mundo». SAN AMBROSIO DE MILÁN (340-397, Padre de la Iglesia)

Pues nosotros somos templo del Dios vivo; así lo dijo él: Habitaré entre ellos y caminaré con ellos; seré su Dios y ellos serán mi pueblo. 2 Cor 6,16

126 ¿Qué quiere decir que «la Iglesia es el Cuerpo de Cristo»?

Especialmente mediante los SACRAMENTOS del Bautismo y la EUCARISTÍA se establece una unión indisoluble entre Jesucristo y los cristianos. Esta unión es tan fuerte que nos junta a él y a nosotros como cabeza y miembros de un cuerpo humano y nos convierte en una unidad. [787-795] -> 146,175,200,208,217

127 ¿Qué quiere decir que «La Iglesia es la esposa de Cristo»?

Jesucristo ama a la Iglesia como un esposo ama a su esposa. Se vincula para siempre a ella y entrega su vida por ella. [796]

Quien ha estado enamorado una vez, intuye lo que es el amor. Jesús lo sabe y se denomina a sí mismo esposo, que corteja a su esposa con amor ardiente y que desea celebrar la fiesta del amor con ella. Su esposa somos nosotros, la Iglesia. Ya en el ANTIGUO TESTAMENTO se compara el amor de Dios por su pueblo con el amor entre esposo y esposa. Cuando Jesús nos corteja a cada uno de nosotros, ¡cuántas veces es un amante desgraciado, por así decir, enamorado de aquellos que no quieren saber nada de su amor y no le corresponden!

128 ¿Qué quiere decir que la Iglesia es «templo del Espíritu Santo»?

La Iglesia es el lugar del mundo donde el Espíritu Santo está plenamente presente. [797-801, 809]

El pueblo de Israel adoraba a Dios en el templo de Jerusalén. Este templo ya no existe. Su puesto lo ha ocupado la Iglesia, que no está sujeta a un lugar determinado. «Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos» (Mt 18,20). Quien vivifica a la Iglesia es el Espíritu de Cristo: habita en la palabra de la Sagrada Escritura y está presente en los signos sagrados de los SACRAMENTOS. Habita en los corazones de los fieles y habla en sus oraciones. Conduce a la Iglesia y le otorga sus dones (CARISMAS), tanto Los sencillos como los extraordinarios. Quien se confía al Espíritu Santo puede experimentar también hoy verdaderos milagros. -> 113-120,203-205,310-311

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA