Jueves, 01 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Creo en el Espíritu Santo

ReL

Creo en el Espíritu Santo

113 ¿Qué quiere decir: Creo en el Espíritu Santo?

Creer en el Espíritu Santo es adorarle como Dios igual que al Padre y al Hijo. Quiere decir creer que el Espíritu Santo viene a nuestro corazón para que como hijos de Dios conozcamos a nuestro Padre del cielo. Movidos por el Espíritu Santo podemos cambiar la faz de la tierra. [683-686]

Antes de su muerte Jesús había prometido a sus discípulos enviarles «otro Paráclito» (Jn 14,16), cuando ya no estuviera con ellos. Cuando después se derramó el Espíritu Santo sobre los discípulos de la Iglesia primitiva, entendieron lo que Jesús había querido decir. Experimentaron una seguridad profunda y la alegría de la fe y recibieron determinados -> CARISMAS; es decir, podían profetizar, sanar y hacer milagros. Hasta hoy existen personas en la Iglesia que tienen estos dones y estas experiencias. •» 35-38, 310-311

114 ¿Qué papel tiene el Espíritu Santo en la vida de Jesús?

Sin el Espíritu Santo no se puede comprender a Jesús. En su vida se mostró como nunca antes la presencia del Espíritu de Dios, que denominamos Espíritu Santo. [689-691,702-731]

Fue el Espíritu Santo quien llamó a la vida humana a Jesús en el seno de la Virgen María (Mt 1,18), lo confirmó como el Hijo amado (Le 4,16-19), lo guió (Me 1,12) y lo vivificó hasta el final (Jn 19,30). En la Cruz Jesús exhaló el Espíritu. Después de su resurrección otorgó a sus discípulos el Espíritu Santo (Jn 20,20). Con ello el Espíritu pasó a la Iglesia: «Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo» (Jn 20,21).

115 ¿Bajo qué nombres y símbolos se muestra el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo desciende sobre Jesús en forma de paloma. Los primeros cristianos experimentaron el Espíritu Santo como una unción sanadora, agua viva, viento impetuoso o fuego llameante. Jesucristo mismo habla de él como ayuda, consolador, maestro y espíritu de la verdad. En los -» SACRAMENTOS de la Iglesia se otorga el Espíritu mediante la imposición de las manos y la unción con óleo. [691-693] 

 La paz que Dios estableció con los hombres después del diluvio se anunció a Noé por la aparición de una paloma. También la Antigüedad pagana conocía la paloma como símbolo del amor. De este modo los primeros cristianos comprendieron rápidamente por qué el Espíritu Santo, el amor de Dios hecho persona, descendió sobre Jesús en forma de paloma, cuando se hizo bautizar en el Jordán. Hoy en día la paloma es el signo de la paz conocido en todo el mundo y uno de los grandes símbolos de la reconciliación de los hombres con Dios (cf. Gen 8,10-11). 116

CARISMAS (del griego Charis =don, gracia, favor, talento): Se llama a los dones gratuitos del Espíritu Santo, tal como se describen, por ejemplo, en 1 Cor 12,6ss: el don de curaciones, poder de milagros, profecía, don de lenguas y el don de interpretarlas, sabiduría, conocimiento, fe, entre otros. Aquí se incluyen también los siete dones del Espíritu Santo; son dones especiales para dirigir, gobernar, amar al prójimo y anunciar la fe.

El Espíritu Santo, como fuerte huracán, hace adelantar masen una hora la navecilla de nuestra alma hacia la santidad, que lo que nosotros habíamos conseguido en meses y años remando con nuestras solas fuerzas. SANTA TERESA DE JESÚS

Nos impulsa a encontrarnos con el otro, enciende en nosotros el fuego del amor, nos convierte en misioneros del amor de Dios. BENEDICTO XVI, acerca del Espíritu Santo, 20.07.2007

En Jesucristo Dios mismo se hizo hombre y nos concedió contemplar en cierto modo La intimidad de Dios mismo. Y allí vemos algo totalmente inesperado: El Dios misterioso no es una soledad infinita; es un acontecimiento de amor. Existe el Hijo que habla con el Padre. Yambos son uno en el Espíritu, que es, por decirlo así, la atmósfera del dar y del amar que hace de ellos un único Dios. BENEDICTO XVI, Vigilia de Pentecostés, 2006

En muchas ocasiones y de muchas maneras habló Dios antiguamente a los padres por los Profetas. En esta etapa final nos ha hablado por el Hijo. Heb 1,1-2

116 ¿Qué quiere decir que el Espíritu Santo «habló por los profetas»?

Ya en la antigua alianza Dios colmó a hombres y mujeres con el Espíritu Santo, de modo que alzaran su voz en favor de Dios, hablaran en su nombre y prepararan al pueblo para la llegada del Mesías. [683-688, 702-720]

En La antigua alianza Dios escogió hombres y mujeres que estuvieran dispuestos a dejarse convertir por él en consoladores, guías y amonestadores de su pueblo. Fue el Espíritu de Dios el que habló por boca de Isaías, Jeremías, Ezequiel y los demás profetas. Juan el Bautista, el último de estos profetas, no sólo predijo la llegada del Mesías. Se encontró con él y lo proclamó como el liberador del poder del pecado. 

117 ¿Cómo pudo el Espíritu Santo obrar en, con y por medio de María?

María estaba totalmente disponible y abierta a Dios (Lc 1,38). De este modo pudo convertirse, por la acción del Espíritu Santo, en «Madre de Dios», y como Madre de Cristo también en Madre de los cristianos, y más aún, de todos los hombres. [721-726]

María posibilitó al Espíritu Santo el milagro de los milagros: la Encarnación de Dios. Ella dio su sí a Dios: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38). Confortada por el Espíritu Santo estuvo con Jesús a las duras y a las maduras, hasta la Cruz. Allí Jesús nos la dio a todos nosotros como Madre (Jn 19,25- 27). •* 80-85,479

118 ¿Qué sucedió en Pentecostés?

Cincuenta días después de su Resurrección envió Jesús desde el cielo el Espíritu Santo sobre sus discípulos. Dio comienzo entonces el tiempo de la Iglesia. [731-733]

El día de Pentecostés el Espíritu Santo hizo de los temerosos apóstoles testigos valientes de Cristo. En poquísimo tiempo se bautizaron miles de personas: era la hora del nacimiento de la Iglesia. El prodigio de las lenguas de -> PENTECOSTÉS nos muestra que la Iglesia existe desde el comienzo para todos; es universal (término latino para el griego católica) y misionera. Se dirige a todos los hombres, supera barreras étnicas y lingüísticas y puede ser entendida por todos. Hasta hoy el Espíritu Santo es el elixir vital de la Iglesia.

El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra. Lc 1,35

PENTECOSTÉS (del griego pentecoste = «el día cincuenta» después de Pascua): En su origen era una fiesta en la que Israel celebraba el pacto de la alianza con Dios en el Sinaí. Por el acontecimiento de Pentecostés en Jerusalén se convirtió para los cristianos en la fiesta del, Espíritu Santo. 

Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía manifestarse [...] cada uno los oía hablaren su propia lengua. Hch 2,4.6b

Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora; cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena. Jn 16,12-13a

LOS FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO Amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, lealtad, modestia, dominio de sí. Gal 5,22-23

LAS OBRAS DE LA CARNE Según Gál 5,19ss se cuentan entre ellas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, enemistades, discordia, envidia, cólera, ambiciones, divisiones, rivalidades, disensiones, borracheras y orgías y cosas semejantes.

119 ¿Qué hace el Espíritu Santo en la Iglesia?

El Espíritu Santo construye la Iglesia y la impulsa. Le recuerda su -» MISIÓN. Llama a hombres a su servicio y les concede las gracias necesarias. Nos introduce cada vez más profundamente en la comunión con el Dios trino. [733-741, 747]

Aunque la Iglesia, en su larga historia, en ocasiones haya dado la impresión de estar «dejada de la mano de Dios», a pesar de todas las faltas y deficiencias humanas, siempre está actuando en ella el Espíritu Santo. Sus dos mil años de existencia y los numerosos santos de todas las épocas y culturas son ya la prueba visible de su presencia en ella. Es el Espíritu Santo quien mantiene a la Iglesia en su conjunto en la verdad y la introduce cada vez más profundamente en el conocimiento de Dios. Es el Espíritu Santo quien actúa en los -> SACRAMENTOS y quien hace viva para nosotros la Sagrada Escritura. A las personas que se abren totalmente a él, les otorga también hoy sus gracias y dones (->CARISMAS). -> 203-206

120 ¿Qué hace el Espíritu Santo en mi vida?

El Espíritu Santo me abre a Dios; me enseña a orar y me ayuda a estar disponible para los demás. [738-741] «

El huésped silencioso de nuestra alma», así llama san Agustín al Espíritu Santo. Quien quiera percibirlo debe hacer silencio. Con frecuencia este huésped habla bajito dentro de nosotros, por ejemplo en la voz de nuestra conciencia o mediante otros impulsos internos y externos. Ser «templo del Espíritu Santo» quiere decir estar en cuerpo y alma a disposición de este huésped, del Dios en nosotros. Nuestro cuerpo es por tanto, en cierto modo, el cuarto de estar de Dios. Cuanto más nos abramos al Espíritu Santo en nosotros, tanto más se convertirá en maestro de nuestra vida, tanto más nos concederá también hoy sus -> CARISMAS para la edificación de la Iglesia. De este modo, en lugar de las -» OBRAS DE LA CARNE, crecerán en nosotros los -> FRUTOS DEL ESPÍRITU. -» 290-291,295-297,310-311 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA