Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Viernes, 19 de enero de 2018

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Mundo

Serpientes en el techo y tribales con arcos y flechas: el padre Toppo, en las Islas Andamán

ReL

3 octubre 2016

Serpientes en el techo y tribales con arcos y flechas: el padre Toppo, en las Islas Andamán
Un hombre en la playa de Smith Island, en las Islas Andamán
El padre Pritam Toppo es un sacerdote de la Sociedad de Misioneros de San Francisco Javier que ha trabajado durante muchos años en uno de los territorios con zonas más aisladas y primitivas del mundo: las islas de Andamán y Nicobar.

En cuanto fue ordenado sacerdote en Goa (India), en la casa de su congregación, fue enviado a estas remotas islas del Índico (son 572 tierras entre islas surgidas, islotes y rocas), en las aguas al sureste de la India, en la Bahía de Bengala. Su congregación es la pionera en el territorio: llegó en 1965, y a ella pertenece también el obispo de Port Blair, cuto territorio incluye todas las islas (dioceseofportblair.com).

Primero Pritam Toppo trabajó con jóvenes y niños en la gran isla del sur, Gran Nicobar. Después administró un año la casa de la congregación en la capital, Port Blair. Y finalmente pasó a la zona primitiva y remota de Rangat, en la isla de Smith, en la zona norte-central del archipiélago. No es difícil en algunos pueblos de la zona encontrarse ciempiés gigantes y serpientes en el techo de las casas.

"Los medios de transporte son escasos, no hay coches, ni jeeps...", explica. Los autobuses públicos son tan limitados que cuando se rompe uno, no hay otros sustitutos. "A veces nos hemos visto obligados a cancelar la misa en los pueblos, porque no sabíamos cómo llegar a ellos. Pero ni siquiera se podía advertir a los líderes del pueblo ya que en esos días no había ni siquiera línea telefónica", recuerda.

Los jarawas, con arcos y flechas
"Un día fuimos a un pueblo lejos de la parroquia para celebrar la misa", cuenta. "Yo iba con las monjas. Dado que no hay caminos, hay que caminar más de 10 km de selva virgen, con ríos y cascadas. En todas partes hay plantas que pican e insectos que chupan la sangre".

A mitad de recorrido, les salieron al paso quince indígenas pertenecientes a la tribu hostil de los Jarawas. "Tenían arcos y flechas. Inmediatamente le dije a las monjas que se levantaran el velo y se escondieran detrás de un árbol grande. También me refugié detrás de un tronco de árbol y tuvimos la suerte: continuaron su camino. Después salimos de nuestros escondites y seguimos armados con la fuerza y ​​el valor para llegar a nuestro destino". 

El misionero explica a AsiaNews que llega a las aldeas más remotas para decir misa una vez al mes. Este es el caso de la zona habitada principalmente por los católicos de tribus Oncnochers. Allí, la "iglesia está construida con el material que ofrece el bosque, con el techo cubierto de bambú". Por lo general el padre Toppo se detiene a dormir en el pueblo, donde no hay luz eléctrica y todas las actividades humanas están iluminados con velas. Hay mucha actividad de noche: catecismo para los niños, charlas sobre la Iglesia en el mundo, asesorías y debates sobre problemas de matrimonios y bautismos... hasta las once de la noche, a la luz de las velas. 
Religión en Libertad existe gracias a tu ayuda
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
1 COMENTARIO
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Miguel vassallo
06/10/2016
Ayudar.
Cómo ayudar.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS