Sábado, 16 de octubre de 2021

Religión en Libertad

JesuCRISTO

Retirad la piedra que nos encarcela

La divina proporción | Madrid | 28 marzo 2020

¿Qué significa quitar la piedra? Hacer llegar a otros el Evangelio, la Palabra viva, que es la voz de Cristo. A través de la Gracia de Dios, alcanzamos la capacidad de salir de la tumba. La piedra también simboliza lo que nos ata y nos ciega. Lo que nos impide ver a Dios en todo y todos. A veces, las costumbres, las estéticas o las formas sociales se convierten en piedras. Son Torres de Babel que construimos para llegar a Dios, pero que a veces llegan a sustituir a Dios mismo.

¿Todavía crees en el Hijo de Dios?

La divina proporción | Madrid | 21 marzo 2020

Cuando al Esperanza anida en nosotros, vemos la imagen de Dios en el hermano. Cuando Dios desaparece del mundo, nos sentimos atacados y al mismo tiempo, atacamos a todo y a todos. Miramos mal a los demás porque vemos en los demás lo que hay en nosotros mismos. Si creemos en un cristo humano que sólo predica ser “buena gente” muy pronto nos sentiremos desbordados por las circunstancias que nos rodean.

Cuarestena: Tiempo de limpieza por dentro y fuera

Echad vuestras redes... | Madrid | 21 marzo 2020

El mal de muchos no es siempre consuelo de tontos. Es tiempo de conversión del corazón, desde la prevención, regeneración y el compromiso.

Hemos olvidado la Palabra

La divina proporción | Madrid | 14 marzo 2020

La Samaritana desconocía al Logos de Dios y vivía según la sociedad le indicaba que viviera. Había tenido varios esposos y ahora vivía con un hombre que tampoco era su esposo. Cristo sabe tocar justo en la herida del sinsentido de la vida de la Samaritana. Toca como un médico que busca sanar aunque genere un dolor durante la cura. A nosotros nos sucede igual. Vivimos adaptándonos a lo que la sociedad nos demanda y nos olvidamos del Logos de Dios.

El Padre pidió que escuchásemos a Cristo

La divina proporción | Madrid | 07 marzo 2020

El mundo sólo puede salvarse por medio de Cristo. Las apariencias sólo pueden engañarnos y hacernos creer que nosotros mismos u otras personas, somos segundos salvadores capaces de todo por medio de nuestras fuerzas humanas. La conversión es anterios al difrute del Reino de Dios. No podemos reconstruir la naturaleza humana con nuestra propia naturaleza herida. El agente que transforma es la Gracia de Dios. Nosotros, podemos dejar que humildemente actúe u oponernos a ello con nuestra soberbia.

El combate interior

La divina proporción | Madrid | 29 febrero 2020

¿Cómo debemos combatir? ¿Con organización, planificaciones o actuaciones? Nos desconcierta al hablar de humildad, extrema atención, negación de si mismo y oración. No se trata de crear itinerarios que durante años inviten a interminables reuniones socio-organizativas. Esto no cambia nada. Tampoco se trata de lanzar las mismas frases que llevamos lanzando desde hace décadas y que nada transforman en nosotros. Todo esto, a lo sumo, nos entretiene dejando a un lado lo sustancial.

El Arte de amar como Dios.

La divina proporción | Madrid | 22 febrero 2020

Actualmente parece que vivimos con el objetivo de organizar congresos, festejos, shows para llamar la atención social. Aparecer en los medios sociales parece ser el fin que justifica los medios que utilizamos. Nos parece que si no lo hacemos nadie nos tomará en cuenta y nos dejarán a un lado. Pero ¿Quién quiere ser bien visto en la sociedad? Cristo fue maltratado y despreciado por no ajustarse a las formas bien vistas en su tiempo.

La ley debe ser cumplida en caridad

La divina proporción | Madrid | 15 febrero 2020

La Ley de Dios debe ser cumplida en nuestro corazón antes de hacerla una realidad en cada una de nuestras acciones. Ahora, todo sabemos de nuestra debilidad e incapacidad para seguir los pasos de Cristo. Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja. Pero lo que es imposible para nosotros, es posible para Dios (Mt 19, 26). Es la Gracia de Dios quien nos permite encontrar cada pisada de Cristo en la oscuridad de la sociedad en que vivimos

El Reino está en nuestro corazón. Las mareas son de Dios

La divina proporción | Madrid | 12 febrero 2020

No nos sintamos consternados. Dios no se olvida de nosotros. Lo que nos hace impuros y nos destroza internamente, es lo que tenemos dentro y lanzamos a los demás. El Reino de Dios habita en nuestro corazón. Allí debe debería habitar la paz y la hermandad. Sinceridad y sencillez. Humildad y docilidad ante la Voluntad de Dios. No es fácil, necesitamos de la Gracia de Dios para dejar a un lado las corrientes y lo vientos del mundo.

Cristo ilumina el espacio del corazón

La divina proporción | Madrid | 08 febrero 2020

No podemos creer que podemos salar el mundo e iluminarlo con nuestras propias fuerzas humanas. Muchos de nosotros creemos que merecemos ser considerados relevantes ídolos por ser nosotros mismos. Se nos olvida que sin Cristo nada podemos y que sin la Luz de Cristo, no podemos iluminar nada. Se nos olvida que Dios nos mandó no adorar a ídolos paganos ni tampoco convertirnos nosotros mismos en ídolos a los que otros deban seguir.

Ciegos de vista y entendimiento

La divina proporción | Madrid | 05 febrero 2020

Hoy en día sólo confiamos en la sociedad y hasta nos enfadamos cuando vemos que tiene tantos fallos como los humanos que la conformamos. Creemos que cambiando a quien gobierna o a quien manda, se logrará llegar a Dios.

Ver a Cristo nos llena de sentido

La divina proporción | Madrid | 01 febrero 2020

Ver a Cristo nos llena de sentido porque sólo Él tiene palabras de vida eterna. Nuestra vida está llena de circunstancias que escapan a nuestro control y entendimiento. Lo que nos rodea es tan complejo, que muchas veces pesaremos que nada tiene razón de ser y que nuestra propia vida es un simple accidente.