Viernes, 22 de octubre de 2021

Religión en Libertad

Iglesia Católica

Señor Jesucristo, ten piedad de mí, pecador

La divina proporción | Madrid | 26 junio 2021

¿Quién espera algo bueno de una persona que desconocemos o de la que desconfiamos? Pero también hay fe porque todas las personas saben que Cristo es el Hijo de Dios y que tiene poder para enderezar aquello que ha sido torcido, siempre que sea Voluntad de Dios.

Tenemos miedo Señor, ayúdanos

La divina proporción | Madrid | 19 junio 2021

Sin fe-confianza estamos perdidos. Estamos perdidos porque cuando desconfiamos no hay lugar para la Esperanza. Sin Esperanza, la Caridad deja de tener sentido para nosotros. Entonces buscamos cualquier cosa a la que agarrarnos, ideologías, mitos o emotivismos. Incluso somos capaces de buscar otra fe que nos resulte menos compleja, siempre que nos proteja.

El Reino y el mundo. No desesperemos.

La divina proporción | Madrid | 12 junio 2021

Cuando la apatía y la acedía se hacen dueñas de nosotros, necesitamos el Agua Viva que nos hace revivir. Los sacramentos nos acercan esta Agua Viva, pero la comunidad cristiana también ayuda que llegue a las raíces de nuestro ser.

Sagrado Corazón de Jesús

La divina proporción | Madrid | 10 junio 2021

Hoy en día necesitamos reencontrarnos con el sentido de las manifestaciones sagradas. El pietismo romántico nos ha llevado a despreciar toda la sabiduría y dones que contienen y que Dios nos regala. ¿Qué nos dice el Sagrado Corazón? ¿Qué sentido tiene el Sagrado Corazón de Cristo? ¿Cómo nos acompaña Cristo?

Ser uno en Cristo

La divina proporción | Madrid | 05 junio 2021

No pensemos que los problemas eclesiales son algo moderno. Han existido siempre, porque nuestra naturaleza humana no ha cambiado. La santidad, tan deseada, no se ha convertido en el camino común de todos nosotros.

La Trinidad es la regla de nuestra fe

La divina proporción | Madrid | 29 mayo 2021

Aunque podamos enunciar el Dogma Trinitario, sigue siendo un Misterio insondable. Un Misterio imposible de entender por el limitado intelecto humano. Tan imposible de entender, que preferimos olvidarlo y dedicarnos a cosas más útiles o emotivamente relevantes. Gracias a Dios, este Misterio sigue recordándose en la solemnidad de hoy domingo.