Miércoles, 25 de noviembre de 2020

Religión en Libertad

Milagros de santos

Recogemos milagros de santos, muchos de ellos constatados oficialmente por la Iglesia. El santo es muy cercano a Dios. En vida, reza pidiendo bienes a Dios. Si Dios responde con una obra sobrenatural, es un milagro. Tras la muerte, el santo reside en el Cielo, junto a Dios y sigue intercediendo. Un difunto con fama de santo, si obtiene un milagro, puede ser declarado beato; al segundo, es declarado santo.