Jueves, 18 de abril de 2019

Religión en Libertad

Santos Fingar y Piala, virgen; mártires.

Santos hermanos rehenes y mártires.

San Fingar. Iglesia de Pluvigner.
San Fingar. Iglesia de Pluvigner.
Santos Fingar y Piala, virgen; mártires. 23 de marzo y 14 de diciembre.

Su leyenda durante mucho tiempo se creía escrita por San Anselmo de Canterbury (21 de mayo), pero al parecer es posterior a este santo. Esta versión dice que Fingar (o Gwinear, Guigner) y Piala fueron hijos de un rey pagano irlandés llamado Clito. Fingar y su hermana se convirtieron a la fe por la predicación de San Patricio (17 de marzo) y Fingar huyó de su país para evitar el castigo de su padre. Junto a otros jóvenes nobles se fue a Bretaña, donde levantó unas cuantas ermitas y una capilla. 

Después regresó a Irlanda, donde predicó a muchos, ganándolos para Cristo. Con 800 personas, entre ellos siete obispos y su hermana Piala, se fueron a Hayle con vistas a embarcarse rumbo al continente. Allí los recibió Santa Ia (3 de febrero), una piadosa virgen ermitaña que allí vivía. Antes de embarcar, toda la comitiva pernoctó junto a la cabaña de una piadosa mujer, quien mató a su única vaca para darles de comer a todos. Una vez que comieron, Fingar reunió los huesos y la piel y resucitó la vaca, devolviéndosela a la mujer. Y allí estaban, cuando pasó por allí Corotic, conde de Cornualles, un feroz enemigo de los cristianos, quien apresó a ambos hermanos y les decapitó, sobre 450. La leyenda dice que Fingar clavó su cayado en la tierra e inclinó su cabeza ante la espada. Allí donde cayó su sangre brotó una fuente milagrosa y su cayado reverdeció, echó ramas y se convirtió en un árbol.

Otra versión del hecho dice que Corotic invadió Munster luego que San Patricio se hubiera ido, y capturó a numerosos neófitos. Corotic asesinó a muchos y se llevó con él a un considerable número de cristianos, a quienes vendió como esclavos a los escoceses y a los pictos. San Patricio habría escrito a los captores reclamando a los cristianos, pero estos solo se burlaron. Entonces el santo les habría excomulgado, llamándoles ladrones y asesinos, y prohibiendo a los cristianos recibirlos y darles de comer o beber. La respuesta habría sido que muchos cristianos terminaron mártires. Probablemente Fingar fue uno de los tantos que ciertamente padecieron bajo Corotic, no lo sabemos.

Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo III. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.

A 23 de marzo además se celebra a
San Nicon de Sicilia y 199 comp. mártires.
San José Oriol, presbítero.
Santos Victoriano, Liberato y los mártires de Cartago.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a promover noticias como ésta

DONA AHORA