Viernes, 26 de abril de 2019

Religión en Libertad

Santos Proceso y Martiniano de Roma, mártires.

Santos Proceso y Martiniano de Roma, mártires.

No abandonaron el camino tomado.

Ramón Rabre

TAGS:
Bautismo de los Santos.
Bautismo de los Santos.

Santos Proceso y Martiniano de Roma, mártires. 2 de julio, 11 de abril (Iglesias Orientales), y 31 de mayo.

Según su leyenda, cuando los apóstoles San Pedro y San Pablo fueron encerrados en la cárcel Mamertina, entre los soldados encargados de custodiarles estaban Proceso y Martiniano. Ambos fueron testigos de los innumerables milagros y curaciones que los apóstoles realizaban allí en la prisión, por lo cual se convirtieron a la fe cristiana. Le dijeron a Pedro y Pablo: "Lleváis nueve meses en prisión por orden del emperador, así que seguramente les habrán olvidado. Por lo que a nosotros respecta, podéis iros, pero antes de que os vayáis, queremos pediros que nos bauticéis, porque queremos pertenecer a Aquel en cuyo Nombre hacéis milagros".

Entonces San Pedro (29 de junio, martirio; 18 de enero, Cátedra de Roma; 22 de febrero, cátedra de Antioquía; 1 de agosto, "Ad Víncula", 16 de enero, "ad Víncula" en la Iglesia oriental; 18 de noviembre, dedicación de la Basílica) les dijo: "Si aceptáis la fe verdadera, podréis hacer los mismos milagros que nosotros". Entonces, ambos proclamaron su fe, y San Pedro hizo brotar un manantial, con cuya agua bautizó a los santos soldados y a otros 57 catecúmenos, hombres y mujeres. Dicha fuente puede visitarse en la cárcel Mamertina.

Esta conversión no pasó desapercibida y ambos soldados fueron llevados ante el prefecto Paulino, quien les conminó: "¿Qué estoy escuchando? ¿Habéis abandonado la buena y antigua religión de nuestros antepasados romanos a cambio de esa fe sin sentido que se esparce hoy aquí? ¿Dónde está vuestra lealtad al emperador? Pensad en vuestras distinciones militares y no las pongáis en riesgo". "Ahora vemos" – fue la respuesta – "cuánto hemos caminado en la oscuridad en el pasado y no pensamos dejar el camino que hemos tomado".


Entonces Paulino mandó romperles los dientes con piedras para castigarles. Este tormento solo alentó a los santos a permanecer firmes en la fe. Luego los llevaron ante la estatua de Júpiter para obligarles a sacrificar, pero nada logró Paulino. Los tormentos continuaron y Proceso y Martiniano cada vez aparecían más animosos. Entre los que les veían padecer estaba Santa Lucina (30 de junio), una matrona cristiana que los alentó a perseverar, pues el sufrimiento del mundo duraba solo un instante, mientras que la gloria del cielo sería eterna. Paulino mandó a los soldados para que gritaran más que Lucina.

Visto que no podían doblegar a los santos, estos fueron enviados a prisión. Durante los interrogatorios y los tormentos Paulino había perdido un ojo y muerto de la infección poco después. Todos los paganos pensaron que los santos habían ejercido artes oscuras contra el Prefecto, por lo cual, tan pronto se nombró un sucesor a Paulino, ambos santos fueron decapitados junto a la muralla de Roma. Sus santos cuerpos fueron dejados en el campo abierto para que las fieras los comieran, sin embargo, Lucina los recogió y los enterró piadosamente en una sepultura en el segundo miliario de la Via Aurelia.

Aunque lo anterior se basa en Actas tardías, del siglo VI, y es legendario, la existencia de estos santos está plenamente demostrada por la antigüedad de su culto. Su sepulcro, en el sitio dicho, fue venerado desde los inicios del cristianismo romano. Consta que en el siglo IV hubo una basílica edificada sobre su tumba. En el siglo IX el papa San Pascual I (14 de mayo) trasladó sus reliquias a la antigua Basílica de San Pedro, y hoy reposan en la actual basílica. Su memoria entró pronto en el Martirologio Romano y en el misal estuvieron hasta la reforma litúrgica de 1969.

Fuente:

-"Vidas de los Santos". Volumen VII. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.

A 2 de julio además se celebra a:
San Swithun de Winchester, obispo.
San Juan Francisco Regis, presbítero jesuita.
Santa Monegundis reclusa y abadesa.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA