Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Lunes, 21 de mayo de 2018

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Noticias
Uno habló por los judíos; otro fue ordenado cura en Dachau

¿Quiénes son los dos sacerdotes que desafiaron al nazismo y que el Papa recordó en Berlín?

La misa en el Olympiastadion de Berlín, contruido por los nazis, evocaba la beatificación allí en 1996 de Leisner y Lichtemberg, dos ejemplos de hombres más fuertes que el poder totalitario.

Pablo Ginés/ReL

24 septiembre 2011

¿Quiénes son los dos sacerdotes que desafiaron al nazismo y que el Papa recordó en Berlín?
Karl Leisner
La Misa de Benedicto XVI del jueves en el Olympiastadion de Berlín tenía un sabor especial: fue construido en el período nazi de Hitler para los Juegos Olímpicos de 1936 y allí celebraba el Führer grandes actos de masas donde él, como recordó Benedicto XVI por la mañana, sustituía a Dios y recibía la adoración del pueblo.

Pero la Historia siguió, el Reich de Mil Años de los nazis duró apenas una docena y años después, en 1996, un Papa polaco, formado en un seminario clandestino, beatificaba a dos mártires alemanes del régimen nazi, los sacerdotes Bernhard Lichtenberg y Karl Leisner. A ellos se refirió muy brevemente Benedicto XVI en el Olympiastadion.

Lichtemberg, el cura que habló por los judíos
Lichtemberg organizó reuniones públicas de oración por las víctimas de la barbarie nazi en la Noche de los Cristales Rotos, cuando ya quedaba claro que los judíos pasaban a ser "no ciudadanos", sin derecho a la protección de la policía o el Estado.

El padre Bernhard tramitó quejas formalmente, por vía legal, para protestar por los actos de discriminación racial del partido. Primero le encarcelaron por dos años, pero cumplida su sentencia volvió al activismo antinazi así que lo enviaron al campo de concentración de Dachau: murió por el camino, en uno de esos vagones que los nazis llenaban hasta la asfixia.

En el memorial Yad Vashem de Israel figura como "Justo entre las Naciones"... y testigo de que hubo alemanes que sabían y protestaron (que es una forma de señalar a los que no sabían o no protestaron: la web en inglés de Yad Vashem da una de cal (elogiar a Lichtemberg) y otra de arena (acusar a las iglesias de no haber hecho "más").

Dios, subversivo, hizo sacerdote a Leisner en Dachau
El caso de Karl Leisner (www.karl-leisner.de/spanien.html) es único en la historia: siendo prisionero en Dachau del poder nazi, el Estado totalitario que quería controlarlo todo, y también a la Iglesia, fue ordenado sacerdote a escondidas, con la colaboración alegre y entusiasta de presos protestantes, y cumpliendo el completo ritual preconciliar punto por punto. ¡Y sabiendo todos que Leisner estaba muy enfermo! Solo pudo celebrar una misa, y murió poco después de ser liberado del campo. Pero los que lo acompañaron quedaron impresionados por su testimonio de años de alegría y esperanza en el corazón del poder totalitario.

Había sido detenido en 1939 por la Gestapo a causa de un comentario hecho en relación con el atentado contra Hitler. Estuvo en la cárcel en Friburgo. Luego en el campo de concentración de Sachsenhausen y de allá, en 1940, a Dachau. Al llegar preso el obispo francés Gabriel Piguet, y con permiso expreso de su obispo, el famoso "León de Münster", Leisner fue ordenado en diciembre de 1944. Sus restos descansan en la catedral de Xanten con los de San Víctor y otros mártires alemanes del siglo V.

José M. García Pelegrin cuenta su testimonio en su reciente libro Cristianos contra Hitler (LibrosLibres). También puede verse su emotiva historia detallada en un vídeo de 10 minutos con imágenes reales de Dachau y subtítulos al español en http://es.gloria.tv/?media=92615 .

En un encuentro con 40.000 jóvenes europeos en Estrasburgo, Juan Pablo II lo presentó como modelo de juventud. Además, tiene una importante ligazón con España porque era un apasionado del Camino de Santiago. Era devoto del Apóstol y desde 2001 el Hospital de Órbigo (León), en el Camino Francés tiene un oratorio dedicado a "los testigos de la fe del siglo XX y al beato Karl Leisner".

En 2007 empezó su proceso de canonización al anunciarse un posible milagro por su intercesión: un hombre de Münster le atribuía su curación de cáncer, en principio sin explicación médica.
Religión en Libertad existe gracias a tu ayuda
Volver arriba
Religión en Libertad te invita a salir

Religión en Libertad te invita a salir

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
6 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

María de Betania
25/09/2011
Así investigo.
Gracias, Carlos, lo mismo te deseo. Investigar por la red necesita un cierto preconocimiento y visitar exclusivamente páginas académicas. Después hay que contrastar la información. Tuve que traducir del italiano, francés e inglés, con el alemán me vi mal. Por ejemplo el dato que encontré sobre un juez alemán-Werner Lueben- que se suicidó por no tomar parte en el juicio de los mártires de Stettin sólo pude confirmarlo por una web francesa que incluía el nombre de todos los jueces nazis. Hoy en día hay mucha más información sobre este juez por lo que el suicidio se puede confirmar totalmente no así sus motivaciones. Investigar así requiere mucha paciencia y rigurosidad. Nunca he visto desmentida ninguna de mis fuentes en libros posteriormente leídos por lo que deduzco que lo hago bien. Lo más importante es encontrar la mayor cantidad de documentos posibles, los documentos siempre son fiables: actas de juicios, órdenes, cartas, etc...
Carlos
25/09/2011
Para María de Betania..
Hola María: Como bien sabes hay mucha ignorancia interesada y a veces malicia, en todo lo relacionado con la historia y la religión, especialmente si es la Católica. La investigación que has realizado es muy interesante y te invito a que la publiques en Internet, como mínimo. O al menos me la dejes leer a mi...
En relación a la resistencia de cristianos contra el nazismo tambien he leído algunos artículos por Internet. Pero están muy dispersos. Pero no con la profundidad con la que tu lo has hecho. Pienso que el ser autodidacta impulsa a realizar un trabajo mas exhaustivo e intenso. En todo caso, deseo que Dios te acompañe y te bendiga.
María de Betania
25/09/2011
Para Carlos.
Carlos: Mi trabajo no está publicado ni tampoco en la red. Soy autodidacta e investigo aquellas partes de la historia que están ocultas. Para ello utilizo internet y la bibliografía adecuada. Me hice tres preguntas: 1) ¿Hubo resistencia en Alemania? ¿quiénes fueron los resistentes? ¿qué motivación tuvieron? Hubo motivación política, religiosa y de conciencia. Parece-me he enterado después-que hubo ocho católicos que se negaron a hacer el juramento a Hitler y a combatir, yo sólo encontré a tres: el padre Reisnich-alemán- en 1942, Franz Jagerstatter-austriaco-en 1943 y Josef Mayr-Nusser-natural del Alto Adigio en 1944 (aunque falleció en el 45). También investigué la resistencia luterana, la de los testigos de Jehová e incluso la de los cuáqueros alemanes, los mormones no fueron resistentes. Los grupos o individuos que fueron resistentes políticos también los investigué. El único grupo político donde no hay motivaciones religiosas claras (aunque algún que otro católico había) es Die Rote Kapelle (´´La Orquesta Roja´´) llamada también La Schulze-Boysen u Organización Harnack. Se puede consultar en internet (en inglés).

Carlos
24/09/2011
El ejemplo de los santos..
Estos santos nos enseñan que nada hay que temer cuando se ama a Cristo. Solo amando se descubre la Verdad que es él mismo. ¡Cuanta falta hace en nuestros días testimonios de fidelidad y amor!. Nunca debemos olvidar que esta no es nuestra casa definitiva.

María de Betania, me gustaría mucho que leer ese trabajo tuyo. Ya me dirás si es posible consultarlo por Internet. Gracias.
María de Betania
24/09/2011
No todos estuvieron en los campos.
De los abajo nombrados: Alfred Delp, Johannes Prassek, Herman Lange, Eduard Muller, Franz Reinisch, Jakob Gapp y Max Josef Metzger nunca estuvieron en campos de concentración, fueron arrestados por la Gestapo y juzgados por el Tribunal del Pueblo que les condenó a muerte (las actas de los juicios están en internet); en cuanto a Eduard Muller, Friedrich Lorenz y Carl Lampert (llamados los ´´mártires de Stettin´´) fueron juzgados y condenados a muerte por el Tribunal Marcial-militar-del Reich.
María de Betania
24/09/2011
Su fiesta es el 13 de agosto.
Nombró a dos pero podría haber nombrado a otros muchos, el campo de Dachau estaba lleno de sacerdotes católicos. Lo haré yo por él porque nombrándolos los traemos a la memoria: Alfred Delp S.J, Johannes Prassek,Hermann Lange , Eduard Muller, Friedrich Lorenz, Carl Lampert, Herbert Simoleit, Josef Kentenich, Franz Reinisch, Albert Eise, Jakob Gapp (marianista), Otto Neururer, Rupert Mayer S.J, August Froehlich, Max Josef Metzger y todos aquellos a los que no pude dar cabida en mi trabajo: ´´Cien alemanes contra el nazismo´´.

Las noticias más leídas

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS