Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
¿Quiénes no somos los laicos? (II)

¿Quiénes no somos los laicos? (II)

Duc in altum!

25 septiembre 2017

TAGS Lo más actual

No es fácil “estar en el mundo, sin ser del mundo”. Una expresión antigua pero que, en realidad, describe perfectamente la tarea de los laicos. ¿Cómo podemos entender hoy “estar sin ser del mundo”? Habría que replantearla: “Estar, sí, pero no de cualquier manera”. ¿Cuál es, entonces, la diferencia? Pasar de católicos por herencia familiar o cultural a católicos de convicción. De modo que nuestra presencia parta del ser como Jesús; es decir, imitándolo. Por ejemplo, no quedándonos en lo aparente y superficial. Antes bien, ir al fondo y eso se logra, en medio del movimiento de cada día, con espacios concretos de oración, porque no somos activistas, sino bautizados. El cristianismo es un proyecto ininterrumpido a lo largo del tiempo. De ahí la importancia de saber adentrarse en los problemas del mundo actual.

Es vivir lo que los demás viven –cumpleaños, viajes, compromisos familiares, trabajo, escuela, etc.- pero con un enfoque distinto que no nos hace más que los otros, pero si permite abordar la realidad desde otra perspectiva. Por ejemplo, el “todo vale”, no aplica. Antes bien, “discernir lo que vale”. Y es ahí que se aborda la vida por medio de una experiencia, la de Dios, en cada uno, pero ¿cómo es eso? La fe no llega de la nada. Se trata de algo que recibimos desde fuera por la palabra (y el ejemplo) de alguien más y, al percibirla, si estamos abiertos, genera una certeza para toda la vida y que, a base de pruebas, lejos de venirse abajo, crece, liberándonos y ayudándonos a ser felices, de modo que lo contagiamos y así sucesivamente. Claro, esto no significa que laico quiera decir sonreír de forma exagerada, ridícula, sino tener razones para plantear que la fe, lejos de ser algo medieval o absurdo, lleva a la sabiduría, a la profundidad y, sobre todo, a la capacidad crítica frente a un contexto relativista.

Entonces, el laico sabe abrir caminos, aclarar situaciones, pero de forma existencial y no meramente teórica. Es, en muchos casos, el único punto de contacto que, en medio del secularismo, tienen las personas con la Iglesia y, como el mensajero, influye en la aceptación o rechazo del mensaje, no es algo menor. Debo hacerlo con naturalidad. Es decir, renunciando al clericalismo, tal y como lo ha pedido el papa Francisco. Llegar a donde los sacerdotes, por tener que ocuparse de otras tareas (igualmente importantes), no pueden. 
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Carlos J. Díaz Rodríguez
Mi nombre es Carlos J. Díaz Rodríguez. Nací en el Puerto de Veracruz, México, en el año 1989. Soy laico y Licenciado en Derecho. Actualmente, me desempeño como litigante, profesor y expositor. Me mantendré al pendiente de sus comentarios. Espero que el blog contribuya a una mayor difusión y comprensión de la fe católica en el campo de la cultura.

Carlos J. Díaz Rodríguez, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Duc in altum!, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
OCTUBRE 2017

A vueltas con el dilema de Halloween

Un fin de semana sin señal y el silencio en la Iglesia

Explicando la expresión "Dios me llamó"

Fr. Yves Congar O.P. y su diario
SEPTIEMBRE 2017

¿Quiénes no somos los laicos? (II)

¿Quiénes no somos los laicos? (I)

Los jóvenes, al conocer la DSI, ¡despiertan!

P. Félix Rougier y los talentos

Ver posts de otros meses

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (5 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (4 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (5 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (3 artículos)

JUNIO 2016 (8 artículos)

MAYO 2016 (6 artículos)

ABRIL 2016 (6 artículos)

MARZO 2016 (9 artículos)

FEBRERO 2016 (6 artículos)

ENERO 2016 (5 artículos)

DICIEMBRE 2015 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (8 artículos)

AGOSTO 2015 (13 artículos)

JULIO 2015 (7 artículos)

JUNIO 2015 (8 artículos)

MAYO 2015 (11 artículos)

ABRIL 2015 (8 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (9 artículos)

ENERO 2015 (12 artículos)

DICIEMBRE 2014 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (12 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (10 artículos)

AGOSTO 2014 (7 artículos)

JULIO 2014 (8 artículos)

JUNIO 2014 (13 artículos)

MAYO 2014 (13 artículos)

ABRIL 2014 (12 artículos)

MARZO 2014 (10 artículos)

FEBRERO 2014 (12 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (8 artículos)

OCTUBRE 2013 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (7 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (7 artículos)

JUNIO 2013 (9 artículos)

MAYO 2013 (8 artículos)

ABRIL 2013 (7 artículos)

MARZO 2013 (7 artículos)

FEBRERO 2013 (6 artículos)

ENERO 2013 (10 artículos)

DICIEMBRE 2012 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (7 artículos)

OCTUBRE 2012 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (9 artículos)

AGOSTO 2012 (6 artículos)

JULIO 2012 (6 artículos)

JUNIO 2012 (8 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (8 artículos)

MARZO 2012 (6 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (6 artículos)

DICIEMBRE 2011 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (8 artículos)

OCTUBRE 2011 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (7 artículos)

AGOSTO 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (4 artículos)

JUNIO 2011 (7 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS