Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog
Lo que St. Domingo vio desde 1215

Lo que St. Domingo vio desde 1215

Duc in altum!

9 agosto 2017

TAGS Superación

Uno de los retos que tenemos en la Iglesia tiene que ver con la comunicación. No obstante los avances que se han dado, empezando por el pontificado de Benedicto XVI, en el que se impartieron cursos para que los obispos recientemente nombrados supieran expresarse frente a los medios, se requiere continuar en esa misma línea de la asertividad al momento de dar a conocer la postura de la Iglesia frente a los principales temas del contexto que nos está tocando vivir.

Después de los padres de la Iglesia, la primera persona que se dio cuenta que era necesario replantear la estructura de las homilías, clases y conferencias, fue un fraile del siglo XIII, que tuvo una mirada a muy largo plazo. Estamos hablando de Santo Domingo de Guzmán. ¿Cuántas veces hemos oído las quejas de las personas que no entienden lo que escuchan en la Iglesia?, ¡Cien, doscientas…! Domingo, consciente de esto, hizo algo que hoy es su herencia y una llamada a todos nosotros: Estudiar. Sí, no para llenarnos de ideas, sino para entender a los demás y, desde ahí, aportar una palabra significativa, eco de la de Jesús, que deje con ganas de escuchar más. No olvidemos que Dios entró al mundo por la palabra.

No es lo mismo hablar con niños que con adultos. Ambos importan, pero el reto es poder aterrizar en su edad y momento. Estudiar supone, de entrada, tener un tema de conversación, además de estar al día y ser equilibrado en los comentarios. Así lo hizo Domingo, enriqueciendo todo esto, claro está, con la coherencia que lo caracterizó y que resultó ser el fundamento de la predicación que desarrolló en un tiempo de confusión incluso entre los mismos católicos, algo que sigue pasando en no pocos lugares y que nos llama a dar una respuesta.

Lo que ahora estamos trabajando por transmitir en redes sociales frente al secularismo, lo intuyó, en cierta forma, Santo Domingo. De ahí la importancia de la oración y el estudio para llegar a la verdad. Nadie comunica eficazmente por mera improvisación. Es necesario prepararnos, mejorar, crecer como personas. Los santos saben mirar más allá de su tiempo. Por eso, aunque necesitan relecturas, hay elementos que no pasan de moda. En el caso de Santo Domingo, el entusiasmo por la predicación. Hoy, su orden, continúa haciéndolo, a fin de que lo que Jesús enseñó continúe llegando y transformando la realidad.
-----------------------------------------------------------------------------------Audio: Comunicar la fe católica. El mensajero es la carta de presentación del mensaje: https://mx.ivoox.com/es/comunicar-fe-el-mensajero-es-carta-audios-mp3_rf_20141401_1.html
Religión en Libertad existe gracias a tu ayuda
Volver arriba
En medio de la convulsión, Religión en Libertad sigue transmitiendo la misericordia de Dios

En medio de la convulsión, Religión en Libertad sigue transmitiendo la misericordia de Dios

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Carlos J. Díaz Rodríguez
Mi nombre es Carlos J. Díaz Rodríguez. Nací en el Puerto de Veracruz, México, en el año 1989. Soy laico y Licenciado en Derecho. Actualmente, me desempeño como litigante, profesor y expositor. Me mantendré al pendiente de sus comentarios. Espero que el blog contribuya a una mayor difusión y comprensión de la fe católica en el campo de la cultura.

Carlos J. Díaz Rodríguez, [email protected], es autor, editor y responsable del Blog Duc in altum!, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
OCTUBRE 2017

Un fin de semana sin señal y el silencio en la Iglesia

Explicando la expresión "Dios me llamó"

Fr. Yves Congar O.P. y su diario
SEPTIEMBRE 2017

¿Quiénes no somos los laicos? (II)

¿Quiénes no somos los laicos? (I)

Los jóvenes, al conocer la DSI, ¡despiertan!

P. Félix Rougier y los talentos

Ver posts de otros meses

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (5 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (4 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (5 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (3 artículos)

JUNIO 2016 (8 artículos)

MAYO 2016 (6 artículos)

ABRIL 2016 (6 artículos)

MARZO 2016 (9 artículos)

FEBRERO 2016 (6 artículos)

ENERO 2016 (5 artículos)

DICIEMBRE 2015 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (8 artículos)

AGOSTO 2015 (13 artículos)

JULIO 2015 (7 artículos)

JUNIO 2015 (8 artículos)

MAYO 2015 (11 artículos)

ABRIL 2015 (8 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (9 artículos)

ENERO 2015 (12 artículos)

DICIEMBRE 2014 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (12 artículos)

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (10 artículos)

AGOSTO 2014 (7 artículos)

JULIO 2014 (8 artículos)

JUNIO 2014 (13 artículos)

MAYO 2014 (13 artículos)

ABRIL 2014 (12 artículos)

MARZO 2014 (10 artículos)

FEBRERO 2014 (12 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (8 artículos)

OCTUBRE 2013 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (7 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (7 artículos)

JUNIO 2013 (9 artículos)

MAYO 2013 (8 artículos)

ABRIL 2013 (7 artículos)

MARZO 2013 (7 artículos)

FEBRERO 2013 (6 artículos)

ENERO 2013 (10 artículos)

DICIEMBRE 2012 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (7 artículos)

OCTUBRE 2012 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (9 artículos)

AGOSTO 2012 (6 artículos)

JULIO 2012 (6 artículos)

JUNIO 2012 (8 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (8 artículos)

MARZO 2012 (6 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (6 artículos)

DICIEMBRE 2011 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (8 artículos)

OCTUBRE 2011 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (7 artículos)

AGOSTO 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (4 artículos)

JUNIO 2011 (7 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS