Jueves, 13 de junio de 2024

Religión en Libertad

El discurso LGBT, «desmoronándose»: Noruega también restringirá los tratamientos trans en menores

Una mujer mirando el mar.
Noruega es el último país en renegar de las políticas de cambio de género en menores: se une así a Suecia o Reino Unido.

José María Carrera

Primero fue Reino Unido, después Finlandia, luego Suecia y ahora se une Noruega: los países son cada vez más conscientes de los daños que produce el seguidismo del lobby trans entre sus habitantes, especialmente los jóvenes, y se suman a una creciente corriente basada en la ciencia para limitar las conocidas como terapias de reasignación de género. Entre ellas se encuentran los bloqueadores de la pubertad, las terapias hormonales y de afirmación, las políticas de "transición social" y, en último término, la cirugía.

El caso de Noruega no solo es el más reciente. También uno especialmente significativo, pues fue el tercer país del mundo en permitir que los menores de edad "cambiasen" de sexo al margen de la opinión médica.

La decisión de las autoridades noruegas tiene su origen en un reciente artículo publicado en la revista académica Archives of Sexual Behavior acerca de cómo se ha prescindido de la aplicación del efecto placebo al respaldar la reasignación de género, así como en el anuncio por parte de la Junta de Investigación de Atención Médica de Noruega de revisar sus pautas al respecto. El motivo, la ausencia de evidencia científica en el llamado tratamiento de afirmación.

Asimismo, la Junta también reconoció que la prevalencia de la disforia de género -quienes siguen sufriéndola- después de la pubertad sigue sin abordarse.

El relato de la reasignación, "desmoronándose"

Lo cierto es que la narrativa pro-reasignación está en vías de "desmoronarse", en palabras de la doctora Debra Soh, neurocientífica y escritora. Según esta, un cuerpo de investigación existente muestra que la mayoría de los niños con disforia de género se sienten cómodos con sus cuerpos al pasar por la pubertad y que aquellos que desean hacer una transición repentina después de la pubertad pueden estar experimentando un contagio social. Estos estudios han sido descartados porque no encajan en la narrativa activista pro LGBT.

Así, el informe emitido por la Junta ha concluido que la terapia hormonal, la cirugía de reasignación de género o las hormonas sexuales cruzadas deben ser relegados al ámbito experimental y que no deberían estar disponibles en la práctica clínica, siendo necesario "revisar" las políticas de afirmación.

"La base de conocimiento, especialmente el basado en la investigación para el tratamiento de afirmación de género (hormonal y quirúrgico), es deficiente y los efectos a largo plazo son poco conocidos. Esto es particularmente cierto para la población adolescente donde tampoco se conoce la estabilidad de su incongruencia de género", argumenta el informe de la agencia.

Los autores del informe también han mostrado su preocupación por un aspecto cada vez más difundido y probado como son las afecciones mentales o trastornos cognitivos en  quienes sufren disforia de género, aspectos generalmente desoídos por los "especialistas" sanitarios del ámbito de la reafirmación.

niño con falda.

Las quejas de los padres, los efectos secundarios poco conocidos o la ausencia de evidencias científicas han llevado a Noruega a anunciar la restricción de tratamientos trans en menores. 

Según se desprende del informe, el 75% de los menores diagnosticados presentan una alta prevalencia de enfermedades como el TDAH, el autismo o el síndrome de Tourette antes de que les diagnostiquen disforia de género. El informe también apunta a una extensa lista de efectos secundarios que pueden ocurrir durante la reasignación de sexo de hombre a mujer, que incluyen enfermedades hepáticas, reacciones psicológicas negativas, mayor riesgo de trombosis o hipertensión arterial. Al pasar de mujer a hombre, se conocen efectos secundarios como aumento del recuento de glóbulos rojos, cicatrización, edema o infertilidad, que pueden resultar tanto de procedimientos quirúrgicos como de tratamientos hormonales. El informe fue motivado por numerosas quejas de familiares de menores que cuestionan la seguridad de los tratamientos.

Aunque son los más decididos, Noruega, Suecia, Finlandia o Reino Unido no son los únicos que dan pasos hacia una revisión o supresión de las políticas de reafirmación. También es el caso de los estados de Florida, Tennessee, Montana o Alabama en Estados Unidos, con recientes normativas que prohíben a los menores acceder a tratamientos de transición con hormonas o cirugía. 

Promesas electorales para limitar la transición en menores

Otros países que se han apuntado recientemente al anuncio de medidas para limitar, revisar o reconfigurar los tratamientos de género en menores podrían estar motivados por la cercanía de procesos electorales.

Es el caso de Eslovaquia, que anunció la propuesta de ilegalizar los cambios de género y cuyas elecciones parlamentarias se celebrarán el 30 de septiembre de este año.

En este sentido, el diario ABC se hace eco de cómo Alberto Núñez Feijóo, candidato a la Presidencia del Gobierno en las próximas elecciones del 23 de julio en España, también anunció recientemente su intención de "derogar la ley trans" en una entrevista para Ondacero a principios de esta semana.

"La ley trans, la voy a derogar. Atenta contra los menores, atenta con la tutela y la guardia potestad de los padres, contra el sentido común. Atenta contra los colectivos feministas, contra los médicos, y contra el más elemental sentido y es que es mucho más fácil cambiarse legalmente de sexo que aprobar la selectividad. Desde el punto de vista legal simplemente hay que ir al registro civil y plantearlo" prometió.

Como alternativa, propone "proteger a la infancia"... con otra ley trans. "La haremos, hay un `colectivo trans´ que tiene sus derechos y los vamos a regular, pero esta ley trans no. Las hormonas deben decidir los médicos cuándo las ponen y no los pacientes", mencionó el político.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda