Jueves, 19 de mayo de 2022

Religión en Libertad

Benjamín, un cura rural que hace 30.000 kilómetros al año cuidando a sus feligreses en Las Hurdes

Benjamín Talaván Domínguez párroco en Las Hurdes
Benjamín Talaván Domínguez párroco en Las Hurdes

ReL

Benjamín Talaván es un sacerdote diocesano ‘todoterreno’ de 42 años y con 15 ejerciendo su ministerio, y lo hace prácticamente sin tregua, como explica Lola Luceño en El Periódico de Extremadura. Tiene cuatro parroquias y dos alquerías bajo su responsabilidad: Caminomorisco, Casar de Palomero, Rivera Oveja, Cambroncino (con los pequeños núcleos de Aceña y La Dehesilla), La Huerta y Cambrón. Unas 2.200 almas. Ejerce además como arcipreste de Las Hurdes, y por tanto coordina la acción pastoral en la comarca.

Sabe que el número de religiosos es limitado y se entrega cada día a su labor. “Antes el párroco no salía de su pueblo, hoy los sacerdotes llevamos varias parroquias e incluso nos desplazamos hasta otras para apoyarnos entre nosotros cuando se hace necesario. Los municipios que atiendo están en un perímetro de aproximadamente unos 20 o 25 km. Al año vengo haciendo unos 30.000 kilómetros al coche”, calcula.

Disponibilidad para atender espiritualmente

Montañas arribas, pinares abajo, Benjamín Talaván recorre Las Hurdes para aplicar sus dos “máximas” en el día a día: “Disponibilidad para atender espiritualmente a todas las personas que la diócesis me ha confiado en esta labor, y cercanía con todo el mundo, me refiero tanto a la gente que viene a la iglesia como a los que no vienen o no practican la fe, porque muchas veces buscan tu apoyo cuando atraviesan situaciones delicadas y por supuesto nos encuentran”, subraya.

Estamos con la gente porque debemos estar ahí, en los pueblos. Algunos se marchan pero otros se quedan, y hay personas que lo pasan mal, que precisan acompañamiento, muchas son mayores… Tratamos de buscar soluciones cada vez más complejas con la despoblación, pero desde la Iglesia transmitimos esperanza, que es lo que se necesita ahora con la crisis, la pandemia, la guerra, el desempleo, las situaciones familiares complicadas…”, subraya el párroco.

Reconoce, eso sí, que a veces siente la “congoja” de ver la caída poblacional del mundo rural, de la propia tierra donde también nació, Las Hurdes. “Se habla mucho de cuidar la España vaciada y envejecida, pero sin un cambio en la tendencia de la natalidad, si los pueblos se quedan sin niños, particularmente lo veo difícil”, reflexiona el sacerdote.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda