Jueves, 14 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Jesús Sanz Montes confiesa que le gustaría retirarse en las misiones o en un monasterio

En una leprosería se convenció, antes dejó novia y trabajo en la banca: hoy es arzobispo de Oviedo

Jesús Sanz Montes, en el santuario de Covadonga / D. Arienza - El Comercio
Jesús Sanz Montes, en el santuario de Covadonga / D. Arienza - El Comercio

Javier Lozano / ReL

Jesús Sanz Montes se considera un “peregrino indómito”. Este franciscano de 64 años, arzobispo de la histórica sede de Oviedo, era ya era obispo a los 48 años cuando fue enviado al Pirineo. En Roma y Austria consiguió licenciaturas y doctorados, pero antes de ser sacerdote se formó en Economía y Derecho Mercantil, trabajó en la banca e incluso tuvo una novia con la que estuvo a punto de contraer matrimonio.

Una vida de gran actividad que sigue llenando además de con su día a día como pastor en Asturias con su amor a las misiones viajando a ellas cuando le es posible o subiendo picos, -ha llegado a coronar un 4.000-, una afición que 'providencialmente' ha podido seguir alimentando gracias a que sus destinos como obispo, Jaca-Huesca y después Oviedo, están rodeados de montañas.

"Dios te da caramelos, no sólo disgustos"

En una entrevista con el diario El Comercio, monseñor Sanz Montes revela que siendo obispo en los Pirineos pudo disfrutar de las cumbres, del esquí y de la bicicleta de montaña. “Dios te da caramelos, no sólo disgustos”, bromea el prelado, que confiesa haber subido también unos cuantos picos en Asturias, aunque dice tener “entre ceja y ceja el Urriellu (Naranjo de Bulnes, con más de 2.500 metros de altura n.d.a.), quiero celebrar misa en la cumbre, que exige poco espacio, el justo para poner el cáliz y una patena, y tener a los compañeros de cordada”.

Resultado de imagen de sanz montes franciscano

Este arzobispo nació en Madrid siendo el mayor de los ocho hijos de Jesús y Mariana. Aunque luego tardara en decir sí al Señor, Sanz Montes habla de una vocación temprana que se remonta a cuando tenía 9 años. Se produjo tras admirado con los sacerdotes de su parroquia y los seminaristas trabajar y cuidar de los pequeños de la colonia de catequesis.

"A los 9 años dije que quería ser cura"

El ahora pastor de la Archidiócesis de Oviedo afirma que “la alegría, la bondad de aquellos hombres, me hizo pensar que yo quería ser como ellos”. Cuenta que “a los 9 años dije que quería ser cura. ‘Primero los estudios’, me dijo mi padre”.

Obedeciendo a su padre, el pequeño Jesús siguió con sus estudios llegando incluso a trabajar más adelante en la banca privada hasta que finalmente la llamada del Señor era tan potente que acabó dejando todo para ingresar en el Seminario de Toledo.

Dejó a su novia para ingresar en el seminario

De hecho, en aquel momento Sanz Montes estaba emparejado. “Dejé a mi novia y renuncie al matrimonio, que estaba cercano, para ingresar en el seminario con veinte años”, señala el religioso franciscano. Esta fue una decisión de la que, asegura, “no me arrepiento”.

Resultado de imagen de sanz montes

Aquella llamada infantil cobró de nuevo fuerza. Según explica, “tenía algo en mi corazón que estaba sin resolver y, con Dios y ayuda, dejé atrás tantas cosas y tanta gente para seguir el camino que entendía era el mío”.

Así fue como ingresó en 1975 en el Seminario de Toledo de Don Marcelo, el arzobispo que llegó en 1971 a la sede primada con un seminario casi vacío y que al marchar en 1995 había ordenado a 400 sacerdotes, de los que 18 son ahora obispos.

Una crisis 'providencial'

Sin embargo, Toledo, “una ciudad mágica para la historia de España, pero también para la historia de la Iglesia y en la que fueron creciendo mis sueños de futuro cura”, no sería su destino final en esta historia vocacional.

Allí vivió, al igual que le ha ocurrido a muchos de los sacerdotes, una crisis sobre si realmente estaba llamado a ser sacerdote. Y entonces ocurrió un suceso que marcaría por completo su vocación y su futuro pues acabaría siendo no sacerdote diocesano de Toledo sino fraile franciscano.

La leprosería que cambió su vida

Explica monseñor Sanz Montes que en medio de esa crisis que experimentaba “me invitaron a hacer una semana de Pascua en una leprosería de Trillo, en Guadalajara, que estaba llevada por los franciscanos, y yo, que estaba en el seminario muy protegido, tuve el primer revolcón de dolor. Sientes que tienes una crisis internamente y externamente te asomas a una más importante, que es el de la vida y la muerte en medio de la soledad y el abandono, y me impresionó”.

Tan importante fue el encuentro con Dios que vivió con los enfermos en aquel lugar que poco después Sanz Montes acabaría convirtiéndose en fray Jesús, fraile franciscano ordenado sacerdote en 1986.

sanz-montes2

El camino de la vida le acabaría llevando a Roma, donde siguió formándose. Y ya de vuelta en España vivió su vida religiosa de manera cotidiana. “Es tan bonita la vida de comunidad cristiana en la que te entregas como cura, vas día a día descubriendo un mundo y asombrándote”.

En el futuro, misionero o monje

Pero aún quedaba que le enviaran a lugares tan bellos como Viena o Salzburgo. Sobre esto, Sanz Montes afirma que “siempre distingo entre el turista y el peregrino, el primero sale y vuelve y el segundo no sabe a dónde va ni tiene billete de regreso, y yo soy un peregrino indómito”.

Las misiones que ha visitado ya también como obispo le han marcado sobremanera, como las de Benín, donde hay una misión diocesana. “He visto la felicidad en la cara de los niños, la serenidad y la paz en los ancianos. Es ejemplo de esencialidad frente a las complicaciones materialistas y consumistas que nos enfrentan”, explica el arzobispo.

Y por ello asegura que tiene alma de misionero pero también de monje. “Cuando sea un poquito más mayor, o me voy a las misiones o a un monasterio”, concluye el prelado ovetense.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA