Martes, 28 de septiembre de 2021

Religión en Libertad

Rutilio Grande, Cosme Spesotto y sus compañeros mártires serán beatificados en enero en El Salvador

Mártires de El Salvador.
El jesuita Rutilio Grande fue asesinado junto con los laicos Nelson Rutilio Lemus, de 16 años y Manuel Solórzano, de 72. El franciscano Cosme Spessotto fue asesinado

ReL

Ya hay fecha para la ceremonia de beatificación de los 4 mártires salvadoreños reconocidos con la firma del Papa en febrero de 2020: será el 22 de enero.

Así, la Iglesia de El Salvador celebrará solemnemente la beatificación como mártires de  los sacerdotes Rutilio Grande García y Fray Cosme Spessotto, y los dos laicos, Manuel Solórzano y Nelson Lemus. 

Los obispos salvadoreños han recibido “con inmensa alegría” la noticia y han anunciado que la ceremonia será presidida por el cardenal Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador y designado por el Papa Francisco como delegado especial para esta ocasión. 

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, señaló en una conferencia de prensa que la ceremonia tendrá lugar en el atrio de la Catedral Metropolitana de San Salvador, con representantes de comunidades y medios de comunicación.

Se quiere evitar una gran aglomeración por razones de prudencia sanitaria. "No pensamos en una celebración con la presencia tan grande de fieles como la que tuvimos en el 2015 con la beatificación de monseñor Romero". En esa ocasión, 300.000 personas acudieron para recordar al obispo mártir, que en 2018 fue canonizado y es venerado como San Óscar Arnulfo Romero.

Asesinados antes de la Misa: "Teníamos órdenes de que no quedaran vivos"

El 12 de marzo de 1977, Manuel Solórzano, de 72 años, y Nelson Rutilio Lemus, de 16, acompañaban al padre Rutilio Grande a celebrar misa en la localidad de El Paisnal. Fueron víctimas de una emboscada de miembros armados de la Guardia Nacional .

En 2017, un ex-miembro de la Guardia Nacional salvadoreña que declaró haber sido uno de los atacantes, Julio Gómez, afirmó que atacaron cumpliendo “órdenes que recibimos directamente del director de la Guardia Nacional”.

“Fuimos seleccionados como ocho miembros de la guardia. Nos habían dado instrucciones de eliminar al cura, porque estaba levantando a los campesinos, hablaba mal del gobierno”, afirmó.

“Íbamos vestidos de civil, pero unos kilómetros antes estaban elementos de la guardia uniformados, ellos nos informaron que el carro se dirigía hacia nosotros, lo esperamos en la calle y, cuando apareció, todos abrimos fuego al mismo tiempo, desde diferentes puntos de la calle”, destacó el militar salvadoreño.

rutilio_grande_martir

Teníamos órdenes de que no quedaran vivos, nos acercamos y les disparamos. Yo no sabía que el cura venía acompañado, ni menos con un anciano y un niño. Pero aunque hubiera sabido tenía que cumplir con las órdenes que nos habían dado”, explicó en esa entrevista.

Al saber de los asesinatos, Óscar Romero, arzobispo de San Salvador, fue al templo donde estaban los tres cuerpos y celebró la Misa. A la mañana siguiente, anunció que no iría a ningún acto oficial hasta que se investigara las muertes.

Fray Cosme, asesinado en la parroquia que construyó mientras rezaba

El franciscano originario de Italia, fray Cosme Spessotto, fue asesinado en la iglesia de San Juan Nonualco el 14 de junio de 1980 mientras rezaba antes de celebrar Misa. En el marco de la incipiente guerra civil que afectó al país centroamericano entre 1979 y 1992, construyó una iglesia, San Juan Nonualco, y fundó la escuela parroquial que acogió a más de mil niños.

Durante sus 27 años como párroco de San Juan, los dos bloques contendientes de la guerra civil aspiraron a tomar la iglesia, lo que Spessotto evitó pese a las frecuentes amenazas que recibía por ello. Finalmente, el 14 de junio de 1980, fue asesinado en su propia parroquia, mientras rezaba antes de celebrar Misa.

Spessotto, que veía acercarse el momento de su muerte, afirmó pocos días antes tener "la sensación" de que de un momento a otro le quitarían la vida. "Que el Señor me conceda la fuerza para defender los derechos de Dios y de la Iglesia. Morir como mártir sería una gracia que no merezco. Desde este momento perdono y pido al Señor por la conversión de los autores de mi muerte". 

El actual arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas se ha referido a estos martirios como “un testimonio de unidad, aunque en diversos carismas, trabajando juntos por el reino de Dios hasta derramar su sangre por su fe”.

Resumen en Noticias12 Nicaragua del martirio de Rutilio Grande García, Cosme Spessotto, Manuel Solórzano y Nelson Lemus.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda