Domingo, 07 de junio de 2020

Religión en Libertad

La película narra la conversión del guitarrista heavy cuya música era «indecente, vulgar y obscena»

«Loud Krazy Love», cuando la misericordia de Dios salvó al roquero Brian Welch y a su hija de 6 años

Brian y su hija durante la presentación del libro Save me from myself, en el que narra su conversión
Brian y su hija durante la presentación del libro Save me from myself, en el que narra su conversión

ReL

¿Cómo es la vida de un roquero rico, drogadicto, abandonado por su mujer y muerta poco después por las drogas…, y con una hija de 6 años? Esa es la historia de Brian ‘Head’ Welch. Y, sí, ciertamente, su vida era un infierno. Su situación era tal que no le importaba drogarse delante de ella. Él sabía que tocaba fondo y empezó a rondar por su cabeza la idea de dejar banda para rehabilitarse y dedicarse a su hija. Y la misericordia de Dios tocó su vida y Brian decidió parar: ya no habría más porros, más anfetaminas, más giras, más canciones dedicadas al sexo, y sí, en cambio, dedicación en exclusiva a su hija, la cual no podía crecer rodeado de sus compañeros de banda y de gira por todas partes.

Algo de todo esto y más narra la una película “Loud Krazy Love” que será estrenada online el próximo viernes 24 de abril, ya que el confinamiento no permite su estreno en las salas de cine. Al menos que el coronavirus no cercene la posibilidad de ver esta película testimonial desde los hogares, que sin duda son los principales cines, ágoras o simples patios de butacas en los que aprender lo que es bueno o malo, o lo mejor o lo peor, y escuchar historias que pueden aportar algo para nosotros o para nuestros hijos.

Uno de los 100 mejores guitarristas de la historia

El sonido de Brian “Head” Welch ayudó a KoRn a ser un grupo puntero en el mundo de la música a principios de los 90. Su estilo nu metal proporcionó identidad a una generación de inadaptados sociales, los cuales les ayudaron a su vez a convertirse en estrellas de la música mundial y ricos.

De hecho, el grupo Korn ganó dos premios Grammy con letras llenas de referencias esotéricas, alabanzas a la droga, el sexo salvaje y la violencia. Pero el dinero y la fama no hicieron feliz a Brian, y su vida se hundió en la droga y el vacío.

La música de Korn había llegado a ser calificada como “indecente, vulgar, obscena y que pretende ser insultante”, e incluso llevar camisetas del grupo llegó a estar prohibido en algunos institutos de Estados Unidos.

Famoso, rico y admirado, siempre en el centro de atención, Brian se sentía dentro de sí como un adolescente que se odia a sí mismo. La tristeza y la presión derivada de la fama le condujeron al mundo de la droga: cocaína, speed, cristal, somníferos, metanfetamina y alcohol. “Era como vivir en el infierno. Solo quería dormir y nunca despertar. Quería morir”, asegura Welch.

Jennea y su padre Brian

¿Pero qué fue lo que hizo cambiar de vida a Brian Welch de forma definitiva? ¿Cómo le tocó la misericordia de Dios en su vida? Aunque le perseguían implacablemente las sombras, llegó un día en el que surgieron varios pequeños milagros, y que él describe así: “Salí con un contrato discográfico de 23 millones de dólares”, pero también estaba “desesperado por dejar un hábito de metanfetamina devastador”, y cuando “lo que verdaderamente yo quería era ser un buen padre”. En ese contexto escuchó en voz de su hija una de sus canciones: “Sueño con el sexo todo el día”. En paralelo, un conocido le envió una cita del Evangelio: “Venid a mí los cansados y agobiados, y yo os aliviaré” (Mt 11, 28).

Unas semanas más tarde, con ese amigo decidió dar un paso hacia delante y aceptar a Cristo en su vida: “Sentí que me decía ‘no te condeno’ y sentí su gran amor”. Al día siguiente tiró toda la droga que encontró en su casa y le dijo a su hija que estaría con ella siempre.

Poco tiempo después, marchó a Tierra Santa. Volvió a bautizarse, esta vez en el río Jordán, y allí comenzó a llorar como un niño pidiendo perdón a Dios. Sitió paz: “Dios entró en mi corazón y me dio el don de entender que todo está hecho por Él y para Él”, repite Welch en cada entrevista que concede.

Así, la película Loud Krazy Love detalla el desgarrador viaje de Brian y su hija Jennea creciendo juntos con un coraje caótico y una fe poco convencional. Más allá de un documental de rock, esta valiente historia se enfrenta a la depresión adolescente, la búsqueda de identidad y la esperanza de un padre dispuesto a hacer cualquier cosa por su hija a la que ama.

Brian en una escena de la película

 

Estreno digital

“Debido a la situación actual y a los cambios que parece llegarán en los próximos meses en la industria del Cine” y que imposibilitan por ahora el estreno en las salas de cine en las fechas previstas, la cinta podrá verse en alquiler a través de la web de loudkrazylove.es a partir del próximo viernes 24 de abril, explican sus distribuidores.

La prensa especializada ha acogido de una forma brillante esta película. Y un ejemplo de ello es la revista Rolling Stones, una publicación que, en principio, no habría de ser especialmente afecta a sus contenidos, pero que la ha calificado como “un mensaje de triunfo y esperanza que muestra el poder de Dios en un modo que todos lo pueden comprender”.

Puedes ver el trailer de la película a continuación:

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA