Martes, 16 de abril de 2024

Religión en Libertad

Francisco recuerda que el primado de Pedro se identifica «desde los orígenes» con el obispo de Roma

ReL

Todos somos piedras con las que se construye la Iglesia, recordó Francisco.
Todos somos piedras con las que se construye la Iglesia, recordó Francisco.
"Llegan tristes noticias sobre la persecución de la minoría religiosa de nuestros hermanos rohinyá. Quisera expresar toda mi cercanía a ellos; y pidamos todos al Señor que les salve y suscite hombres y mujeres de buena voluntad que les ayuden, que les den sus plenos derehos. Recemos también por los hermanos rohinyá": así recordó Francisco tras el rezo del Angelus la situación de esta minoría étnica de religión musulmana en Birmania (Myanmar), desde hace décadas marginados en su país por el gobierno y la mayoría budista.

Antes de eso y del habitual rezo del Angelus en la Plaza de San Pedro, Francisco glosó este domingo el Evangelio del día, que recoge la confesión por Pedro de la divinidad de Jesucristo y la respuesta del Salvador: "Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia".

"También con nosotros hoy, Jesús quiere continuar construyendo la Iglesia, esta casa con fundamentos sólidos pero donde no faltan las grietas” y que además tiene “una continua necesidad de ser reformada, reparada”, dijo el Papa: "Nosotros ciertamente no nos sentimos rocas, sino solo pequeñas piedras. Sin embargo, ninguna piedra pequeña es inútil. En las manos de Jesús la más pequeña piedra se hace preciosa, porque Él la toma, la mira con ternura, la trabaja con su Espíritu, y la coloca en el lugar justo, que Él siempre ha pensado y donde puede ser más útil a toda la construcción”.
 
“Y todos nosotros", añadió, "siendo pequeños, somos ‘piedras vivas’ porque cuando Jesús toma en sus manos la piedra, la hace suya, la hace viva, la llena de su amor, y así tenemos un lugar y una misión en la Iglesia: ella, la Iglesia, es comunidad de vida, hecha de muchísimas piedras, todas distintas, que forman un único edificio en el signo de la fraternidad y de la comunión”.
 
Es la fe que muestra Pedro la que precisaba Jesús para fundar la Iglesia: "Jesús comprende que, gracias a la fe donada por el Padre, hay un fundamento sólido sobre el cual puede construir su comunidad, su Iglesia".

El Evangelio de hoy también “nos recuerda que Jesús ha querido para su Iglesia también un centro visible de comunión en Pedro, aunque no es una gran piedra, sino una piedra pequeña, pero que tomada por Jesús se convierte en piedra de comunión, y es en él que se ha sucedido una misma responsabilidad de primacía, que desde los orígenes, se ha identificado en los obispos de Roma, la ciudad en la que Pedro y Pablo dieron testimonio hasta la sangre”.
Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda