Martes, 18 de junio de 2019

Religión en Libertad

El Papa lamenta en Bulgaria el invierno demográfico, «una cortina de hielo» que cae sobre Europa

ReL

El Papa fue recibido a pie de avión por el primer ministro Boiko Borísov.
El Papa fue recibido a pie de avión por el primer ministro Boiko Borísov.

Este domingo comenzó el viaje apostólico del Papa Francisco a Bulgaria y Macedonia, que comenzó en el aeropuerto de Sofía, donde fue recibido por el primer ministro Boris Bodísov. Luego se trasladó hasta el Palacio Presidencial, y allí mantuvo un encuentro con el presidente Rumen Radev antes de pronunciar su primer discurso a las autoridades, el cuerpo diplomático y la sociedad civil en la Plaza Atanas Burov.

Dicha plaza homenajea, llevando su nombre, al político búlgaro Atanas Burov, varias veces ministro entre 1911 y 1931 y condenado en 1944 por los comunistas a un año de cárcel primero y a veinte años después, que empezó a cumplir en un campo de concentración hasta morir en 1954, casi octogenario. Francisco recordó en sus palabras a Burov, quien "sufrió la dureza de un régimen que no podía aceptar la libertad de pensamiento", un "régimen totalitario que limitaba la libertad y las iniciativas".

El Papa recordó que Bulgaria es "una tierra en la que han arraigado antiguas raíces cristianas", y dijo que llegaba para "confirmar en la fe y a animar en su cotidiano camino de vida y de testimonio cristiano" a los católicos, apenas un 1% en una población mayoritariamente ortodoxa. Asimismo, invocó el documento de Abu Dabi al abogar por que "cada religión, llamada a promover la armonía y la concordia, ayude al crecimiento de una cultura y de un ambiente permeados por el pleno respeto por la persona humana y su dignidad, instaurando conexiones vitales entre civilizaciones, sensibilidades y tradiciones diferentes, y rechazando toda violencia y coerción".

Francisco, junto al presidente búlgaro, Rumen Radev.

También evocó la visita de San Juan Pablo II en 2002 y a San Juan XXIII, quien fue nuncio en Sofía, y guardó siempre hacia su pueblo "sentimientos de gratitud y de profunda estima por vuestra nación, hasta el punto de afirmar que, estuviese donde estuviese, su casa siempre habría estado abierta para vosotros, sin necesidad de decir si se era católico u ortodoxo, sino solo un hermano de Bulgaria".

Francisco señaló la emigración como uno de los grandes problemas búlgaros, dado que ha supuesto la marcha de dos millones de personas. Al mismo tiempo, "Bulgaria, como otros países del viejo continente, tiene que hacer frente a lo que se puede considerar un nuevo invierno demográfico, que ha caído como una cortina de hielo sobre buena parte de Europa, consecuencia de una disminución de la confianza en el futuro. La caída de los nacimientos, por tanto, sumándose al intenso flujo migratorio, ha supuesto la despoblación y el abandono de tantos pueblos y ciudades". Paralelamente, Bulgaria es ahora también destino de movimientos migratorios de quienes huyen "de la guerra y los conflictos o la miseria, e intentan alcanzar de cualquier forma las zonas más ricas del continente europeo, para encontrar nuevas oportunidades de existencia o simplemente un refugio seguro".

El primer acto público del Papa en Bulgaria fue con las autoridades y representantes de la sociedad civil.

Ante ambos problemas, el Papa pidió a los gobernantes que creen "condiciones favorables con vistas a que los jóvenes puedan invertir sus nuevas energías y programar su futuro personal y familiar, encontrando en su patria las condiciones que les permitan llevar una vida digna", y que no cierren "los ojos, ni el corazón, ni la mano a quien llama a vuestra puerta".

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda, seguramente mañana no podremos hacer noticias como esta

DONA AHORA