Sábado, 08 de agosto de 2020

Religión en Libertad

Francisco lamenta la «orfandad» que vive el mundo: «Muchos tienen muchas cosas, pero falta el Padre»

Es el Padre quien pone paz entre los hermanos: esa orfandad conduce a los insultos y a las guerras, dio Francisco este domingo.
Es el Padre quien pone paz entre los hermanos: esa orfandad conduce a los insultos y a las guerras, dio Francisco este domingo.

ReL

"Hoy hay en el mundo un gran sentimiento de orfandad: muchos tienen muchas cosas, pero falta el Padre", dijo el Papa Francisco este domingo en la homilía de la misa en Casa Santa Marta.

En ella pidió especialmente por las personas que limpian los hospitales y las calles, "un trabajo que nadie ve, pero necesario para sobrevivir: que el Señor les bendiga y ayude". 

La búsqueda del Padre

En su comentario al Evangelio del día, versículos de San Juan en los que Jesucristo le dice a los apóstoles que no les dejará "huérfanos", Francisco explicó que Él quiso así protegerles de "ese dolor de la orfandad", que se repite en la historia de la Humanidad "cuando falta el Padre".

Algo que está presente incluso en la mitología griega, recordó, mencionando a Edipo (obsesionado hasta el crimen y la automutilación por conocer la identidad de su padre) y  a Telémaco (que creció sin su padre, que había ido a luchar en la guerra de Troya): "Cuando falta el padre, siempre está el deseo de conocerle, de encontrarle... la búsqueda del padre que falta".

"Hoy podemos decir", insistió, "que vivimos en una sociedad donde falta el Padre, con un sentimiento de orfandad que afecta al sentido de pertenencia y a la fraternidad". Jesús promete el Espíritu Santo justo "para señalar el camino al Padre que Jesús abrió": "No existe una espiritualidad del Hijo solo, o del Espíritu Santo solo, el centro es el Padre. El Hijo es enviado por el Padre y vuelve al Padre. El Espíritu Santo es enviado por el Padre para recordar y enseñar el acceso al Padre".

El Padre hace que haya hermanos y formen una familia

"Solo con esta conciencia de hijos que no son huérfanos podemos vivir en paz entre nosotros", dijo Francisco como enseñanza extraída de ese Evangelio: "Las guerras, las pequeñas o las grandes, tienen siempre una dimensión de orfandad, [porque] falta el Padre que 'haga' las paces". Y el Espíritu Santo nos enseña "la dulzura de los hijos del Padre, no nos enseña a insultar. Una de las consecuencias del sentimiento de orfandad es el insulto y la guerra, porque si no hay Padre, no hay hermanos, desaparece la fraternidad. La dulzura, el respeto, la mansedumbre, son actitudes de pertenencia a una familia segura de tener un Padre".

El Papa concluyó la homilía pidiendo al Espíritu Santo "que nos recuerde que tenemos un Padre, y que le dé a esta sociedad, que tienen un gran sentimiento de orfandad, la gracia de encontrar al Padre que da sentido a la vida y hace que los hombres formen una familia".

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA