Jueves, 02 de julio de 2020

Religión en Libertad

Santo Tomás Moro y la Nueva Era


por Pedro Trevijano

Opinión

Cuando escribo estas líneas es el día en que la Iglesia conmemora a Santo Tomás Moro, que fue Canciller, es decir Primer Ministro de Enrique VIII y que al negarse a dar su apoyo a la boda de Enrique VIII con Ana Bolena fue decapitado por mantenerse fiel a su conciencia. Es el patrono de los políticos y sobre él se hizo una película muy conocida, titulada Un hombre para la eternidad, que se llevó muchos Oscar. De esa película recuerdo una escena en la que Tomás dice que nunca ha condenado la boda real, a lo que su interlocutor le contesta: “Sí, pero tienes fama de ser el único político honrado que hay en Europa [se ve que lo de la corrupción no es precisamente nuevo] y tu silencio atruena”.

Pero supongo os preguntaréis: ¿y qué tiene que ver Santo Tomás Moro con la Nueva Era? Como consecuencia de la boda real y para poder casarse, Enrique VIII se separó de la Iglesia católica y fundó una confesión religiosa en la que la cabeza visible era el Rey: la Iglesia anglicana, a la que Santo Tomás, con su rechazo a la boda real, se negó a adherirse.

Hoy en día estamos en una situación parecida, pero peor. El anglicanismo intentó cargarse la Iglesia católica en Gran Bretaña, pero al menos se mantuvo cristiano. La descristianización de muchos países permiten que concepciones como el New Age o Nueva Era estén de moda y hagan rápidos progresos e incluso traten de sustituir al cristianismo.

La Nueva Era se presenta así: “No se puede ser sabio ni feliz ni siquiera gozar de salud sin espiritualidad. Claro que ya no basta abordarla solo desde la religión. Las nuevas formas culturales y económicas exigen otra forma de entender la espiritualidad, más abierta, menos dogmática. Las antiguas creencias se nos han quedado obsoletas”. Es decir se trata de buscar una nueva o nuevas espiritualidades fuera del ámbito católico y cristiano.

Se trata de una concepción bastante sincretista en la que encontramos elementos de las religiones orientales como el budismo y el hinduismo, con elementos gnósticos, espiritistas y esotéricos. Defienden la ideología de género, por lo que el matrimonio, la familia e incluso la maternidad son instituciones a combatir, pues quieren reducir drásticamente el número de habitantes del planeta.

Están muy relacionados con el yoga, que puede ser una técnica de relajación, pero que con frecuencia tiene un trasfondo religioso que choca con nuestra concepción cristiana. En cuanto al reiki, es mucho más peligroso.

Su espiritualidad no tiene reglas ni jefes. Creen en la autoayuda y en la superación personal, con una concepción pelagiana, es decir para que yo sea mejor persona basta mi esfuerzo personal y no necesito para nada la gracia. Son panteístas, todo es Dios y no distinguen entre el Dios Creador y su creación y admiten también la reencarnación. Su concepción moral es relativista, por lo que no existe una Verdad objetiva, ni una clara distinción entre el Bien y el Mal y ni siquiera los valores esenciales, como vida, libertad, justicia son objetivos e inamovibles. Su relativismo es patente en su rechazo total a las religiones, porque éstas tienen pretensión de verdad.

En cuanto a Jesucristo, por supuesto no es Dios, sino que viene a ser como un santón indio más. Para ellos: “El único Maestro al que debemos seguir es nuestro Maestro interior”. En cuanto a la muerte, es desde luego el punto débil de los no creyentes y no se aclaran sobre ella. En cambio, para un cristiano la muerte de Jesús, como toda muerte, hay que verla a la luz de su Resurrección, que es señal, prenda y garantía de nuestra propia resurrección y sobre lo que habla ampliamente 1 Cor 15. Un cristiano, si no es un ignorante integral de su religión, sí sabe lo que sucede después de la muerte, pues como dice San Pablo, “no queremos que ignoréis la suerte de los difuntos para que no os aflijáis como los que no tienen esperanza” (1 Tes 4,13).

¿Quién está detrás de esta concepción? Creo que el feminismo radical, el lobby LGTBI, la Planned Parenthood, la Masonería y algunos multimillonarios como Soros, que fue una de las primeras visitas que tuvo Sánchez al llegar al poder, y fundaciones norteamericanas también multimillonarias, como la Rockefeller. Y por lo que defienden, detrás de todo estaría el Demonio, como afirma claramente la doctrina de la Iglesia de varios de los puntos que los defensores de Nuevo Orden Mundial defienden.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA