Martes, 26 de marzo de 2019

Religión en Libertad

Marionetas gays


por Miguel Aranguren

Opinión

Epi tiene gónadas de trapo. Blas, de espuma. La confirmación de su sexualidad de teleñecos nos ha llegado con años de retraso, pues Barrio Sésamo entretenía a los niños de mi generación. De entre su colección de marionetas, la pareja de felpa naranja y amarilla conquistó nuestro cariño (de ahí el motete: Epi, Blas y los demás). Si hubiésemos sido los peques de hoy —empapados por la lluvia fina y constante de la obsesión sexual—, puede que lo primero que hubiéramos hecho, de participar en el rodaje de la serie, fuera bajarles los pantalones para comprobar si tienen colita y si la utilizan para necesidad distinta a hacer pipí. Nos hubiésemos llevado un chasco: los títeres de Jim Henson carecen de piernas y están huecos por debajo de sus camisas de rayas. Ni siquiera piensan, queridos niños, así que esas pulsiones carnales son deseos de quienes todo lo ven desde la mirilla del forniqueo, quizás porque cargan una libido capada por la frustración.

Un guionista de Ábrete Sésamo (Plaza Sésamo, Sesamo Street), Mark Saltzmann, militante gay, aseguró la semana pasada que las dos caras más populares de la serie eran homosexuales, algo que desmintió tajantemente uno de los creadores de los personajes, Frank Oz.

 

Epi y Blas son homosexuales. Parece una noticia propia de los tabloides amarillos. Una vez se apagan los focos del estudio uno de ellos abandona su cama y se mete en la del otro (mandarina versus plátano, que así es la forma y color de sus cabezas) para dar rienda suelta a toda clase de guarrerías. Así que Epi y Blas son homosexuales... Ja, ja, qué poca gracia. La estupidez malintencionada no conoce límites. Falta que nos sorprendan con que el Monstruo de las galletas es una lagartija transgénero que se trasviste con un abrigo azulón. Que Gustavo, la rana sufridora, en sus horas negras regenta una sauna. Que Coco (el de cerca y lejos) se esconde detrás de los setos de los parques envuelto en una gabardina, para acosar a los niños mostrándoles los rizos de su barriguita morada.

Publicado en El Correo de Andalucía.

Tomado del blog del autor.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA