Viernes, 15 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

El niño de la calle que conoció a Dios a través de una enfermedad degenerativa, camino a los altares

ReL

Darwin murió con 17 años tras varios años en los que gracias a la atención de una organización católica fue cuidado y conoció a Dios / Asia News
Darwin murió con 17 años tras varios años en los que gracias a la atención de una organización católica fue cuidado y conoció a Dios / Asia News

El Papa Francisco ha declarado “Siervo de Dios” a Darwin Ramos, un niño de la calle filipino que falleció en 2012 debido a una grave enfermedad degenerativa. Recogido por una organización caritativa dirigida por un sacerdote francés, este niño descubrió la fe católica recibiendo los sacramentos según avanzaba su enfermedad. La intimidad tan profunda que llegó a alcanzar con Cristo y cómo convirtió su sufrimiento en una “misión” dejó a todos perplejos. Ahora la diócesis de Cubao ha recibido el visto bueno para iniciar el proceso de beatificación de este niño.

Según informa Asia News, el cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, firmó el Nihil Obstat para dar inicio a la causa. Según fue establecido, la investigación para la canonización de Ramos en el Tribunal diocesano de Cubao será llevada adelante por el postulador, un dominico francés, el padre Thomas de Gabory.

"Es un ejemplo de santidad"

El obispo local, Monseñor Honesto Ongtioco, inició el proceso tras la petición de la Asociación Amigos de Darwin Ramos. “El Vaticano nos ha dado luz verde para investigar en mayor profundidad su vida, cómo vivió su fe y cómo dio testimonio de Jesús, de quien estaba muy cerca”, declaró el prelado a CBCPNews.

Además, agregó que “Darwin es un ejemplo de santidad. Siendo un niño de la calle, afectado por la miopatía, estuvo estrechamente unido a Cristo en su sufrimiento y en su alegría”.

darwin2

Darwin Ramos nació el 17 de diciembre de 1994 en Pasay City. Transcurrió sus primeros años en un barrio humilde de Villanueva Street. Para ayudar a su familia, Darwin trabaja recogiendo residuos en la calle junto a su hermana menor. Poco después aparecieron los síntomas iniciales de un cuadro que luego será diagnosticado como distrofia muscular de Duchenne. Los músculos de Darwin se iban debilitando rápidamente. Mientras tanto, su padre lo dejaba en una estación pedir limosna a los transeúntes.

En julio de 2006, un grupo de educadores de la Fundación ANAK-TNK (Tulay ng Kabataan) tras encontrarse con Darwin varios días seguidos lo ingresaron en uno de los centros gestionados por la organización, fundada en 1998 para ayudar a los niños más pobres de Manila.

Descubrir a Dios en la enfermedad

La fundación es dirigida en estos momentos por un sacerdote francés, el padre Matthieu Dauchez, y se ocupa de la atención de 280 niños de la calle, en 17 centros: asiste a 50 niños con necesidades especiales en un centro especialmente equipado; lleva adelante programas en el territorio, ayudando a 800 niños que revisan la basura y a otros 1.300 que viven en barrios pobres.

Tras descubrir la fe católica, Darwin recibió el bautismo el 23 de diciembre de 2006; la comunión y la confirmación, el 22 de diciembre del año siguiente. Con el paso de los años sus condiciones físicas se fueron agravando progresivamente.

En medio del sufrimiento, el muchacho entabló una profunda relación personal con Cristo, a quien le ofreció sus dolores. Darwin no se quejó: cuando hablaba de su enfermedad, no se refería a ella como a una miopatía, sino que la llamaba su “misión”.

"Estoy combatiendo contra el diablo"

El 16 de septiembre de 2012 comenzó lo que sus seres queridos definen como “la semana de la Pasión” de Darwin. Sus condiciones se agravaron repentinamente: el joven sintió dolor al respirar, y fue trasladado al hospital.

En esos momentos de gran sufrimiento, continuó teniendo una actitud cordial, dando gracias a todos por los servicios con que le asisten. El 20 de septiembre, Darwin vivió una batalla espiritual: “Estoy combatiendo contra el diablo”, declaró. Al día siguiente, Darwin parecía estar tranquilo y sonriente.

Agradeció a todos haberse ocupado de él, manifestó su alegría por poder reunirse pronto con el Señor, y escribió: “Inmensas gracias” y “Estoy muy feliz”. En las 24 horas posteriores, Darwin se recogió en un largo silencio, pero consciente. El Siervo de Dios murió en el Philippine Children's Medical Center (PCMC) de Quezón City el domingo 23 de septiembre de 2012.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA