Viernes, 15 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

La policía china secuestra de nuevo al obispo Shao Zhumin para días de interrogatorios y reeducación

ReL

El obispo Pedro Shao Zhumin es apreciado tanto por la comunidad católica clandestina como por los «oficiales» reconocidos por el gobierno comunista.
El obispo Pedro Shao Zhumin es apreciado tanto por la comunidad católica clandestina como por los «oficiales» reconocidos por el gobierno comunista.

La policía china secuestró este viernes por la mañana al obispo de Wenzhou (Zhejiang), Pedro Shao Zhumin, y lo mantendrá alejado de su diócesis durante 10 o 15 días.

Según informa el padre Bernardo Cervellera en Asia News, se trata de un periodo de interrogatorios y adoctrinamiento (reeducación), por lo que los fieles de la diócesis han pedido que se rece por él.

Monseñor Shao tiene 55 años y pertenece a la comunidad no-oficial, que no está reconocida por el gobierno, pero sí tienen el reconocimiento de la Santa Sede como obispo de Wenzhou. En los dos últimos años, fue arrestado por la policía en a menos cinco ocasiones. La última vez fue en mayo de 2017, y lo liberaron 7 meses después.   

El gobierno comunista pretende que se someta a la política religiosa de Pekín, que exige el registro administrativo y la pertenencia a la cismática Asociación Patriótica. Pero dicha pertenencia implica la adhesión al proyecto de una Iglesia “independiente” de la Santa Sede, que el obispo, como todos los católicos clandestinos, rechaza por “inconciliable con la doctrina católica”, según afirmó Benedicto XVI en la carta a la Iglesia china de 27 de mayo de 2007.

Pese a su carácter de obispo “subterráneo”, monseñor Shao es muy apreciado también por la comunidad oficial. La comunidad católica de Wenzhou suma cerca de 130.000 fieles, de los cuales más de 80.000 pertenecen a la comunidad no-oficial; los sacerdotes son 70, y se dividen entre ambas ramas, en números iguales.  Durante décadas, la Iglesia de Wenzhou estuvo fuertemente dividida. Pero ahora las dos comunidades se mueven unidas.

En la Iglesia unida de Wenzhou, los sacerdotes también sufren restricciones y controles. Durante la octava de los difuntos, a los sacerdotes oficiales se le prohibió visitar las tumbas de algunos sacerdotes y obispos subterráneos que eran muy estimados por todos los fieles.

En las iglesias oficiales y no-oficiales, los domingos, la policía prohíbe a los menores de 18 años la entrada a la iglesia y vigila que no haya encuentros de catecismo dominical.

Tras el acuerdo entre China y el Vaticano para el nombramiento de obispos, la Asociación Patriótica incrementó los controles y la persecución  contra las comunidades subterráneas y reafirmó en los encuentros con el clero oficial que la Iglesia china sigue siendo “independiente”, a pesar del acuerdo. 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo con tu ayuda podremos seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA