Jueves, 25 de abril de 2019

Religión en Libertad

Oleada de ataques contra religiosos en Camerún: tres claretianos secuestrados de camino a la misión

ReL

Uno de los tres claretianos secuestrados el pasado sábado en Camerún
Uno de los tres claretianos secuestrados el pasado sábado en Camerún

La Iglesia Católica sigue siendo víctima de la violencia en Camerún y más concretamente en las regiones anglófonas del país. Una oleada de ataques y crímenes están teniendo como principales víctimas a sacerdotes, misioneros y seminaristas.

El último caso se produjo, según informa la agencia Fides, el pasado 24 de noviembre cuando tres claretianos fueron secuestrados en una de las regiones de habla inglesa del suroeste del país.

Se trata de Jude Thaddeus Langeh Basebang, el padre Placide Muntong y de un estudiante de esta misma congregación religiosa, los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María.

Se dirigían a una misión de evangelización

Los tres fueron secuestrados por hombres armados en el camino a Muyenge, lugar al que se dirigían por una misión de evangelización y de asistencia en la parroquia de esta localidad. Hasta el momento se desconocen más datos sobre el secuestro y sus autores.

Tan sólo tres días antes del secuestro de estos tres claretianos fue asesinado en Kembong, el padre Cosmas Omboto Ondari, sacerdote y misionero keniano. Este religioso fue disparado por una patrulla de soldados mientras estaba en frente a la iglesia de Martín de Tours, de la que era vicario. El misionero recibió sendos disparos en el pecho y en la parte baja del abdomen, y falleció debido a las heridas provocadas.

El padre Cosmas, de unos treinta años de edad, fue ordenado el 26 de marzo de 2017 en Kisii, Kenia, junto con otros dos jóvenes por monseñor Joseph Mairura Okemwa, obispo de Kisii. El misionero fue enviado inmediatamente a Camerún, primero a la parroquia de San Judas de Fundong en la provincia del noroeste y luego a la zona de Mamfe.

En octubre fue asesinado a sangre fría el seminarista de 19 años Gérar Anjiangwe por un grupo de soldados frente a la iglesia parroquial de Santa Teresa de Bamessing, cerca de Ndop.

La protesta en las regiones de habla inglesa por la imposición del francés en las escuelas y en los tribunales ha desencadenado en una grave crisis política después de que algunos movimientos proclamaron la secesión de las dos zonas bajo el nombre de Ambazonia. Según las ONG que operan en Camerún en el conflicto entre el ejército y los grupos armados secesionistas, más de 200 soldados han perdido la vida y 500 civiles han sido asesinados. Más de 437.000 habitantes de las zonas de conflicto se vieron obligados a huir.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA