Viernes, 14 de junio de 2024

Religión en Libertad

Las familias obreras pobres en el Vietnam comunista comen el arroz que reparten en la parroquia

Quang Ha / AsiaNews

El comedor popular de esta parroquia en Ho Chi Minh City ayuda a muchas personas necesitadas
El comedor popular de esta parroquia en Ho Chi Minh City ayuda a muchas personas necesitadas
Un verdadero y propio oasis de esperanza en la metrópolis vietnamita de Ho Chi Minh City (la antigua Saigón, con 9,6 millones de habitantes), donde personas pobres y necesitadas, estudiantes y huérfanos pueden encontrar esperanza gracias a una comida gratis a base de arroz.

Se trata del “Rice Free Shop”, un centro fundado en el año 2012 por el padre Joseph Nguyen Van Huong está dirigido por los voluntarios de la parroquia de Cho Dui.

El sacerdote y los fieles han renovado su compromiso en las obras de misericordia durante una gran celebración eucarística en el centro pastoral de la ciudad el pasado 4 de abril. Unos siete mil fieles llegaron de muchas diócesis limítrofes para participar en la misa y responder al pedido del Papa Francisco, que pidió realizar acciones caritativas en favor de los más necesitados.

En su homilía, el sacerdote jesuita Joseph Dao Nguyen Vu dijo: “El Santo Padre confirmó que el pilar que sostiene a la iglesia es la Misericordia de Dios. Ella es el corazón, el aliento de la Iglesia. La compasión es un instinto humano, la misericordia es la naturaleza de Dios”.

Algunos fieles dicen que el padre Huong, fundador del “Rice Free Shop”, es "un sacerdote para los pobres. Él nos ayuda sin ninguna discriminación y se ensimisma en nosotros”. También fue durante años el director del seminario mayor san José de Ho Chi Minh City, mientras era vicario de la parroquia Cho Dui.

Cientos de comensales cada día
Cada día el “Rice Free Shop”- situado cerca de la calle Ton That Túng, distrito central de Ho Chi Minh City- garantiza una comida gratuita a centenares de personas que llegan de toda la ciudad.

Una anciana señora budista cuenta: “Cada día vendo billetes de la lotería para poder criar a mi nieto de ocho años. No tengo suficiente dinero para comprar arroz. Desde que supe que el negocio donaba arroz a los pobres, mi nieto y yo venimos aquí todos los días”.

El centro no fue fundado sólo para dar comida, sino y sobre todo para comunicar a los olvidados de la sociedad la Misericordia de Dios. Así, cuenta el p. Pham Thi, de setenta y dos años: “mientras estamos allí y comemos los voluntarios de la parroquia están con nosotros, se interesan de nuestros problemas y nos preguntan sobre nosotros”.

Obreros pobres
“Los pobres obreros vienen a comer para sobrevivir- afirma un voluntario del comedor- porque la vida en el distrito central de Ho Chi Minh City- cuesta muchísimo. A veces están obligados a saltar las comidas porque no tienen suficiente dinero para comprar un puño de arroz o un poco de pan. Nuestro centro ayuda a centenares de obreros en estas condiciones. Vienen aquí, comen y comparten con los otros las dificultades de sus propias vidas”.

Nguyen Tuan Linh, estudiante de Ho Chi Minh City, cuenta: “Cuando vengo para comer aquí es como si fuese con mi familia. Este lugar está lleno de amor. Me sucede a menudo poder ayudar a la gente que viene aquí también para refrescarse. Estoy contento porque aquí he madurado, aprendí a amar a los otros. Espero que el padre Huong y los voluntarios tengan cada vez más posibilidades económicas para desarrollar este centro”.
Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda