Martes, 28 de septiembre de 2021

Religión en Libertad

Cáritas continúa en la defensa y apoyo de los pueblos indígenas frente a las actividades ilegales

Niños indígenas.
Cáritas ya ha destinado 11,5 millones de euros a los programas de desarrollo y ayuda humanitaria a poblaciones indígenas.

ReL

En el marco de la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas este 9 de agosto, Cáritas ha expresado su deseo de seguir acompañando a las comunidades nativas y a los pueblos indígenas afectados por las actividades ilegales y el Covid 19.

Por ello, Fernando Foncillas, técnico del Área de Cooperación Internacional de Cáritas, ha criticado que “las voces de los pueblos indígenas siguen sin tenerse en cuenta” y alerta que la crisis sanitaria ha agudizado las crisis económicas y sociales que afectaban a estos pueblos antes de la pandemia.

“No sólo se han tenido que proteger de la pandemia, que los ha golpeado con fuerza, sino que también han tenido que defenderse del aumento de las actividades ilegales que afectan a la tala de sus bosques y de la amenaza latente de la minería ilegal”, añade Ana Cristina García Morales, coordinadora de América Latina del Área de Cooperación Internacional.

Mons. David Martínez, obispo de Puerto Maldonado (Perú), sobre la necesidad de apoyo a la pobreza de los pueblos indígenas. 

En su compromiso con el apoyo a los pueblos indígenas, Cáritas ha apoyado 36 proyectos de desarrollo y ayuda humanitaria en distintas regiones del mundo, 28 de ellas en Hispanoamérica y otros 8 en Asia, acompañando a cerca de 147.000 personas.

En total, ascienden a 11,5 millones de euros los fondos destinados a esos programas, que han sido desarrollados por las Cáritas locales de Perú, Ecuador, Brasil, Bolivia, Colombia, Guatemala, Bangladesh y Filipinas.

El apoyo a los indígenas de Madre de Dios en Perú

Uno de los casos más representativos es el programa de apoyo a los indígenas de Madre de Dios, en Perú, apoyado por Cáritas Madre de Dios, Cáritas Diocesana de Málaga y Cáritas Española.

Este programa cuenta con la participación de siete comunidades nativas, conformadas por más de 211 familias de los pueblos Yine y Amahuaca presentes en la región amazónica. Con una economía basada principalmente en actividades extractivas que genera frecuentes conflictos en la región, Madre de Dios es el epicentro de la minería ilegal de oro en Perú.

“Desde 1985, la minería de oro no controlada ha destruido casi 960 kilómetros cuadrados de selva tropical en Madre de Dios, más de dos tercios de ella entre 2009 y 2017”, denuncia el Centro para la Ciencia e Innovación Amazónica (CINCIA).

Estas cifras se han multiplicado durante la pandemia y la paralización del país a causa del estado de emergencia, que ha afectado a sus organismos y a los operadores de justicia. Esto, a su vez, ha provocado que las actividades ilegales, al carecer de cualquier tipo de control, crezcan de una forma desproporcionada, afectando principalmente a territorios indígenas.

Un claro ejemplo es lo que acontece en la comunidad nativa Boca Pariamanu, donde se han instalado mineros ilegales –procedentes de la desmantelada ciudad ilegal de la Pampa tras la operación Mercurio (emprendida por el Gobierno peruano para erradicar la minería ilegal en la zona) –, a tan sólo 300 metros de ella.

La acción social de Cáritas en Puerto Maldonado con campesinos y comunidades indígenas. 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda