Lunes, 27 de mayo de 2019

Religión en Libertad

La diócesis de Manado, en Célebes, se organiza para ayudar tras el tsunami: convoy y donativos

AsiaNews

Los católicos en Célebes son pocos pero se han organizado para ayudar canalizando la generosidad de muchos
Los católicos en Célebes son pocos pero se han organizado para ayudar canalizando la generosidad de muchos

Voluntarios de la diócesis católica de Manado (Indonesia) distribuyen alimentos y ofrecen ayuda a las víctimas de los devastadores terremotos que el 28 de septiembre pasado se abatieron sobre la isla de Célebes (o Sulawesi, en lengua local).

La diócesis cubre un territorio con 6,5 millones de habitantes, pero solo unos 250.000 son católicos. La inmensa mayoría de la población es musulmana. 

Dos son las localidades donde los operadores llevan adelante la misión humanitaria: la parroquia del Sagrado Corazón de María, situada en el corazón de la ciudad de Palu y, poco distante de ésta, la Iglesia de San Pablo, en Talise Beach, la playa que quedó destruida tras el paso del tsunami que siguió al terremoto.

La provincia de Célebes Central, epicentro de la emergencia, está ubicada en el territorio de la diócesis de Manado (Célebes Norte), la cual, con los católicos de otras circunscripciones (Semarang, Yakarta, Pontianak y Malang), pusieron en marcha iniciativas y colectas de fondos para sostener a los sobrevivientes.

Ante la ayuda insuficiente para asistir a la población, en los últimos días, las autoridades han tenido que hacer frente a varios saqueos en masa. El obispo local, Benedictus Estephanus Rolly Untu, declara a AsiaNews que “la situación en la zona afectada está mejorando mucho en términos de seguridad”.

Hay casi 950 km de distancia entre Manado y Palu. Las carreteras están cortadas, los derrumbes y los puentes colapsados tornan sumamente difícil un viaje que lleva más de 21 horas a bordo de un automóvil. En el recorrido se atraviesa la provincia de Gorontalo, donde hay varias comunidades católicas.

Hemos enviado un convoy humanitario a la región central de la isla, escoltado por las Fuerzas armadas – afirma el prelado -. Afortunadamente, a la largo de la carretera que conecta Manado con Palu a través de Gorontalo hay tiendas de alimentos que, con mucho gusto, nos brindaron lo necesario para la expedición. El tesorero de la diócesis se ocupará de pagarlo todo más adelante”.

ayuda_catolica_indonesia2

El obispo Untu resalta “la generosidad mostrada por los propietarios, que refleja una fuerte solidaridad social hacia las desesperadas víctimas del desastre”. El obispo de Manado expresa estar “conmovido por estos gestos inesperados” y hace llegar su “reconocimiento por la contribución brindada por los lectores de AsiaNews  y de Sesawi.net”. El dinero de las colectas servirá para sostener la labor de la diócesis en favor de la reconstrucción, que llevará mucho tiempo y será costosa.   

El P. Steven Lalu, responsable de la Comisión de Comunicación social de Manado informa que, mientras tanto, un grupo de voluntarios provenientes de Bateleme-Tentena (Célebes Central) ha llegado a Palu luego de un largo viaje (video). “Llegué anoche, trayendo alimentos y artículos de primera necesidad, donados por la diócesis – afirma el sacerdote -. Los voluntarios los descargaron en la parroquia de San Pablo. Doy las gracias a todos los que donaron y a todo el clero de Manado”.  

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA