Jueves, 19 de mayo de 2022

Religión en Libertad

Iniciativa ecuménica peculiar en Rabat: católicos y evangélicos estudian juntos la misma teología

Algunos profesores y alumnos de Al Mowafaqa, el peculiar instituto de teología de Rabat, para católicos y evangélicos
Algunos profesores y alumnos de Al Mowafaqa, el peculiar instituto de teología de Rabat, para católicos y evangélicos

ReL

La revista Mundo Negro, ligada a los misioneros combonianos y especializada en asuntos africanos, ha difundido en su web una iniciativa ecuménica más que peculiar con motivo de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos: un instituto de Teología en Rabat (Marruecos) donde católicos y evangélicos estudian juntos, prácticamente las mismas asignaturas y obtienen un título oficial (en realidad dos, uno católico y otro evangélico).

Se trata del Instituto Ecuménico de Teología Al Mowafaqa de Rabat.

Su origen tiene sentido en las peculiares circunstancias de Marruecos: un país musulmán con muy pocos cristianos, la gran mayoría de ellos jóvenes inmigrantes subsaharianos o estudiantes universitarios de esos países.

Marruecos sólo reconoce dos iglesias oficialmente: la Iglesia Católica y una iglesia evangélica.

El centro nació en 2012, recibió alumnos en 2013 y se inauguró en 2014. Acudieron ministros del Gobierno a la inauguración, pero administrativamente el Estado no lo reconoce. Pero un decreto del Rey Hassan II de los años 80 autoriza a la Iglesia Católica a abrir escuelas, y tal es su estatus.

Casi no hay sacerdotes católicos en Marruecos, y también hay poquísimos pastores evangélicos bien formados. El entonces arzobispo de Rabat, Vincent Landel, y el presidente de la Iglesia evangélica en esos años, Samuel Amédro, eran buenos amigos y decidieron unir fuerzas para abrir y sostener el centro, que se llamó Instituto Ecuménico de Teología Al Mowafaqa ("el acuerdo", en árabe).

Desde julio de 2018, el director del Instituto Ecuménico de Teología Al Mowafaqa es el pastor camerunés Jean Koulagna. Biblista de formación y especializado en el Antiguo Testamento, está casado y tiene tres hijas. En su despacho, explicó a Mundo Negro que católicos y protestantes estudian allí la misma teología, aunque los títulos los expiden dos entidades distintas.

«Dos universidades francesas, el Instituto Católico de París y la Facultad de Teología protestante de Estrasburgo, tutelan nuestro centro, elaboran el programa de estudios y otorgan los títulos oficiales. Se trata de un mismo programa para católicos y protestantes, impartido por los mismos profesores y evaluados con los mismos exámenes, aunque luego los estudiantes reciban titulaciones diferentes»: los católicos un diploma universitario de Estudios Teológicos y los protestantes una licenciatura en Teología.

Una veintena de estudiantes siguen la formación de cuatro años en Teología. En su mayoría son africanos subsaharianos, futuros sacerdotes y pastores, pero también algunos laicos y asistentes pastorales enviados por la archidiócesis católica de Rabat.

Los profesores son entre 80 y 100, pero muy pocos viven en Marruecos. La mayoría vienen a Rabat durante uno o dos semanas para impartir su curso, siempre en francés. Llegan de Europa, Marruecos, África subsahariana, Estados Unidos y Canadá.

«Estamos obligados a organizar los cursos por sesiones semanales de 27 horas, todo concentrado para facilitar las clases presenciales. Los docentes vienen una semana, imparten su asignatura, evalúan y se van. Reconozco que no es lo ideal para asimilar bien las materias, pero la pequeñez del centro no permite tener profesores a tiempo pleno», señala Koulagna, el director.

Para ser alumno, se requiere un título previo de Secundaria. Hay alumnos de formación universitaria, otros de un nivel mucho menor. Todos tratan de adaptarse con paciencia y buena voluntad.

Los alumnos sólo cubren un tercio de los gastos

Las cuotas de los alumnos apenas cubren un tercio de los gastos. El resto lo cubren fundaciones católicas y protestantes. "No somos autosuficientes, estamos continuamente batallando para encontrar el dinero", señala el director del centro.

Desde hace 11 años, la archidiócesis de Rabat ha creado una peculiar plaza evangelizadora: los "asistentes pastorales". Suelen ser jóvenes subsaharianos que han terminado sus estudios universitarios en Marruecos.

La Iglesia les da una pequeña alojamiento, una pequeña paga y formación teológica en Al Mowafaqa. Ellos estudian teología de lunes a viernes y el fin de semana trabajan realizando apostolados en parroquias y centros católicos... que no siempre tienen párroco. Algo más de 20 chicos y chicas han pasado por esta experiencia, que dura 4 años.

El centro también ofrece un Certificado de Diálogo de Culturas y Religiones, un diploma que otorga el Instituto Católico de París. Esta formación interdisciplinar incluye 60 horas de estudio del árabe y asignaturas sobre islamología, pero se complementa con otras como Pedagogía Intercultural, Historia del Hecho Religioso en África, Sociología de las Religiones o Introducción al Judaísmo Contemporáneo, entre otras. Incluye visitas a lugares importantes de la cultura marroquí. La mayoría de sus estudiantes son sacerdotes, religiosas católicas y pastoress protestantes, sobre todo de África subsahariana. Un católico que llegue al país para servir el Evangelio aprenderá en este curso lo que necesita para entender el país y el contexto.

Formación informal

El Instituto también ofrece formación para los responsables de las "iglesias en casas", comunidades cristianas y grupos de oración que se reúnen en casas. De nuevo, la mayoría son subsaharianos. Según Koulagna, «no es un curso teológico y académico como tal, pero ayuda a estas personas cristianas que no encuentran su sitio ni en la Iglesia católica ni en las protestantes a estructurar mínimamente su pensamiento y su teología». Hoy son unas 40 personas las que participan en este cursillo de 24 horas.

Al Mowafaqa organiza también cursos de lenguas bíblicas, de árabe clásico y de dariya, el árabe popular marroquí.

Además, se organiza una infinidad de conferencias y actos culturales. Mientras que en los ciclos formativos los musulmanes no tienen permitida su inscripción, en los eventos no académicos participan todos los públicos, independientemente de la religión o procedencia.

El Papa Francisco, cuando visitó Marruecos en 2019, conoció esta escuela tan particular. «Considero un gesto profético la creación del Instituto Ecuménico Al Mowafaqa", dijo. "Esta loable iniciativa expresa la preocupación y la voluntad de los cristianos que viven en este país en construir puentes que manifiesten y sirvan a la fraternidad humana".

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda